El “estilo Valenzuela” se tomó la Seremi de Economía

El nuevo encargado de la cartera regional da cuenta de los énfasis que dará a su gestión para la consecución de los objetivos trazados. Explica que su administración se caracterizará por una efectiva articulación de distintos actores y un comprometido apoyo al dinamismo económico impulsado por las pymes.

publi-seremi-IMG_0392El jueves primero de octubre, Iván Valenzuela Díaz asumió como Secretario Regional Ministerial de Economía, Fomento y Turismo del Biobío. Hasta entonces se había desempeñado como Director del Centro de Estudios y Desarrollo Asia Pacífico (CEDAP) y a su haber contaba con una respetada carrera académica en la que destaca su función como ex Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad Católica de la Santísima Concepción.

Desde su nuevo cargo en el Gobierno, la autoridad explica los desafíos más relevantes planteados por el ministro de su cartera, Luis Felipe Céspedes, y por el Intendente Rodrigo Díaz, además de comentar sobre el sello que quiere dar a su gestión.

Así, señala que en materia de productividad, el gobierno de la Presidenta Bachelet tiene objetivos claros y definidos, los que se concretan a través de la Agenda de Productividad que establece cuatro objetivos claves: promover la diversificación y desarrollo productivo, impulsar sectores con alto potencial de crecimiento, aumentar la productividad de empresas y generar impulso para nuestras exportaciones. En resumen, diversificar la economía nacional. 

Programa Salud + Desarrollo

En el contexto de la implementación de la Agenda de Productividad, se propone implementar el programa Salud + Desarrollo, que reconoce el potencial del ámbito de la salud como un sector productivo relevante para la Región del Biobío y para el país. “Me he enfocado en liderar la articulación de actores del ámbito empresarial, del sector público, que son quienes establecen las políticas, y de las universidades, que poseen capacidad para apoyar la innovación y el emprendimiento. Éste es el modelo usado por economías desarrolladas para agregar valor. En este sentido, la industria de la salud es un polo muy interesante, porque soluciona nuestros problemas médicos y, a la vez, concibe tecnología, innovación, productos y subproductos. Todo lo anterior, sin perder de vista al paciente”, explica el seremi Valenzuela, quien indica que actualmente los distintos actores del sector están trabajando de forma colaborativa.

“En el centro de este esquema se encuentra el Hospital Guillermo Grant Benavente de Concepción, que más que un centro médico es una gran organización, pues por su alto grado de complejidad recibe pacientes provenientes del centro y sur del país. Mi objetivo como líder del programa estratégico en la Región es optimizar la gestión, incorporando innovación y tecnología, con lo que se disminuyen brechas, a través de, por ejemplo, la disponibilidad de información en línea”, destaca.

El “sello”

En las pocas semanas que el seremi de Economía lleva a cargo de la cartera regional, su gestión ha logrado articular a diversos actores del sector, y formular objetivos concretos en conjunto con el empresariado, la academia y el sector público. “Tengo cuatro mandatos planteados por el Intendente: implementar la Agenda de Productividad; la internacionalización de Biobío, que se traduce en continuar con la gestión de la Red de Colaboración con China; la aplicación de la Estrategia Regional de Desarrollo, cuyos objetivos están alineados con los del Ministerio, y la agilización de la inversión, que ha estado decayendo, pero es menester reconocer que este descenso se genera desde antes que asumiera el actual Gobierno”, señala Valenzuela. 

El foco de su trabajo también está en el fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas, esto se expresa en acciones concretas como el impulso y liderazgo de la Red Sello Pro Pyme, como el cierre de la Semana de la Pyme del Ministerio de Economía, instancia dondee grandes empresas -CAP, Essbio y Lota Protein- ya se comprometieron con efectuar un pago justo y a tiempo a sus proveedores, y adoptaron el segundo compromiso de alentar a sus pares para que se sumen a esta iniciativa. Además, la Universidad de Concepción, a través de su Vicerrectoría de Relaciones Institucionales y Vinculación con el Medio, participará en el seguimiento y capacitación de las personas que dan vida a estas pequeñas empresas por medio de sus memoristas, como un aporte real a la construcción de capital humano desde la colaboración público, privada y de la universidad.  

Colusión empresarial

El Seremi es tajante: “Son actos repudiables. Es una realidad que la economía de mercado tiene ciertas fallas. Y como lo ha dicho reiteradamente nuestro Ministro, la única forma para desincentivar la creación de estos carteles es con penas y multas que se ajusten al daño que estas empresas le hacen a los consumidores y a las pymes, que siempre compitieron con desventaja a nivel regional, como por ejemplo, FPC Tissue. Por eso, la Presidenta dio suma urgencia al proyecto de ley que castiga la colusión: una señal de tranquilidad para la ciudadanía y de alerta para quienes piensan que pueden hacer negocio de un acto de colusión”, puntualiza.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES