Hoy es el comienzo de una tremenda oportunidad para Chile: transformar todo el dolor sufrido en las últimas semanas en un aprendizaje profundo sobre la manera en que debemos aproximarnos al diálogo y a la construcción de los acuerdos necesarios para la convivencia democrática.

Patricia Palacios Mackay,
Presidenta de Irade.

Como organismo empresarial, y también como ciudadanos responsables, tenemos el deber de participar activamente. Ahora es el momento de trabajar por Chile, de forzarnos a dialogar con un tono constructivo, de recuperar la confianza de nuestros compatriotas, cuestiones que solo logramos con el compromiso de todos los actores sociales.

Las empresas, por supuesto, tenemos mucho que decir y hacer. No podemos ver el partido que hoy se juega desde la gradería, hay que entrar a la cancha y contribuir desde las ideas, valores y capacidades que tiene cada uno para aportar en la construcción de una mejor sociedad.

El contexto de hoy nos mandata a hacer una reflexión profunda sobre el rol que le corresponde a los privados y su aporte concreto a la construcción del nuevo pacto social.

Desde Irade queremos realizar nuestra misión de contribuir al desarrollo de las empresas y la generación de capital social, mediante el estímulo y desarrollo de la confianza, colaboración y cohesión, porque donde no hay capital social no hay desarrollo productivo, y sin desarrollo productivo tampoco hay paz social.
La invitación concreta es a evaluar cómo aportamos al impulso de la agenda social anunciada por el gobierno, y a revisar nuestra propia agenda social que idealmente debe estar por sobre el piso legal que se imponga.

¿Cómo avanzamos? Generando diálogos abiertos entre líderes y colaboradores. Hoy es el momento de escuchar con apertura, de mirar nuestras propias desigualdades internas, incluyendo las condiciones de  contratistas y proveedores, como muchas empresas ya lo están haciendo.

Por otro lado, los próximos meses serán de grandes decisiones que demandan información de calidad. Los lugares de trabajo también pueden aportar a llenar los vacíos de educación cívica de las generaciones más jóvenes. Necesitamos con urgencia aumentar la participación ciudadana y todos los espacios son válidos para este fin. Incluidas las empresas.

La invitación es a ser protagonistas responsables desde el lugar y rol que a cada uno le corresponde.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES