Exposición de Pedro Retamal: “Con Otoño Nativo busco evocar alegría, color y calidez”

En sus 40 años de carrera artística, el pintor ha expuesto su trabajo en Argentina, Francia, España e Italia. Hoy, radicado en Pucón, trabaja en la preparación de su nueva colección.

 
publi-Proceso de Pintura Huilo Huilo 021Durante dos meses en la Reserva Biológica Huilo Huilo, en la Región de Los Ríos, rodeado de canelos, arrayanes, olivillos y valles cordilleranos, entorno ideal para la creación, el pintor Pedro Retamal plasmó en sus cuadros los colores y la calidez del bosque húmedo para su nueva colección Otoño Nativo que, a partir del 22 de agosto, se exhibirá en el Instituto Chileno Norteamericano de Cultura de Concepción.

El artista visual cuenta que siempre soñó con pintar los bosques del sur de Chile, donde “uno observa el color natural de los robles y pisa esa tierra llena de hojas, algo realmente fantástico”. Dice que es un “parque encantado”, inserto en la precordillera, atractivo por sus paisajes y cálidos colores que apasionan a quienes lo visitan.

Durante su estada en Huilo Huilo, subió al volcán Mocho-Choshuenco, donde, desde las alturas, observó los paisajes, esteros, senderos y la deslumbrante belleza del macizo austral. “Lo que mostraré es una impronta de mis pinturas, un trabajo más libre, sin tanto detalle. Quiero graficar, en 20 cuadros, el color del otoño, mostrar en pinceladas la naturaleza tal como es”, señala, admitiendo que es primera vez que se aventura en un desafío como éste, “que me inspira tanto y que busca educar, a través de las pinturas sobre lugares que reflejan parte de nuestra tierra”.

 

Acercamiento a la pintura 

Oriundo de Tomé, Pedro Retamal se considera un pintor “impresionista, autodidacta y figurativo”, que busca dejar su huella en cada trazo, en los que siempre resalta el color. Cuenta que comenzó a pintar cuando apenas tenía 12 años, “fue un acercamiento silencioso”, dice.

Cursó la educación básica en Tomé, y la media en Concepción. Fue en esas aulas donde empezó su quehacer artístico con el apoyo de sus profesores de grabado y pintura, quienes -al notar que tenía habilidades- se dieron cuenta que su camino estaba inseparablemente ligado a la pintura. Detalla que, de todas las técnicas que aprendió, finalmente, se quedó con el óleo y la acuarela. “Me gusta el óleo por su ductilidad, puedes dejar reposar el cuadro, pintar encima o trabajar por etapas. Es la técnica más completa”. Detalla que las técnicas que emplea se basan, principalmente, en el óleo sobre telas y maderas.

publi-Proceso de Pintura Huilo Huilo 008A los 17 años tuvo su primera exhibición, en una pequeña galería en Concepción, la que recuerda con gran cariño porque, “la prensa fue a cubrirla y comencé a creer en mi trabajo”. Agrega también que muchas de sus obras hoy pueden encontrarse en la colección de la Pinacoteca de la UdeC.

El mar siempre llamó su atención. De adolescente retrató caletas, puertos y las costas del sur de Chile, mostrando la llegada de los pescadores, niños jugando en la playa y familias disfrutando en un entorno natural, alejado del ritmo citadino. Si bien es conocido por trabajar temáticas oceánicas, cuenta que en sus obras aborda todos los espacios, desde ferias y plazas hasta fauna, retratos y figuras humanas. Sin embargo, reconoce que, gracias a las “obras marinas”, alcanzó madurez en sus pinturas, con un estilo único, en que el color y la forma de trabajar reflejan su carácter como artista.

Es un observador voraz, un estudioso que siempre lee y revisa biografías de otros artistas, como Van Gogh, Pissarro y Monet, pero que también se interesa por artistas locales, como el pintor Eduardo Meissner, a quien admira por su originalidad y surrealismo. Cuando retrata, lo acompaña, además de su pincel, tela y colores, la música. “Me gusta escuchar melodías clásicas, como a los pianistas Mozart y Chopin”.

 

Su familia, gran inspiración 

Su esposa, la educadora de párvulos Alexandra Araya, también es pintora. “Ella trabaja en acuarela, le gusta el arte moderno, lo abstracto y las flores”. Juntos desarrollan, desde que se conocieron, esta gran pasión por el arte en la galería que tienen en Pucón.

Pedro es un artista visionario, siempre a la búsqueda de nuevos proyectos, actitud que le ha permitido en sus 40 años de trayectoria tener salas en Santiago, Puerto Varas y Pucón. El dibujante es padre de cuatro hijos; uno de ellos, Rodrigo, heredó su pasión por el arte. El joven pintor, apoyado por Pedro, estudió en Florencia y, hoy, igual que su padre, es un destacado exponente de esta disciplina.

El virtuoso retratista, por muchos años tuvo una academia de pintura en Concepción, trabajó con jóvenes y enseñó pintura. Sin embargo, en 2010, producto del terremoto, dejó de hacer clases y se trasladó a Pucón. Aún así, adelanta su propósito de, a partir de agosto, volver a impartir clases de pintura en la capital regional.

Hoy, lamenta la ausencia de salas en Concepción. Reconoce que hay talento, pero “faltan galerías para los nuevos pintores, lugares donde los artistas jóvenes puedan exhibir sus obras. Hay una corriente de pintores hiperrealistas, que retratan objetivos con esencia personal y logran transmitir la realidad, incluso, con mayor fidelidad que una fotografía”.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES