En la Región: Desocupación y presión laboral van en alza

El desempleo ha crecido desde el trimestre octubre-diciembre 2013 en Biobío, llegando a superar en 2,5 puntos porcentuales el promedio nacional, y la presión laboral regional es la más alta del país.

La tasa de desempleo regional subió a 8,6 % en el trimestre diciembre 2013- febrero 2014 en la Región del Biobío, superando con creces el 6,1 % que marca el nivel nacional. Una situación que mantiene a la zona como la de mayor desempleo en el país, desde el trimestre junio-agosto de 2013.
Por otra parte, la tasa de presión laboral, que mide a los desocupados y a quienes buscan otro empleo, aumentó a 17,2 %, 4,3 puntos porcentuales sobre el nivel nacional, situándola como la Región con la tasa más alta. Si bien el aumento de los desocupados y la menor fuerza laboral son las razones del incremento, en la zona 76.840 personas buscaban un segundo empleo en el último trimestre de análisis, llegando a 154.140 personas intentando encontrar un trabajo en la Región.
graficoCCpCLa ocupación, por su parte, viene disminuyendo desde mayo-julio de 2013, en su variación a 12 meses. En el  trimestre diciembre 2013- febrero 2014 se detectaron 825.380 personas con empleo, lo que implica que la fuerza laboral ocupada disminuyó en 31.210 personas en un año. Del total de ocupados, un 19,6 % trabaja a tiempo parcial, es decir, con una jornada de menos de 30 horas promedio semanales, y de éstas un 53 % desea trabajar más horas y está disponiblespara hacerlo, teniendo una jornada a tiempo parcial que es involuntaria.
Las actividades económicas que principalmente contrajeron los niveles de empleo, de un año a otro, fueron la silvoagropecuaria, que antiguamente era una de las principales generadoras de empleo en los meses estivales, ahora reducida en 12.300 personas; la industria manufacturera recortó 12.190 personas, baja provocada especialmente por los problemas en los sectores siderúrgico y pesquero, y los altos costos energéticos. En tercer lugar, los hogares con servicio doméstico disminuyeron en 6.860 las personas ocupadas. En suma, 12 sectores redujeron su número de empleados, siendo sólo cinco los que los incrementaron: enseñanza, construcción, explotación de minas y canteras (que considera aquellos que se van a trabajar a otras regiones); transporte, almacenamiento y comunicaciones, y organizaciones y órganos extraterritoriales.
El mercado laboral regional presenta variaciones en su demanda al haber sectores que se contraen, pero también variaciones en su oferta, como el sector agrícola, por ejemplo, que ha perdido su atractivo para los trabajadores. Sin embargo, se mantiene inalterable el hecho de que la oferta sigue superando a la demanda de trabajadores, por lo que aún hay espacio para crecer, y que es clave y necesario un buen plan de incentivos a la inversión y, por supuesto, a la generación de empleo.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES