Evergrande, un nuevo castillo de naipes

Roger Sepúlveda Carrasco, Rector Universidad Santo Tomás Región del Biobío

Otra crisis global pareciera avizorarse en el horizonte de la economía mundial. Esto luego de que se conociera la grave situación financiera que atraviesa el gigante inmobiliario chino Evergrande. En resumidas cuentas, la empresa no contaría con el flujo necesario de caja para mantener activas sus operaciones, lo que sumado a deudas millonarias y un “frenazo” del mercado inmobiliario interno del gigante asiático, la tendría en las cuerdas, a punto de caer, de no mediar algún salvataje crediticio, ya sea estatal o privado.

Los títulos de Evergrande han caído cerca de 80 % en el año, y 40 % en septiembre, acumulando deudas oficialmente reconocidas por un valor de más de U$ 300 mil millones de dólares, lo que es comparable al 2 % del PIB chino, o el tamaño de toda la economía de Sudáfrica. Asimismo, no pagó la deuda de US$ 83,5 millones -solo de intereses-, y ya se encuentra con la cuenta regresiva para entrar oficialmente en default.

Chile no está ajeno a las consecuencias que esto pueda traer, pese a los 19.618 kilómetros que nos separan. La economía mundial globalizada, además de los beneficios, nos expone también a sus riesgos. Durante estas semanas ya se observó la caída en el precio del cobre, las otras materias primas seguirán ese mismo camino de no mediar un giro en el escenario, se apreció el dólar y, también, se podría temer un aumento del riesgo bancario que puede afectar la disponibilidad de créditos, entre otros.

Así es como nuevamente el mundo sería testigo de cómo otra crisis inmobiliaria, esta vez en China, provoca que un nuevo castillo de naipes se vaya cayendo y desmoronando, carta por carta, sin que nadie aparentemente lo pueda sujetar. Ahora el gobierno del país con la segunda mayor economía mundial se enfrenta a una dura decisión, demasiado similar, diría yo (frente a las lecciones no aprendidas), a la que tuvo que adoptar el gobierno de Estados Unidos en 2008, cuando dejó caer al banco de inversiones Lehman Brothers en la poco feliz crisis Subprime.

Esperemos que el efecto dominó pueda ser atenuado con medidas rápidas y de alto impacto para que esta situación afecte lo menos posible a los mercados internacionales, y a Chile en particular. Al igual que la reciente pandemia por Covid19, China nuevamente puede alcanzar un contagio global sin que exista una “vacuna” que logre frenar las negativas consecuencias que esta situación puede acarrear. Mientras tanto, para el mundo y sus economías tan globalizadas como interconectadas, el temor de ver caer, otra vez, un castillo de naipes está más vigente que nunca.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES