En Bachillerato Internacional y pruebas nacionales: Buenos resultados en Matemática distinguen al Colegio Alemán de Concepción

Un equipo cohesionado y actualizado de profesores que trabaja con novedosas metodologías y apoyo tecnológico permite que el establecimiento mantenga posiciones de liderazgo nacional y regional en la asignatura.

Los profesores Marco Barrales, Ximena Olivares, Blanca Santibáñez, José Miguel Torres y Oscar Monsalve son los encargados de transmitir a los jóvenes el amor por esta asignatura y desarrollar en ellos el pensamiento lógico que les ayudará a desenvolverse y tener éxito en su formación superior una vez concluida la enseñanza media.
El Colegio siempre ha estado entre los tres primeros de la Región del Biobío y los 40 mejores a nivel nacional en la PSU de Matemática. El año 2013 uno de sus alumnos fue puntaje nacional en esta prueba, lo que llena de orgullo a estos docentes, aunque aclaran que su trabajo por objetivos no está orientado únicamente  a la Prueba de Selección Universitaria. Esto porque desde hace unos años,  el Colegio Alemán se sumó a la preparación para el Gemischtsprachiges Internationales Baccelaureate (GIB) o de Bachillerato Internacional que, tras su aprobación, permite a los estudiantes ingresar directamente a universidades de la Comunidad Europea y a algunas chilenas en convenio. “Éste fue un gran desafío para nosotros como profesores, pues debimos profundizar algunas materias y enseñar a los alumnos a enfrentar de un modo diferente las evaluaciones, con un pensamiento más analítico y crítico”, dice Marco Barrales.
Ximena Olivares agrega que el trabajo en el aula habitualmente está centrado en la búsqueda de solución a problemas planteados con mucha discusión y análisis. “En este sistema el estudiante es responsable de su aprendizaje, pues el método que usamos busca el desarrollo de la autonomía. Entonces, son ellos quienes deben hallar las respuestas a las interrogantes”.
Blanca Santibáñez precisa que otro pilar de este sistema de enseñanza es el amor que tienen los alumnos por la asignatura. “A ellos les gusta la Matemática y les agrada trabajar, eso hace mucho más fácil nuestra tarea y permite que podamos desarrollar de mejor manera los objetivos que nos planteamos”, acota.
Tanto José Miguel Torres como Oscar Monsalve señalan que el compromiso de la dirección del establecimiento, que ha delineado metas claras para los resultados y la determinación de horas destinadas al trabajo como equipo, ha sido clave en la cohesión del grupo y en la definición de un estilo único. “Nos reunimos para evaluar las clases, nos apoyamos y definimos de manera conjunta las metodologías y evaluaciones, de modo de enfrentar de una manera única la asignatura. No sólo trabajamos la Matemática como asignatura abstracta, sino que desarrollamos la aplicación, tanto en la naturaleza como en la resolución de problemas”, explica Blanca Santibáñez.
Precisan que contar con un laboratorio para la asignatura y elementos didácticos de calidad (calculadoras gráficas, Kindle, aula virtual, sofware matemático, escuadra, compás, etc.) también son un gran aporte para el logro de los objetivos.

La importancia del GIB

Explican que año tras año aumenta el interés de los estudiantes por prepararse para el GIB, pues han descubierto su atractiva metodología de formación  que además les ofrece la oportunidad de conocer y tratar materias que no considera el plan tradicional de estudios.
En este mismo sentido, recientemente se está realizando un programa de mayor profundidad en determinadas asignaturas, por esto el colegio ha organizado un curriculum con ciertas consideraciones que se imparten desde séptimo básico hacia las asignaturas del Bachillerato Internacional. La profesora del nivel, Ximena Olivares señala que es alentador ver cómo los mismos niños comprenden que optar por el GIB les permitirá profundizar su aprendizaje y estar mejor preparados para el futuro académico al egresar de enseñanza media.
Marco Barrales, Oscar Monsalve y José Miguel Torres coinciden en destacar que la permanente capacitación de los docentes en materias pedagógicas, metodológicas y en el GIB también han sido fundamentales para el logro de los resultados y que hoy la meta es mantener estos buenos índices. Lograr los objetivos declarados en nuestro Plan de Desarrollo Institucional.
Resaltan que contar con alumnos que aman la ciencia y en lo particular esta asignatura es un gran aliciente para proponerse metas ambiciosas y realizar un trabajo centrado en el aprendizaje y en la autonomía.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES