Estética Fernando Sabaletta: De lo clásico a lo moderno

Atenderse en este centro de belleza ya es tradición para los penquistas, fieles seguidores del  profesionalismo y versatilidad de los estilistas que allí trabajan, quienes hoy están incursionando en el rubro de las capacitaciones, las que esperan ampliar en el mediano plazo.

 

bitacora-sabaletta-img_0070“Me gusta mucho lo que hago, es algo que me motiva y que hago con pasión”, afirma el reconocido estilista Fernando Sabaletta. Así describe la labor que, a diario, realiza junto a su equipo de profesionales en su céntrico local ubicado en la intersección de Ongolmo con O’Higgins. “Llevo treinta años trabajando en peluquería, y creo que ser estilista es ser capaz de crear un estilo propio y único para cada persona”, sostiene, una opinión fundada en su extensa trayectoria en la que ha acumulado una valiosa experiencia.

Reconoce que su carrera -en la que pasó de trabajar en su casa, a un pequeño salón en Lorenzo Arenas, luego a uno en calle Colo Colo y, finalmente, a la ubicación actual- ha sido de constante crecimiento, aunque también ha involucrado “una gran cuota de sacrificio”, pero que este arduo trabajo le ha permitido, incluso, representar a Chile en el extranjero.

Es consciente de la fidelidad de sus clientes, preferencia que agradece y lo llena de orgullo, pues sabe que se debe al alto valor agregado que dan a su trabajo. “Aquí todos somos muy profesionales; de hecho, debemos ser el único salón que ofrece ‘garantía de satisfacción’ por el servicio entregado, pues entendemos que alguien puede verse de cierta forma en el salón y quedar conforme y, luego, en otro lugar, con otra luz, cambiar su opinión. Tienen 10 días para hacer uso de este beneficio, sin que le signifique ningún costo adicional. Esto, además de usar siempre sólo los mejores productos y estar siempre a la vanguardia de los estilos, son elementos que nos distinguen”, explica Sabaletta.

Otra característica que sus clientes reconocen y agradecen es la empatía con que él y sus colaboradores abordan cada desafío estético. “Mantenemos siempre una buena actitud, y nos esforzamos por darles lo que buscan. Yo siempre estoy en el salón; pero si estoy ocupado, alguno de mis estilistas puede atender al cliente, quien debe sentirse confiado de que recibirá una excelente atención y un trabajo de calidad, pues quienes trabajan conmigo realizan permanentes capacitaciones; asimismo, mi relación con ellos es muy fluida y cercana, lo que produce una retroalimentación de conocimientos constante, además de un buen ambiente, que a la gente le gusta y los invita a volver y a recomendarnos”, afirma Sabaletta, quien es reconocido en Concepción por sus cortes de cabello y peinado, que abarcan desde estilos clásicos a otros muy modernos.

 

Otros servicios de vanguardia

Otra de las profesionales que destaca en el centro de belleza es Orietta Sabaletta, cosmetóloga encargada de entregar tratamientos faciales y coordinar servicios como manicure, pedicure y depilación, entre otros. “Mi labor contempla toda el área de Cosmetología, desde limpiezas y tratamientos faciales, hasta extensiones y permanentes de pestañas. Mi colega Jimena Rojas, en tanto, se encarga de la parte corporal: depilaciones con cera tradicional o de chocolate, o depilaciones faciales con cera de rosas, especial para pieles sensibles. Además, nuestras manicuristas son especialistas en diseños y tratamientos de uñas, y en spa de manos, que permite dar nueva vida a piel y uñas dañadas”, explica Orietta.

“Tanto Jimena como yo, además, impartimos cursos certificados de Belleza, para los que entregamos todos los materiales, y que cuentan con horarios flexibles de modo de adaptarse a la disponibilidad de nuestras alumnas”, comenta.

Los cursos, absolutamente personalizados, abarcan desde técnicas tradicionales, como manicure, pedicure y depilación hasta tratamientos corporales, como masajes terapéuticos, reductivos y de relajación. Las alumnas tienen la posibilidad de realizar su práctica en las dependencias del centro de belleza, para luego rendir los exámenes finales, pruebas bastante exigentes. “Sólo se aprueba el curso al obtener 90 % de aprobación. Ser exigentes al momento de evaluarlas es la única forma de asegurarnos de que han sido bien preparadas, y que podrán desempeñarse óptimamente en estas labores, ya sea en nuestro salón o en otros”, señalan.

Orietta agrega que los cursos también están abiertos a hombres. “Hago un llamado a los varones para que se atrevan a participar de estas instancias; de hecho, en los seminarios a los que asistimos cada vez se nota más su presencia. De hecho, hay ciertos tratamientos, como las técnicas de masaje para la que la fuerza propia del hombre es idónea”, comenta.

Para mayor información sobre los distintos cursos impartidos, puede acercarse directamente al Centro de Belleza de Fernando Sabaletta, ubicado en Ongolmo 415, en Concepción.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES