EDITORIAL | Currículums escolares flexibles

 

  Una estrategia de Bienestar y Convivencia para el sistema escolar, y un consejo asesor para la Convivencia y la no Violencia presentó el ministerio de Educación (Mineduc),  como respuesta a los episodios de violencia escolar vividos en diferentes establecimientos del país desde el inicio de clases.

  La iniciativa incluye medidas a corto, mediano y largo plazo, que buscan aportar al cuidado y al reencuentro de las  familias, niños, niñas y adolescentes en este retorno a las aulas, tras prácticamente, dos años de clases remotas.

  Según se informó desde el Mineduc, la estrategia contempla la entrega de recursos pedagógicos de apoyo a las comunidades educativas y acciones de intervención directa en los establecimientos educacionales que presentan casos críticos.
A estas medidas se suma la conformación de un consejo asesor, que reúne a 13 expertos en salud mental, bienestar y convivencia, quienes serán los encargados de orientar políticas públicas a corto y largo plazo en estas materias.

  Al menos una veintena de hechos de violencia escolar de gravedad se registraron desde marzo a la fecha en Chile, incluidos lesiones con arma blanca, a los que se suma el cobarde ataque que recibió un profesor en Talcahuano, de parte de una apoderada que lo apuñaló por la espalda, en un incidente tan inusitado como incomprensible.

  En la búsqueda de explicaciones a este fenómeno, desde el ministerio de Educación sostienen que estas graves situaciones podrían tener una causa en el debilitamiento de las
relaciones sociales de los niños y jóvenes, luego de dos años de no presencialidad y de educación a distancia. Esto traería como consecuencia una dificultad para resolver las problemáticas entre pares, que se expresa en violencia física o verbal, dada la falta de herramientas sociales para solucionar situaciones de conflicto.

  Se añaden también las condiciones de precariedad económica y la violencia intrafamiliar dentro de muchas familias chilenas que se intensificaron durante el encierro en pandemia y, también, el deterioro de la convivencia que se hace patente en el país en el último tiempo.

  El ministro de Educación, Marco Antonio Ávila, explicó que una de las medidas que han surgido desde el Mineduc para apoyar a las comunidades es la flexibilización de la Jornada
Escolar Completa. Con ello, los establecimientos que lo soliciten podrían atender mejor sus dificultades de convivencia o de infraestructura, entre otras. “Ahí tenemos una deuda muy grande, porque en los meses anteriores al retorno presencial no fueron previstas las complejidades que iban a tener los establecimientos que no tenían casino o que no tenían el espacio de la infraestructura para que todos sus estudiantes volvieran”, manifestó el ministro.

  Expertos en educación han esbozado algunas ideas que contribuirían a lo propuesto por el Mineduc. Se habla de modificaciones estructurales del sistema educativo. Una alternativa sería trabajar en el desarrollo de currículums flexibles que se adapten a las necesidades educativas de cada establecimiento. Una medida que buscaría hacerse cargo de las diferencias e, incluso, de las vulnerabilidades que colegios y liceos del país evidencian desde hace años.

  Se pueden establecer lineamientos y objetivos generales que sean transversales para todos los escolares del país, pero se debe trabajar de forma diferenciada en las oportunidades que tienen los estudiantes para acceder a ellos. Una enseñanza de calidad no es aquella que solamente permite a los alumnos conseguir buenos resultados en las diferentes mediciones que se realizan durante su enseñanza escolar o en la prueba de ingreso a la universidad. Una enseñanza de calidad es aquella que también considera la diversidad social y cultural, así como los estilos de aprendizaje de sus alumnos, como una forma de entregar a todos posibilidades de aprender.

  Deben establecerse medidas urgentes para evitar episodios violentos como los que han hecho noticia en estos dos meses de clases, pero también es necesario rediseñar el sistema educativo, para que este se haga cargo de los diferentes contextos de los estudiantes chilenos

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES