Emprendimientos: Una oportunidad virtuosa que todos debemos apoyar

col-cpcc-GERENDE DE ASUNTOS AMBIENTALES
Pedro Navarrete Ugarte Gerente de Asuntos Ambientales y Sustentabilidad Cámara de la Producción y del Comercio de Concepción

La decisión de un emprendedor para financiar una realidad futura, que sólo él logra vislumbrar en su globalidad, y arriesgar capital en ello, constituye una oportunidad que la sociedad completa debe apoyar, particularmente los entes estatales, cada uno desde su óptica respectiva.

En este sentido, el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental debe ser una contribución más a la pronta ejecución de buenos proyectos que, cumpliendo las normas, se integren adecuadamente al territorio y a las comunidades que lo habitan. Así, el Servicio de Evaluación Ambiental, y todos los competentes en el caso particular, no sólo deben limitarse a recibir, estudiar y pronunciarse respecto de la viabilidad ambiental. El virtuosismo de arriesgar capital en pos de una visión futura inexistente debería alinear a todos los intervinientes: Estado, comunidades y proponente, para comprometerse activamente en su pronta materialización.

El Estado debe incorporar todos los elementos que la administración tenga considerados en sus planes y políticas, los que, lógicamente, deben ser ajustados teniendo en consideración la nueva iniciativa.

La comunidad, por su parte, debe aportar sus ideas y dar a conocer sus necesidades para que el resultado final sea una real iniciativa de desarrollo local, y no simplemente un elemento disonante y alejado del entorno al que la autoridad fuerza a considerar los “beneficios sociales”. La autoridad ambiental debe educar y estimular la participación comunitaria.

Actualmente, se observa que la administración se mantiene expectante del resultado de las consultas ciudadanas y de los estudios que abordan los impactos ambientales y la respectiva mitigación. El resultado final es una lucha entre el proponente del proyecto y las comunidades (que también toman partido), lo que termina con la iniciativa aprobada o rechazada en medio de un ambiente que no permite visualizar las oportunidades de una acción sinérgica “proponente-Estado-comunidad”.

Ése debe ser el ambiente que reciba, amistosa y proactivamente, una iniciativa de desarrollo para aprovecharla efectivamente en todas sus dimensiones -social, económica y ambiental- de su área de influencia.

Un caso particular es el de los proyectos estratégicos, como la contaminación del aire por calefacción con leña, que afecta la salud de muchísimas personas, y que todos los estudios económicos indican que resulta muy rentable abordarlos. Normalmente, la autoridad elige la regulación directa: prohibiciones, normas, fiscalización y otras medidas, todas ellas restrictivas. La solución radical es cambiar de combustible tan pronto sea posible. Estos proyectos requieren de una gestión “fast track”, en que la autoridad se comprometa y conduzca, con efectividad y cercanía, para que la visación sea ágil y su ejecución no se prolongue innecesariamente. Todos tenemos responsabilidad en ello.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES