EL GRAN SALTO DEL CINE CHILENO

María Angélica Blanco Periodista y escritora.

Se ha escrito mucho sobre el tema, pero no puedo dejar de reconocer que el cine chileno demostró que es posible conquistar no sólo a la esquiva Academia, sino que  también captar masivas audiencias. Me refiero a Una mujer fantástica, el primer filme nacional que ganó el Óscar a la Mejor Película en Lengua Extranjera en la noventa edición del premio.

Chile se convirtió en el segundo país latinoamericano, después de Argentina, en obtener el ansiado galardón. Dos años atrás, con Historia de un Oso, el cine nacional ingresó por primera vez a las grandes ligas, adjudicándose el Óscar al Mejor Cortometraje Animado.

Ambos reconocimientos confirman el gran salto de la cinematografía local al entrar en una nueva etapa en que aborda temáticas variadas y universales que facilitan su llegada a mercados extranjeros.

¿Cuáles fueron las claves del éxito de Una mujer fantástica? En primer lugar, la determinación de su director, Sebastián Lelio, por instalar un tema transversal y polémico como es la inclusión y los derechos de grupos sociales antes ignorados o invisibles, como los hombres y mujeres trans. Un gran acierto de Lelio fue elegir a Daniela Vega como protagonista, una actriz  luchadora, desprejuiciada y de imponente estampa, quien está dando una gran batalla para que se reconozca legalmente su condición de mujer. Sin duda, el joven cineasta está viviendo su mejor momento. Muy pronto estrenará en Las Vegas el remake de Gloria, también bajo su dirección, con la actuación de Julianne Moore y, en abril próximo, Disobedience, su primera película de habla inglesa, con las actrices Rachel Weisz y Rachel Mc Adams.

El productor Juan de Dios Larraín reveló a los medios que otro de los factores que influyeron en su éxito fue la campaña de marketing desplegada al exhibir la cinta en festivales icónicos: el Festival de Cine de Berlín, de Canadá y el de Telluride, en Colorado, que este año convocó a muchos miembros de la Academia.

El crítico de cine del  New York Times, Albert Scott, escribió  elogiosos comentarios en su columna y ello motivó que importantes diarios norteamericanos posicionaran a la película como una de las favoritas en competencia.

Desde hace algunos años nuestra cinematografía viene consolidando su madurez, obteniendo estímulos y reconocimientos más allá de nuestras fronteras. Es el caso de dramas que calaron hondo en el público femenino, como Bombal y Teresa, esta última dirigida por Tatiana Gaviola, que narran la vida de dos mujeres adelantadas para su tiempo, transgresoras, rebeldes y geniales, como fueron María Luisa Bombal y Teresa Wilms, cintas de excelente ambientación de época y muy buenas interpretaciones de Blanca y Francisca Lewin.

La Once, dirigida por Maite Alberdi, distinguida con el premio a la Mejor Dirección en el Festival de Amsterdam,  es un buen augurio para pensar que no está lejos el día en que el próximo Óscar para un filme de factura nacional sea ganado por una cineasta chilena.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES