EL PASO A PASO DEL BIOBÍO

Biobío despide el séptimo mes del año como la segunda región -detrás de la Metropolitana- con la mayor cantidad de casos nuevos de Covid-19.

Según la autoridad sanitaria, sus 33 comunas cumplirían con los requisitos para instalarse en la etapa de Preparación del plan Paso a Paso, una estrategia ideada por el gobierno para enfrentar la pandemia, “según la situación sanitaria de cada zona en particular”.

El avance o el retroceso que pudiese tener un área territorial dentro de esta planificación gradual estará supeditado a la trazabilidad alcanzada, a la mejoría de indicadores epidemiológicos y a la situación de la red asistencial.

Por ello, el paso de Biobío desde la Preparación hacia una etapa de Apertura Inicial -como ya viven las regiones de Aysén, Los Ríos y, desde esta semana, La Araucaníadependería, por ejemplo, de que la ocupación UCI y la positividad regional fueran menor o iguales de 85 % y 10 %, respectivamente. Asimismo, que el porcentaje de casos contactados en menos de 48 horas fuese mayor de 80 % y que el de casos nuevos que vienen de contactos en seguimiento fuera mayor o igual a 60 %.

El plan también detalla que cada avance debe mantener el cumplimiento de los indicadores alcanzados, como mínimo, durante dos semanas antes de pasar a la siguiente fase.

La diversa realidad de las comunas de Biobío mueve a pensar sobre si en esta zona podría replicarse la experiencia de las regiones que migraron completamente hacia una Apertura Inicial o, en cambio, deberían tomarse decisiones por grupos de comunas, como ocurre en la Región Metropolitana.

Lo anterior es una variable que deben tener en cuenta las autoridades encargadas de decidir la ruta del plan de desconfinamiento de la región en que vivimos.

La situación de Talcahuano merece especial atención, debido a que aparece como la comuna con más casos activos de Biobío, escenario que ha llevado a su alcalde a solicitar el establecimiento de cuarentena o, al menos, de cordones sanitarios para evitar la propagación del virus.

Paralelamente, el Comité Científico Covid- 19 ha puesto en el debate otro aspecto que refleja una particularidad de Biobío respecto del resto del país: su dependencia de la situación sanitaria de las regiones donde se aloja el clúster minero nortino, dada la cantidad de trabajadores residentes, mayoritariamente, en las provincias de Concepción y de Arauco, que tienen su fuente laboral en la industria minera. Dicha singularidad obligaría, según expresa este grupo de expertos, a desplegar una estrategia de testeo proactivo en el ingreso a la región para identificar a personas positivas.

Esta diversidad que presenta Biobío, con territorios con vocaciones productivas y realidades laborales propias, también se refleja en la dispar disponibilidad de recursos sanitarios que tienen sus comunas para hacer frente a los requerimientos asistenciales de la pandemia, razones que se suman para que cada determinación que provenga desde el nivel central tenga en cuenta estas peculiaridades.

Tan relevante como lo anterior, es que exista una comunicación fluida entre las autoridades regionales y locales para que las necesidades de esta realidad diversa lleguen a quienes decidirán las medidas que regirán en la región.

El desconfinamiento progresivo debe obedecer a criterios técnicos, como los indicadores establecidos en el Paso a Paso para avanzar de una etapa a otra dentro del plan. Sin embargo, tiene que considerar también las características propias de las unidades territoriales donde esta se aplicará y, especialmente, incorporar a los municipios en la discusión de aquellas decisiones. La experiencia y conocimiento de los gobiernos locales han sido un aporte en la gestión de la pandemia. Desoír sus peticiones podría repetir errores y descoordinaciones que a esta altura del partido ya no nos podemos permitir.

 

 

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES