Energías renovables, motor de desarrollo para las empresas regionales

Por segundo año consecutivo, el Ministerio de Energía benefició en el Biobío a 35 mipymes con el financiamiento de proyectos que aportarán energía de forma eficiente y amigable con el medio ambiente.

 
Disminuir los costos de producción de las micro, pequeñas y medianas empresas de la Región del Biobío, gracias al autoabastecimiento a través de la implementación de sistemas de generación de energía renovables, es el objetivo de una iniciativa gubernamental, cuyos 35 proyectos beneficiados fueron dados a conocer recientemente por la Secretaría Regional Ministerial de Energía. En la práctica se trata de un subsidio no reembolsable, con un máximo de un 80 % del costo total del proyecto, y con un tope de hasta $ 15.000.000.

IMG_20160324_110953
Sistema de energía solar de Hotel Sonesta.

Ya terminó el proceso correspondiente a la segunda convocatoria al Concurso Autoabastecimiento con ERNC para MIPYMES Biobío, impulsado por el Ministerio de Energía, el Centro para la Innovación y Fomento de las Energías Sustentables y el Consejo de Gobierno Regional, y que como objetivo secundario busca que la industria local alcance una mayor competitividad, abriendo, además, nuevos campos de acción a las energías renovables.

Uno de los cinco proyectos adjudicados corresponde a la iniciativa turística y agropecuaria El sendero del duende, de la comuna de Coronel, que se basa en una rueda de agua que generará una potencia eléctrica de 1 kW, usando energía solar e hidráulica, obra que requirió una inversión de $ 2.588.800.

“El proyecto nace de la necesidad de satisfacer la demanda energética en periodo invernal en un invernadero hidropónico (financiado por Innova Biobío), que requiere de electricidad para mantener circulando el agua mediante un motor eléctrico. Nosotros iniciamos este emprendimiento en una zona rural sin conexión a energía eléctrica del SIC y donde son frecuentes los cortes eléctricos por caídas de árboles; por ello, se evaluó y determinó invertir en ERNC”, explica el encargado del proyecto, Rodrigo Hernández.

En primera instancia, “la base energética fueron un par de paneles fotovoltaicos, para la generación de energía en la mayor parte del año, integrados a una turbina eólica o aerogenerador que supliría la energía faltante en los días de temporales y cambios de estación (otoño y primavera), donde imperan los movimientos de masas de aire, es decir, época de vientos. Lo que no fue previsto es que tenemos un periodo no menor de días nublados de invierno, que son calmos, sin viento y de poca radiación. Esos días nos quedábamos sin energía y debíamos instalar la unidad de emergencia, un generador a bencina, medida que intentamos por todos los medios evitar, no tanto por el costo, sino más bien porque nuestra política es minimizar las emisiones de carbono”, detalla Hernández.

Y dieron con la solución al diseñar un proyecto que contemplaba la instalación de una rueda de agua que aprovecha un estero cuyo caudal aumenta de forma importante en la época de lluvias. “Es una rueda de agua, de madera, estilo medieval, que, al girar, genera energía eléctrica mediante un alternador que suma, o integra, la energía a nuestra base. Esto es, técnicamente, un hidrogenerador”.

shutterstock_106970039
Rueda de agua de El sendero del duende.

“Nuestro deseo es llegar a convertirnos en una parcela demostrativa, que sea un ejemplo de cómo una pequeña superficie puede llegar a ser rentable sin dañar el medio ambiente, con invernaderos, cultivos agrícolas, cultivos frutales, un sendero para realizar educación ambiental, que recorra zonas de protección de bosque nativo, y asociaciones con redes locales para generar empleabilidad”, destaca Hernández sobre la adaptabilidad de su proyecto al entorno en que está inserto.

Un segundo ejemplo de proyectos adjudicados en este Concurso está emplazado en Talcahuano. Se trata de un sistema de energía solar para el Hotel Sonesta, con una potencia de 53,76 kW, que exigió una inversión total de $ 23.600.000. “El proyecto consiste en elevar la temperatura del agua de uso sanitario con energía solar antes de ingresar a nuestro sistema hidráulico. Esto significa un menor tiempo en el funcionamiento de nuestras calderas, gracias a la instalación de 24 paneles termo-solares y un estanque”, detalla Carlos Darmendrail, jefe de Abastecimiento de dicha empresa turística.

“Nuestras políticas medioambientales apuntan a que todos nuestros procesos sean sustentables. Esta iniciativa nos permite utilizar una fuente de energía limpia, que no contamina, siendo este proyecto un complemento a nuestra campaña permanente por el ahorro y uso eficiente de los recursos energéticos, reciclaje y cuidado del medio ambiente. Esto nos posibilita crear conciencia en nuestros colaboradores y huéspedes respecto del uso de fuentes de energía renovable. Adicionalmente, genera un ahorro de recursos económicos debido al menor consumo de combustible y energía eléctrica en el uso de calderas, y con él, disminuye la cantidad de emisiones generadas por combustión”, explica Darmendrail.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES