Empresas Sono: Sus recetas para consolidarse aún en tiempos complejos

sono_UAB0677.jpgCon sus 35 años en el rubro tienen claro que la mejor receta en los tiempos que corren es la inversión en capital humano. Son la única empresa regional con cobertura nacional que integra tal diversidad de servicios. Amplificación e iluminación de vanguardia para eventos de todos los tamaños, arriendo de equipamiento para seminarios y congresos, producción de eventos corporativos, sociales y espectáculos musicales de primer nivel. Soluciones integrales, oportunas y profesionales con una cartera de clientes permanentes cercana a las 1.500 empresas e instituciones que confían en este equipo de expertos para atender sus requerimientos.
El creador de empresas SONO es Sergio Cichero. Partió a los 17 años poniendo música en fiestas y hoy da trabajo a cerca de 50 personas. Es casado y tres de sus cuatro hijos siguieron sus pasos. Franco es músico multifacético y estudia Ingeniería en Sonido en Santiago. Isabella es actriz, cantante de jazz y blues y está a cargo de la Sala 2. Ambos participan en la producción de conciertos internacionales donde también colaboran como traductores. Los mellizos de 12 años no se quedan atrás, Giancarlo toca guitarra y Antonia es jugadora de Hockey. Junto con construir su familia, ha pasado más de una crisis como empresario por lo que aplica las recetas aprendidas: aprovechar el momento para remodelar, capacitar a su gente y renovar equipos, así cuando los tiempos difíciles pasen estarán más preparados y equipados.
“El motor de Sono son sus trabajadores, por eso hemos hecho ajustes en procesos y cargas de trabajo, pero estamos manteniendo a nuestra gente. La gran inversión está en el área de recursos humanos”, señaló Sergio Cichero.
Pero no es la única inversión, la más emblemática que hayan realizado es la concreción del nuevo edificio corporativo que permitirá dar una mejor atención a los clientes y ofrecer más comodidades para los trabajadores. El proyecto está a cargo del arquitecto Francisco Schiappacasse, su construcción se estima estará finalizada en seis meses y representa una inversión que bordea los $200 millones. Esperan generar cerca de 40 puestos de trabajo en su mano de obra y recibir el 2010 en casa nueva.
Estarán en un punto estratégico del Gran Concepción, a metros del eje Paicaví que los conectará en pocos minutos con el casino, mall, el centro de eventos SurActivo, intercomunas y salidas de Concepción. Las oficinas de Colo Colo se arrendarán a una institución. La venta de entradas para sus espectáculos será desde sus nuevas oficinas y en la boletería de la Sala 2, donde habilitarán un moderno sistema de ticket electrónico.
“El profesionalismo y la experiencia de Sono nos hace en parte responsables que Concepción haya ingresado al circuito de los grandes conciertos internacionales. Hemos acostumbrado al público que tras nuestro sello hay espectáculos seguros, de buen sonido e iluminación. En seminarios y congresos sucede lo mismo, ofrecemos certezas a los clientes que confían en nosotros sus actividades. Nuestros próximos pasos son consolidar lo que llevamos años construyendo: soluciones integrales y servicios de excelencia”, destacó Cichero.
Para el Director de Marketing y Producción de Sono, Gabriel Sepúlveda, el nicho de negocios que más incremento ha tenido es el de los eventos sociales. Servicios para matrimonios, cumpleaños, aniversarios y celebraciones es lo más demandado, demostrando que se trata de eventos impostergables y confirmando la tendencia que la diversión cobra mayor importancia en épocas de incertidumbres. “Hacemos entre uno a cuatro matrimonios a la semana, y ofrecemos producción integral, animación, iluminación, fotógrafo, banquetería, ambientación, un trabajo muy profesional”.
Somos productores y como tales buscar soluciones es nuestro trabajo. “Este año, por ejemplo, adquirimos panelería y equipamiento ferial que movemos al punto del país que lo requiera, de hecho somos los únicos en regiones con esta implementación. Estamos llegando a todas las áreas, siendo un oferente permanente del sistema Chile Compra para el sector público”. Agregó que aunque algunas grandes empresas han suspendido en el último año los eventos para sus trabajadores, la tendencia es que las pequeñas y medianas empresas que antes no demandaban estos servicios, de a poco lo están incorporando.”Encuentran en nosotros una completa asesoría para mantener motivados y eficientes a sus grupos humanos”, subrayó Sepúlveda.
En Sono saben de estrategias para motivar a los suyos, en fechas en que todos festejan, ellos trabajan y así es la naturaleza del rubro. Por eso cuentan con herramientas para promover el desarrollo de los empleados como un sistema de incentivos, pero el mejor testimonio es el de sus propios trabajadores.

Víctor Vergara: Trabaja desde 1987 en la empresa, estabilidad que le ha permitido educar a sus dos hijos y tener su casa propia. Recuerda con orgullo haber sido parte del equipo de uno de los primeros conciertos importantes que se hicieron en Concepción: Cindy Lauper. Ha visto crecer a la empresa, en infraestructura y equipamiento, lo que lo tiene orgulloso y 100% comprometido.
Nelson Muñoz: Lleva 30 años en la empresa, ha conocido autoridades y estrellas, pero sólo dos personas lo han marcado. El Papa Juan Pablo II para cuya visita fueron meses de preparación y una mujer angolina, primera voz de un conjunto folclórico de quien se enamoró a primera vista y la convirtió en su esposa. Hoy tiene dos hijos, el mayor colabora como par time en Sono.
Gustavo Delgado: Con apenas un año contratado, ha aprendido mucho de los compañeros que tienen la mejor disposición a integrarlo y traspasarle su experiencia. El trabajo con el comediante Stefan Kramer lo marcó, disfrutó cada presentación de una gira como si por primera vez escuchara la rutina. Tiene congelados sus estudios de ingeniería civil en la Universidad de Concepción.
Esteban Ruiz: 30 años en Sono, 3 hijas y un nieto. Se ha formado en la empresa donde sueña terminar su carrera. Entre sus eventos preferidos están Los Jaivas y el Festival Brotes de Chile, pero el trabajo que más lo marcó fue la visita del Papa por la complejidad técnica del encuentro y el valor espiritual. Acostumbrado a trabajar en Navidad y Año Nuevo, donde los compañeros de trabajo son como una familia.
José Rocha: 26 años en Sono, conocer el país es de las cosas que más le gustan de su trabajo, Isla de Pascua lo más inolvidable. Feliz con la noticia de las nuevas dependencias, sabe que contarán con más comodidades y se siente orgulloso de ver crecer a la empresa donde se ha formado y cuya estabilidad le ayudó a constituir su familia y formar a sus tres hijos.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES