Emprendedores

LatinoType, creadores de tipografía con letra chilena

Amantes del diseño, dos amigos  que durante años habían comercializado tipografías para empresas extranjeras, se unieron para formar su propia distribuidora en Chile. Miguel Hernández y Luciano Vergara estaban cansados de vender para otros, con las consiguientes desventajas económicas  para ambos, y decidieron iniciar su propia firma, LatinoType (www.latinotype.com) y crear tipos de letra con identidad chilena. Hoy, al equipo se sumó Daniel Hernández.
Luciano Vergara explica que el éxito de la iniciativa  radica en la experiencia  que tenía en el diseño y en la distribución de fuentes, factores que los han convertido en pioneros en la venta de tipografías en el extranjero, con un abecedario completo de minúsculas y mayúsculas, números y tildes  que se usan en logotipos, revistas, afiches, imágenes corporativas, páginas web y  en otras aplicaciones.
La novedad de los productos creados por estos jóvenes es el estilo latino-americano, distinto a los  norteamericanos y europeos. Comentan que sus productos son únicos, pues consideran la identidad cultural de Chile y Latinoamérica, pero con la calidad y estándares técnicos  que exigen las agencias de diseño y publicidad de todo el mundo. Un punto que llama la atención es la incorporación de muchos diacríticos o tildes y características novedosas como ligaduras que nacen de la cultura latina.
Estos jóvenes sienten el orgullo de ser la primera fundición tipográfica chilena que exporta a través de diversos medios de venta electrónicos, pero trabajan para convertirse en la más importante distribuidora latinoamericana de tipografía y transformar a Chile en un polo de desarrollo de estos productos.
Reconocen que con trabajo y tesón han logrado entrar al mercado internacional. Luego de intentar en Chile con una agresiva estrategia de ventas, decidieron que el mercado nacional aún estaba inmaduro e iniciaron su proyección más allá de las fronteras.  Hoy tienen cientos clientes en todo el mundo. Actualmente trabajan en la expansión de su catálogo e invitando a nuevos diseñadores a distribuir sus productos a través de Latinotype, expandiendo el mercado y adicionando nuevas prestaciones  a las fuentes creadas. Añaden que el apoyo de Innova Bío Bío de Corfo  ha sido fundamental para iniciar esta nueva etapa de crecimiento a nivel internacional

Kampers “made in” Chillán

Juan Fernando Sandoval se dedica a la restauración de furgones kombis para convertirlos en espectaculares kampers, dotados de instalaciones y los accesorios necesarios para realizar largos viajes de negocios o vacaciones familiares.
Todo partió el día en que vio una casa rodante por internet y prometió que alguna vez sería el propietario de una de esas “joyitas”. Pero como no tenía los recursos para comprarla ni para encargar su fabricación, comenzó a investigar sobre cómo hacer una a su medida. Después de harto estudio y de juntar las piezas necesarias logró terminar su primera kombikamper, nombre que le dio a sus kombis reacondicionadas. Luego, cuenta, fabricó otra para su hijo que llamó mucho la atención en la web y en las calles de Chillán, donde ambos residen. “Las personas empezaron a preguntar si podíamos restaurar sus kombis y entonces, esta pasión se convirtió en negocio”, revela.
El primer taller de restauraciones lo “armó” en la calle. Luego, con apoyo de Sercotec construyó su “factoría” en el patio de su casa, en la Población Witker, en la capital de Ñuble. Recuerda que el primer encargo que recibió fue el reacondicionamiento de una Volkswagen Transportes T3 año 1989 de un cliente de Santiago, y que dio pie a Restauraciones Kombikamper (www.kombikamper.com), empresa en la que también participan su hermano y sus dos hijos.
Hoy es la única empresa familiar del rubro en Chile que incluye fabricación artesanal de muebles interiores, instalaciones eléctricas y de agua potable para kampers. En esta empresa trabajan cinco personas y cada uno se dedica a tareas específicas de mecánica, pintura, restauración y promoción. “El desafío es satisfacer las expectativas de cada cliente y para eso son claves la dedicación y el uso de materiales de alta calidad”, dice.
También cuenta que con el respaldo de Innova Bio Bio comenzaron a vender el mobiliario y accesorios por separado, “fuimos los pioneros, nunca antes esa actividad se había hecho de manera comercial”. La mayor parte de sus clientes son jóvenes profesionales santiaguinos que disfrutan la aventura y la libertad que les dan estos vehículos. A futuro, la idea es ampliar el taller y exportar a Europa kombis restaurados, donde este trabajo artesanal es “muy valorado”, recalca.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES