El afán por nuevos desafíos

En las últimas semanas, VTR modificó su imagen corporativa, mientras se prepara para su esperado aterrizaje al competitivo mundo de la telefonía móvil, con lo cual se convertirá en una empresa “4 Play”. Sus metas son siempre ambiciosas, sin dejar de lado iniciativas sociales, como el proyecto Bibliotecas Digitales, e incluso en el deporte, a través de la organización, por segundo año consecutivo, de la Vuelta Chile.

Un cambio en su imagen corporativa fue la nueva apuesta que VTR concretó hace unas semanas, transformaciones que coincidirán con su próxima llegada al “mundo móvil”, suceso para el cual la Compañía se ha preparado durante los últimos años, y “una clara señal de una empresa en constante movimiento y que apuesta en grande”, como manifiestan sus ejecutivos.
Ya en el 2008 había modificado su logo, pasando a un ícono rojo (isotipo) junto a las letras VTR y la frase “Lo que nos gusta de la vida”. Con esa estrategia se buscó “humanizar la tecnología y generar cercanía con los consumidores”. Ahora, con la irrupción de la “La vida color VTR”, la nueva imagen mantiene el logotipo habitual, pero evoluciona desde el tradicional rojo a una propuesta más osada gráficamente, que incluye una gama de 25 colores. Este cambio busca integrar bajo una misma marca el negocio fijo de la compañía (televisión, teléfono residencial e Internet) con su ingreso a la telefonía y a la banda ancha móvil.
“Nuestra nueva imagen refleja la diversidad y los matices de la sociedad que estamos viviendo, por lo que este relanzamiento contempla todo nuestro branding, desde sucursales y camionetas, hasta su publicidad masiva a nivel nacional”, explica el Gerente Zona Sur de VTR, Ricardo Tapia Martinic.
De esta manera -agrega- “queda en evidencia que estamos trabajando por ser una empresa dinámica, que busca entregar siempre propuestas mejores y diferentes, sobre todo cuando prontamente asumiremos el tremendo desafío de ser protagonistas en el mercado móvil”.

Innovación para los niños

Como parte de su gestión y en el marco de su política de Responsabilidad Social, una de las acciones señeras para VTR ha sido el desarrollo e implementación de proyectos que beneficien de manera directa a los escolares del país.
A sus planes en establecimientos educacionales bajo los convenios Novasur, en asociación con el Consejo Nacional de Televisión y de Enlaces, junto al Mineduc, VTR también realiza esfuerzos por capacitar a padres y niños mediante programas propios como el reconocido Internet Segura.
A estas acciones se agregó hace un año el diseño e implementación del proyecto “Bibliotecas Digitales para Chile”, iniciativa inédita que beneficiará a un total de 30 establecimientos educacionales municipalizados en Curicó, Talca, Constitución, Linares, Parral, Concepción y Talcahuano, ciudades que resultaron afectadas por el terremoto de febrero de 2010.
Cada una de estas bibliotecas está equipada con 50 lectores digitales, cargados con 50 títulos de literatura complementaria, que beneficiarán a unos 18 mil estudiantes desde séptimo básico hasta cuarto medio, y que se traduce en 2.500 e-readers y 125.000 e-books.
“A la fecha, hemos entregado más de 30 bibliotecas digitales, es decir, más de 1.500 lectores en las regiones del Maule y del Biobío. Lamentablemente las movilizaciones estudiantiles han afectado nuestro cronograma de entregas a otros establecimientos y tampoco han permitido el uso de esta tecnología por parte de los niños. De todas formas, algunas escuelas y colegios que siguieron en clases han podido disfrutar y constatar el positivo impacto que estos equipos tienen en el incentivo a leer como en mejorar los índices de comprensión de lectura”, dice Ricardo Tapia.
El ejecutivo explica que este proyecto no sólo se reduce a la entrega de los lectores, sino que también contempla la organización de talleres de uso pedagógico para todos los profesores de los colegios beneficiados y, posteriormente, considera la aplicación de un estudio -encargado al Departamento de Estudios Sociológicos de la Universidad Católica de Chile- para evaluar y efectuar un seguimiento serio y responsable al proyecto. “Quién sabe si el Ministerio de Educación decide en los próximos años despachar sus libros en formato digital, considerando ahorros hasta en temas como transportes y almacenamiento”, agrega.
Y este optimismo también tiene sustento en las primeras conclusiones que en el primer año de funcionamiento del proyecto hacen los docentes de Lenguaje de la Escuela Dama Blanca y del Colegio Simons, de Talcahuano, quienes tienen un calendario de clases con el uso de los e-readers y han notificado, incluso, los beneficios para la economía de las familias de los niños. “Nos cuentan que antes, como profesores, debían comprar los libros, rendir la boleta y luego pedir alrededor de 5 mil pesos a cada uno de los apoderados por la fotocopia de un solo texto. Ahora, en cambio, está en formato digital y totalmente gratuito para todos los alumnos”, dice.

Caravana multicolor por el sur

Otra de las acciones que VTR desarrollará en el sur del país es la Vuelta Chile 2012, cuya organización se adjudicó por un período de 3 años, siendo la próxima la segunda ocasión en que se hace cargo, junto al Instituto Nacional del Deporte y la Federación Ciclista de Chile, de esta actividad.
La versión 2012 se realizará entre el 5 y el 15 de enero en el norte, centro y sur del país. Inscrita como la primera prueba del año en el calendario de la Unión Ciclista Internacional (UCI), la Vuelta Chile contará con 10 etapas: comenzará en La Serena, siguiendo en Los Vilos, Viña del Mar, Valparaíso y Santiago. Luego, continuará en Puerto Montt, Osorno, Valdivia, Pucón, Temuco, Los Ángeles, Talca, Curicó y Rancagua, para finalizar en Santiago. Todas las etapas suman en total más de 1.350 kilómetros, 150 kilómetros adicionales a la Vuelta Chile 2011.
“Con el objetivo inicial de fortalecer el ciclismo competitivo en Chile, la Vuelta Chile 2012 incorporará pruebas más exigentes que la carrera anterior. Entre ellas se cuentan 13 metas montañas, versus 8 del 2011; una prueba contrarreloj por equipo y una prueba plana de 222 kilómetros que tendrá a Los Ángeles como meta”.
La versión 2012 privilegiará los recorridos urbanos respecto de las rutas concesionadas, con el propósito de lograr una mayor participación del público. “En este punto podemos destacar el tramo Valdivia con llegada en Pucón, que se hará a mediados de enero, en plena fecha estival con miles de turistas en esa zona”, destaca.
Añade que se considera la participación de 20 equipos (10 nacionales y 10 internacionales) integrados cada uno por seis ciclistas, lo que arroja un total de 120 competidores. A los que se suman sus respectivos cuerpos técnicos, compuestos por un director de equipo, un mecánico y un masajista. Junto a ello, la organización y producción aporta otro grupo de 150 personas, obteniendo finalmente un total de unos 350 individuos que se mueven en torno a la prueba.
 

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES