El regreso del prócer

col-ust-1
Roger Sepúlveda Rector Universidad Santo Tomás Concepción

Hace unas semanas arribaron desde el Cementerio General de Santiago, los restos mortales de Juan Martínez de Rozas (1758-1813), político y abogado penquista, nacido en Mendoza, y uno de los más destacados próceres de nuestra Patria.

En una sencilla, pero solemne ceremonia, el alcalde penquista Álvaro Ortiz, junto a otras autoridades civiles y militares, le rindieron homenaje por su aporte al proceso de Independencia de Chile, con la intención de relevar el papel que Concepción y su gente tienen en la historia de nuestro país.

Martínez de Rozas, o “Rozas” como le gustaba que le llamaran, regresó a la zona con todo el boato que por derecho le corresponde: en un carro fúnebre, cuyo féretro iba cubierto con la bandera chilena y flores, y custodiado por seis carabineros motorizados, tres en cada costado.

La iniciativa de traerlo a Concepción es fruto del esfuerzo de una serie de vecinos, principalmente historiadores, gente de la cultura y la política, quienes entienden que es aquí donde debe descansar eternamente y formar parte del llamado Panteón de la Patria, proyecto que estará ubicado en el Cementerio General de Concepción.

La llegada de Rozas nos debiera hacer reflexionar sobre cómo los héroes influyen en nuestra identidad. Si bien se ha hablado bastante sobre el tema, creo necesario insistir en el desconocimiento que los penquistas tenemos de su figura, quien por cierto ejerció como presidente interino de la Primera Junta Nacional de Gobierno y cuya gestión permitió establecer el Congreso Nacional.

Es importante también valorar la creación de un Panteón de la Patria, que nos identifique como cuna de hombres libres y líderes para el país y el mundo.

Historia y memoria van de la mano. No puede existir identidad si se desconoce el origen. La llegada de Juan Martínez de Rozas formará parte del ethos de nuestra ciudad, de sabernos herederos de una rica tradición y patrimonio no material, como la de ser capital del rock nacional (la Manchester chilena), la cuna de movimientos políticos o la ciudad de paso en la formación de capital humano avanzado y muy posiblemente, en un futuro cercano, un importante polo de desarrollo de las industrias creativas y de tecnología aplicada.

Por ello, gracias Juan Martínez de Rozas por iluminar nuestro camino, por volver a tu ciudad en la cual desarrollaste tu carrera profesional y familiar, y -sobre todo- por ser un referente para nosotros y quienes nos siguen en este tránsito llamado vida.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES