El desafío de la UCSC de formar profesionales comprometidos con la sociedad

Los estudiantes de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad Católica de la Santísima Concepción trabajan llenos de entusiasmo en una iniciativa solidaria que ha beneficiado a casi 30 micro y pequeños empresarios de Talcahuano.

UCSC-CUBILLOS.jpgEl empresario y deportista Felipe Cubillos, a través de su iniciativa Desafío Levantemos Chile, se transformó en un ejemplo luego del terremoto, ya que junto a su equipo de trabajo logró unir y movilizar a todos aquellos que desean colaborar en el proceso de reconstrucción del país. Eso fue lo que lo motivó a visitar nuevamente Concepción, y a arribar por segunda vez en la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (FACEA- UCSC) para reunirse con sus estudiantes.
Los jóvenes, quienes integran un proyecto solidario que va en ayuda de las pequeñas empresas de Talcahuano afectadas por el terremoto, otorgan asesoría en ámbitos como gestión financiera y comercial, administración, asesoría en postulación de líneas de crédito y fondos concursables, siguiendo el modelo de “gestión eficiente” de Cubillos.
Para el Decano de la FACEA-UCSC, Iván Valenzuela Díaz, el interés de los estudiantes por colaborar con la reconstrucción refleja el sello de la UCSC y el objetivo de la Facultad, que es contribuir al progreso regional mediante la formación de profesionales innovadores en el desarrollo de negocios y convertirse en un referente académico y valórico. “La mejor manera de formar profesionales integrales es permitiendo a los jóvenes aplicar sus conocimientos y, sobre todo, en contextos diferentes a los propios, conectando el aprendizaje con labores solidarias”, afirma.
Agrega que la Facultad está trabajando en forma paralela en la construcción de casas en el sector de Santa Clara, pero que sabían que podían dar mucho más. A su juicio, “qué mejor que contribuir también desde nuestra especialidad, que son las ciencias económicas y administrativas”.

Talcahuano se levanta

Las huellas que dejó el terremoto del pasado 27 de febrero fueron profundas en el comercio de Talcahuano. Abundan las imágenes de destrucción y de la desolación de sus habitantes. Sin embargo, luego de cuatro meses, la ciudad puerto se esfuerza en ponerse de pie, y los estudiantes de la FACEA de la UCSC están entregando todos sus conocimientos y solidaridad para levantar a los pequeños comerciantes del sector.
Según el Jefe de Carrera de Ingeniería Comercial de la UCSC, Jorge Espinoza Benavides, el contexto de la comuna demostraba que la información con la que contaba la Municipalidad de Talcahuano respecto del impacto económico del terremoto incluía a empresas medianas y grandes, por lo que resultaba poco representativa para la MIPE (Micro y Pequeña Empresa), las más impactadas por el terremoto.
“La FACEA-UCSC se planteó como desafío levantar información representativa sobre la realidad que afecta a los MIPE, cómo fueron afectados con el desastre natural y conocer sus expectativas futuras en este nuevo contexto”, detalló.
Según el docente Dr. Mauricio Jara Bertin, quien participa activamente guiando a los estudiantes, “la motivación está en concordancia con la función social de la Universidad que busca formar parte de los procesos del entorno y contribuir al desarrollo integral de la sociedad”. El profesional agrega que uno de los objetivos de la FACEA se basa en fortalecer su relación con el tejido empresarial e institucional, buscando un mejor posicionamiento en el ámbito académico y en la entrega de valores.

“Lo ideal es andar en terreno”

En su segunda visita a la FACEA de la UCSC, Felipe Cubillos pudo conocer la iniciativa que lleva a cabo la Facultad.
“Lo que están haciendo estos futuros profesionales merece ser destacado, ya que la mejor forma de aportar en la reconstrucción es entregando lo que mejor que sabes hacer”, comentó, e instó a los jóvenes a seguir con el proyecto solidario a través del tiempo.
La dinámica aplicada, según el empresario, resulta “genial porque lo ideal es andar en terreno, escuchando a la gente, ya que la lógica es trabajar rápido. Además, esto demuestra que la gestión eficiente se puede hacer, y con harto cariño, como lo hacemos día a día en Desafío Levantemos Chile”, según comentó luego de reunirse con los estudiantes de la Facultad. En la oportunidad también manifestó su interés de alinear el trabajo de la Fundación Imagina -que busca contribuir al desarrollo de la cultura emprendedora de los sectores populares y de la cual él forma parte- con la labor de apoyo a los pequeños comerciantes realizada por FACEA.

Sello UCSC: “Esta experiencia reafirma nuestra responsabilidad social”

Durante la semana se reúnen en una improvisada oficina que les facilitó la ONG Seguridad Humana, allí realizan su práctica profesional entregando apoyo a los comerciantes porteños que lo perdieron todo.
Francisco Beltrán, quien cursa quinto año de Ingeniería Comercial, no dudó en involucrarse en el proyecto solidario. “Esta experiencia reafirma que nuestra sociedad necesita profesionales reales, y eso sólo se consigue involucrándonos en el contexto de una empresa, no importa su tamaño, porque uno se forma en ella y con quienes la integran”, comenta.
Su compañero, Iván Sáez fue uno de los primeros en involucrarse en el proyecto. “Este es un gran desafío antes de ser profesional y los comerciantes con quienes he compartido me están dejando grandes enseñanzas”. Agrega que esperan generar confianza en aquellos que perdieron su fuente productiva y ayudarlos a descubrir y potenciar sus habilidades.
Para Felipe Palma la experiencia ha sido enriquecedora. “Estamos conociendo realidades opuestas a lo cotidiano. Es increíble, porque ves a la gente motivada sacando toda su creatividad para salir adelante”, enfatiza. Su compañero Alberto Escobar cuenta que está a punto de titularse y cree que “el valor de esta experiencia es impagable, al mostrarnos cómo personas con tan pocos recursos pueden formar una empresa”.
Pero el valor que otorgan estos jóvenes a su práctica profesional no es lo único en lo que coinciden, ya que para ellos el apoyo de la Universidad ha sido fundamental. “Esta experiencia reafirma la responsabilidad social que tenemos como estudiantes y en ese sentido la Universidad nos ha respaldado en todo, acá hemos visto reflejado más que nunca el “Apoyamos tus Talentos”. Nos sentimos más identificados con nuestra Facultad y con la UCSC”, finalizan.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES