Ejercita de manera segura

Antes de comenzar a entrenar es necesario realizarse un chequeo, para así evitar lesiones o agravar problemas de salud ya existentes. También es importante incorporar rutinas de ejercicio compatibles con la vida diaria.

(Fuente: Agencia de RRPP y Comunicaciones EK)

Todos sabemos que practicar regularmente actividad física tiene múltiples beneficios para nuestro cuerpo y nuestra mente: fortalece la salud cardíaca, ayuda al control de peso, genera huesos más fuertes, potencia la salud cerebral, y mejora la coordinación y el equilibrio. Pero no se trata solo de lanzarse a hacer ejercicio, pues lejos de aprovechar sus bondades, entrenar sin tomar los resguardos necesarios podría ocasionarnos lesiones o agravar algún problema de salud ya existente.

Para evitar esto, el kinesiólogo de Bupa Sport, Mauricio Hernández, aconseja comenzar por realizarse los chequeos adecuados y pensar en rutinas compatibles con la vida diaria. “Es importante estar atentos a los dolores que puedan surgir al entrenar, fatigas musculares o molestias que se extiendan por más de cuatro días. También a dolores de cabeza, mareos, náuseas y vómitos, entre otros, durante o después de realizado el ejercicio”.

Asimismo, dice, en caso de dificultad respiratoria -como la falta de aire, silbido del pecho o tos- durante el ejercicio o después de este es recomendable consultar con un médico para evitar otras complicaciones. “Si se presenta frecuencia cardíaca irregular o muy elevada para un ejercicio de baja o mediana intensidad, hay que verlo con un especialista y realizar los exámenes adecuados”, explica.

Una actividad que “nos guste”

El kinesiólogo también hace hincapié en que, al momento de escoger un deporte o actividad a realizar, la clave es elegir algo acorde con los gustos y realidad de cada persona. Así, por ejemplo, habría que tener en consideración un horario realista, que se pueda cumplir, y que idealmente permita realizar dicha actividad física al menos tres veces a la semana. “No es necesario hacer lo mismo todos los días, se puede ir variando. Así, el lunes se puede andar en bicicleta por el barrio, el miércoles, trotar o caminar, y el fin de semana, subir el cerro. Siempre hay un deporte o ejercicio que nos acomode, lo importante es encontrar la que más nos guste y que sea factible de realizar”, sostiene.

Salud mental

Pero la actividad física no solo es beneficiosa para el cuerpo, sino que también es muy importante para la salud mental. De este modo, ejercitarse regularmente puede contribuir a reducir el estrés, y a controlar la ansiedad y la depresión, así como otras patologías de este tipo, ya que ayuda a estabilizar el ánimo y favorece la autoimagen. “En este sentido, me gustaría recordar también el relevante rol que tienen los padres o cuidadores de niños en motivarlos a realizar actividad física desde pequeños, que es la etapa en que se forman los hábitos”, puntualizó.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES