Eliminación de tatuajes en Skin Center Moderno láser permite retroceder el tiempo sin dañar la piel

Los tatuajes no tienen por qué ser para toda la vida. Hoy, en Skin Center son removidos de manera efectiva y segura, sin ocasionar daños en la zona tratada y con resultados altamente satisfactorios, gracias a una moderna tecnología láser que solo actúa sobre las áreas pigmentadas.

Muchos son los motivos para remover un tatuaje: quizás el resultado no fue el esperado, o su forma y color se alteraron con el paso del tiempo. Tal vez así lo exige un futuro puesto de trabajo o, bien, aquel nombre plasmado en la piel con tanto amor ya no inspira el mismo sentimiento. Sea cual sea la razón por la que ya no quieres que ese tatuaje te siga acompañando, la clínica dermoestética Skin Center te brinda la mejor solución para eliminarlo, de la mano de tecnología láser de vanguardia.

“Trabajamos con el equipo Spectra XT, de la marca Lutronic, el láser más potente y eficaz del mercado, que nos permite garantizar los mejores resultados a la hora de remover tatuajes. No solo logramos borrarlo, sino que lo hacemos sin afectar la piel, que permanece sana y en buen estado”, indica Mariana Velásquez, kinesióloga de Skin Center.

Seguro y efectivo

El equipo de vanguardia usado para la remoción de tatuajes, detalla la profesional, emite un láser de tipo Nd:YAG (neodimio yag), con tecnología Q-Switched, que permite programar longitudes de onda específicas para eliminar lo requerido, sin afectar el resto de la piel.

“Esas partículas de tinta absorben la energía, se fragmentan, se fagocitan y, finalmente, son eliminadas a través del sistema linfático del paciente. Como el láser posee longitudes de onda específicas para un color, la energía aplicada actúa solo sobre el pigmento, sin afectar las estructuras adyacentes y sin dañar la piel. Por tanto, es un procedimiento no invasivo, seguro y eficaz”, detalla. La prueba de esto sería la ausencia de cicatrices al finalizar el procedimiento, y una piel totalmente indemne.

La kinesióloga destaca que los resultados son visibles desde la primera sesión, cuando se comienza a notar una disminución en el tono del tatuaje. “En general, el procedimiento es muy efectivo, logrando eliminarse totalmente el dibujo, sobre todo en aquellos en que se usó solo tinta negra. Si tiene más colores, se puede borrar entre un 85 y un 90 por ciento del dibujo, y lo que queda, no es apreciable a simple vista”.

Y es que, tal como informa Mariana Velásquez, la remoción de un tatuaje depende principalmente de tres factores: el tipo de tinta utilizado, sus colores y su profundidad. Es por eso que, antes de comenzar un tratamiento, es fundamental revisar al paciente. “En la evaluación, que es gratuita y realizada por kinesiólogas certificadas por el ministerio de Salud y capacitadas en el uso de tecnología láser, se revisa el tatuaje del paciente y se le informa de los resultados que podría esperar tras este procedimiento”, explica.

Resultados sin dolor

La kinesióloga señala que otra de las ventajas de este tratamiento es que asegura un procedimiento cómodo y casi sin dolor. “Solo se percibe una molestia, similar a la de la realización del propio tatuaje pero, además, para mayor tranquilidad del paciente, en casos de muy baja tolerancia al dolor, podemos aplicar anestesia tópica o compresas frías para minimizar el malestar”.

Además de ser un procedimiento no invasivo, seguro, eficaz y casi indoloro, en general, el resultado final puede alcanzarse a partir de solo seis sesiones. Eso sí, entre cada aplicación de láser se deben dejar pasar cuatro semanas, tiempo requerido para que la piel de la zona tratada se restaure. “Básicamente, la idea es que la piel se desinflame y desaparezcan las ampollitas que, de manera normal, podrían presentarse los primeros días posteriores al uso del láser”, detalla.

En cuanto a los cuidados post tratamiento, son bastante simples: usar una crema regenerativa cuando se desprenda el parche protector, y siempre aplicar bloqueador solar para evitar que aparezcan manchas en la zona tratada.

RAZONES PARA NO REMOVER UN TATUAJE

Aunque se trata de una técnica segura y eficiente, la kinesióloga Mariana Velásquez aclara que el procedimiento está contraindicado para personas con facilidad para generar queloides, quienes padecen patologías, como la epilepsia, o aquellos que estén consumiendo antibióticos, o suplementos de vitamina C, D o E. “En esta última situación, se debe esperar una semana después de que finalicen el tratamiento medicamentoso para comenzar con las sesiones”.

En el caso de menores de edad, se requiere autorización de sus padres o tutores y, si son mujeres gestantes o lactantes, autorización de su médico tratante.
Más información en:
Skin Center Concepción
Paicaví 483,
Teléfono (41) 246 2695
https://www.facebook.com/skincenterchile/

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES