Essbio quiere colaboradores felices

Es una frase que suena a utopía, pero lo cierto es que en esta compañía sanitaria están trabajando, muy en serio, en una estrategia que apunta a tener colaboradores y colaboradoras satisfechos y orgullosos con sus vidas. Son el motor de la empresa, reconocen, y por eso “tener un equipo feliz tiene tanta importancia”, dice su gerente general.

 

EssbioPortadillaEl mes de la Patria llegó con excelentes noticias para Essbio: la obtención del sexto lugar, entre las 14 empresas más sustentables de Chile, según el Ranking de PROhumana, que en su décimo primera versión reconoció  a la sanitaria -que presta servicios en las regiones de O’Higgins, Maule y Biobío- con el Sello Plata; un logro que la posiciona como una de las líderes en prácticas de sustentabilidad en el país.

“Nos sentimos muy orgullosos por este reconocimiento, que es fruto de nuestro trabajo constante por dar valor de manera sustentable a nuestro entorno, a la comunidad y a los colaboradores, a través de todos nuestros proyectos”, manifestó Eduardo Abuauad, Gerente General de Essbio.

Esa destacada posición se suma al lugar 28 del Great Place to Work de 2014, ranking que distingue a las 50 mejores empresas para trabajar en Chile. Ambos son excelentes señales en el derrotero para que la sanitaria se consolide como una compañía de reputación integral, el nuevo objetivo hacia el que apunta su estrategia.

El motor de Essbio 

Dentro de esa meta, los colaboradores y colaboradoras de la compañía tienen una importancia fundamental. “Son el motor de la empresa. Por eso es que en nuestra misión consignamos que en Essbio trabajaremos por tener gente contenta con su trabajo y con sus vidas”, señala Eduardo Abuauad.

Esa meta, dice, aunque ambiciosa, está sustentada en el convencimiento de que si las personas pasan buena parte de su vida en su lugar de trabajo, éste debe entregar condiciones para aportar a esta importante dimensión. 

En ese sentido, las nuevas instalaciones de Essbio, que cobijarán a 1.350 colaboradores, en el edificio Centro Costanera de Concepción, serán un tremendo aporte.

“El proyecto para construir una nueva casa corporativa había sido aprobado antes del 2010, pero tras el terremoto del 27/F tuvimos que reconstruir nuestra infraestructura sanitaria y sólo, una vez finalizada esa etapa, retomamos los proyectos pendientes”, explica el ejecutivo.

El edificio Centro Costanera es un complejo de oficinas que integra dos torres de 17 pisos y un hotel. “Ofrece un completo estándar de seguridad que garantiza este aspecto y la comodidad de nuestra gente, gracias a prestaciones como su sistema de iluminación, climatización central o aislación de ruido”.

Un aspecto primordial es el incremento de espacio por persona, que aumenta de 7 a 10 metros cuadrados, y la creación de puntos de encuentro y de tecnología que fomentan el trabajo transversal.

Creemos, señala Abuauad, que contar con instalaciones con un estándar de seguridad superior a la media de la zona, es un ejemplo que nos gustaría que replicasen otros actores de la ciudad y del Gran Concepción en general.

Academia del Agua

Una verdadera cultura del bienestar se está construyendo en Essbio, afirma Gian Piero Lavezzo, Gerente de Gestión Personas de la empresa sanitaria.

Su política de calidad laboral, que se ejecuta mediante un modelo de gestión de personas, es uno de los focos de trabajo al que Essbio destina sus mayores esfuerzos.

“La selección del personal y las oportunidades de ascenso están basadas en el desempeño individual. No importa de dónde vienes, la edad, el apellido o género, porque estamos convencidos de que el reconocimiento por el esfuerzo y el trabajo bien hecho es un incentivo que impacta en la vida laboral y en lo personal”, explica Gian Piero Lavezzo. Y para compatibilizar este último aspecto, desde esta gerencia se han desarrollado diferentes iniciativas de tiempo flexible. “Pero, además, tenemos otras donde marcamos tendencia a nivel nacional. Es el caso del posnatal progresivo, que creamos antes de que el Gobierno promulgara la ley, y que fuimos mejorando con el tiempo hasta hacerlo prácticamente un 50 % mejor que el creado por el Estado”.

publi-essbio-3
Eduardo Abuauad, Gerente General; Gian Piero Lavezzo, Gerente de Gestión de Personas, y David Quñilen, Presidente del Sindicato 1.

Así también llevan a cabo un programa de desarrollo de talentos, que apoya la carrera de los colaboradores y, en base a su desempeño, les entrega una posición de privilegio a la hora de optar a nuevas y mejores posiciones en la compañía.

En esa línea nació la Academia del Agua, la “universidad” creada hace cuatro años en Essbio, para formar expertos en el rubro sanitario.

El 2014, el 85 % de los trabajadores de Essbio se capacitó en la Academia del Agua, lo que equivale a 35 mil horas de capacitación al año y a un promedio de 33 horas por persona. El promedio nacional es de 17. Este año, además, crearon cursos basados en la metodología e-learning que permitirán capacitar a 300 operadores en sus puntos de trabajo. 

Asimismo, esta iniciativa integra un programa de Financiamiento Compartido para continuación de estudios de pre y posgrado.

El trabajo de los sindicatos

El diálogo con los colaboradores es otro de los elementos esenciales que promueve la compañía. “Hemos demostrado que dialogando somos capaces de avanzar juntos”, asegura Lavezzo, y como ejemplo menciona las Mesas de Calidad de Vida que se despliegan preferentemente en zonas apartadas del área de operación de Essbio, y donde participan trabajadores de la compañía para entregar sugerencias en torno a temas relacionados con su vida laboral. A través de ellas se han ejecutado proyectos que aportan a la comodidad y al esparcimiento de los colaboradores y sus familias. Para llevarlos a cabo, la empresa entrega el financiamiento, y los beneficiados se comprometen a gestionarlos en su totalidad. Hoy ya existen nueve proyectos funcionando y otros tantos con fondos asignados.

“En todo este trabajo es muy importante la labor de los sindicatos de la compañía, por la recepción que han tenido a la política de puertas abiertas que hemos implementado. Hemos sido capaces de ponernos de acuerdo en qué necesitamos como empresa y fomentar que ellos levanten necesidades y que se hagan dueños de las posibilidades”, asegura Gian Piero Lavezzo. 

Son 12 los sindicatos que existen en las tres regiones donde opera la empresa sanitaria. En total, ellos agrupan al 85 % de los trabajadores de la compañía, una tasa muy superior al promedio nacional que bordea el 20 %.

ema-diaz-08092015-DSC_8050
Emma Ríos, jefa del Departamento de Adquisiciones y Convenios y Presidenta del Sindicato 2.

David Quiñilen y Emma Ríos son dos históricos dirigentes sindicales de Essbio. Presiden los sindicatos número 1 y 2, respectivamente. Ambos vivieron los cambios más importantes que ha experimentado esta sanitaria, como el proceso de privatización, que se concretó en el año 2000, y luego el paso de los tres grupos de controladores que desde esa fecha ha tenido la empresa. 

Emma Ríos trabaja en Essbio desde hace 38 años. Es jefa del Departamento de Adquisiciones y Convenios. Recuerda que la privatización fue un proceso doloroso y muy resistido por los trabajadores, sobre todo por los masivos despidos que con ella vinieron. “A pesar de ello logramos un muy buen convenio marco con beneficios que mejoraron nuestra calidad laboral.  Ése fue el inicio de una comunicación entre sindicatos y empresa que hasta hoy se caracteriza por estar basada en diálogos fluidos y de mucho respeto”, asegura.

Así también lo reconoce David Quiñilen, quien antes de llegar a Essbio, en 1999, como electromecánico del Departamento de Mantención, se desempeñó por 17 años como barretero en Enacar Lota. “En la mina se vivía un sindicalismo más aguerrido, más político y de enfrentamiento con la administración, que es muy diferente a lo que encontré en Essbio. A veces uno le tiene miedo a la empresa privada, pues ésta siempre ha sido reacia al trabajo con los sindicatos”, expresa, y agrega que, por lo mismo, hoy valora los espacios de diálogo que abre la compañía. “Nosotros como trabajadores los aprovechamos, porque ha quedado demostrado que podemos llegar a acuerdos y hemos logrado importantes beneficios para nuestra gente y nuestras familias”, señala.

Planteamos nuestros requerimientos con fuerza, pero de manera respetuosa, sostiene Emma Ríos. “La empresa quiere trabajadores felices con su vida, y creo que vamos bien encaminados, pero todavía nos falta trabajar temas, como la revisión de las brechas salariales que existen entre las nuevas y las antiguas contrataciones para lograr disminuirlas. Siempre queda por hacer, pero lo importante es que están los puentes, está la disposición y las ganas de conversar”.

Essbio seguro

gonzalo-etcheverry08092015-DSC_8043
Gonzalo Etcheberry, Gerente de Soporte Operacional y Gestión de Riesgos.

Actualmente, Essbio gestiona 26 riesgos críticos de tipo operacional, financieros o estratégicos, por nombrar algunos. La seguridad de las personas también esta integrada en esa cifra. Gran parte de sus actividades en este ámbito están enfocadas a minimizar, al máximo posible, la ocurrencia de accidentes a través de rigurosas investigaciones, protocolos e incorporación de tecnología.

Gonzalo Etcheberry, gerente de soporte operacional y gestión de riesgos de Essbio, explica que el principal foco dentro del plan de seguridad de las personas tiene que ver con desarrollar una cultura del trabajo seguro, “para que en el futuro cada colaborador de Essbio se convierta en un líder de la seguridad”.

Por ello el tema de las capacitaciones, el trabajo con los comités paritarios, la organización de una semana de la seguridad y la necesidad de resolver las condiciones subestandar son frentes de los que esta área está siempre pendiente. “Pero lejos de todo esto estamos tratando de aprender de nuestros errores. Cada vez que ocurre un accidente hay que hacer una investigación para darnos cuenta dónde tenemos algunas brechas y dónde hay oportunidades de mejora”, indica.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES