FACEA UdeC: Información es clave para que las empresas tomen mejores decisiones

Unidad multiprofesional especializada de la UdeC entrega servicios de construcción de datos que permiten asesorar a sus clientes en los más variados temas.

 
IMG_9657Saber lo que piensa el público, o un determinado grupo de clientes, sobre un producto o servicio es vital a la hora de definir una estrategia de marketing, de fidelización, de posicionamiento de marca u otro objetivo comercial. Para responder esa interrogante, y tomar una decisión que concuerde con las expectativas del público y los objetivos empresariales, es fundamental realizar un estudio de mercado. Y es justamente en esto que se especializa la Unidad de Asistencia Técnica y Capacitación de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas, de la Universidad de Concepción, la que ostenta una trayectoria de más de 20 años dedicada al diseño y ejecución de estos estudios. “La experiencia y el profesionalismo de nuestros académicos garantizan el rigor científico de nuestro trabajo”, explica José Fuentes, Director de la Unidad.

En la elaboración de cada instrumento, y su posterior análisis, participa un equipo interdisciplinario, compuesto principalmente por investigadores de mercado, economistas, sociólogos y estadísticos, apoyados por especialistas en terreno a lo largo de todo el país, quienes son responsables de levantar los datos primarios que constituyen la base para construir la información.

“La recolección de datos primarios se realiza fundamentalmente a través de encuestas, las que pueden ser presenciales, telefónicas o vía web. Usar una u otra depende del tipo de estudio a realizar y del marco muestral disponible. Por ejemplo, si el objetivo del estudio es evaluar la calidad de atención brindada a los clientes que compraron en determinada empresa, o usuarios que realizaron trámites en un servicio público, la forma más eficiente de recolectar los datos es con encuesta telefónica, pues se dispone del marco muestral, que es el listado de todos los clientes o usuarios en contacto con la empresa, en un periodo determinado; por tanto, es posible seleccionar una muestra aleatoria representativa del universo. Así, si el cuestionario a aplicar no requiere de mostrar tarjetas o fotografías, la encuesta telefónica es el mecanismo más eficiente, sobre todo si los componentes del universo están distribuidos a lo largo del país. Hoy, muchos servicios o empresas tienen plataformas de atención virtual, en cuyo caso también es posible capturar los datos vía encuesta on-line”.

Agrega que en algunos estudios no se cuenta con el listado del universo, sino que sólo se sabe que se trata de habitantes u hogares de cierta comuna o región. “En ese caso lo recomendable es seleccionar una muestra de hogares y aplicar el instrumento de medición en forma presencial, éste podría ser el caso de una medición de preferencia electoral en un cierto distrito o comuna”.

El trabajo, asegura Fuentes, es conducido según una rigurosa metodología científica, que valida los resultados de la medición, los que dependerán, fundamentalmente, de la definición del universo, de la construcción de cuestionario, de la forma como se plantean las preguntas, del tamaño de la muestra y de la selección de la misma.

 

Diversas metodologías para distintos estudios

El directivo explica que en la mayoría de los estudios de mercado los resultados no pueden ser comprobados, como en aquellos que miden el Grado de Satisfacción de los Clientes, cuya comprobación requeriría entrevistar a todos los clientes y medir la satisfacción, trabajo costoso e impracticable.

“En el caso de estudios de preferencias electorales, en los que se mide la intencionalidad de voto, es posible tener una suerte de comprobación o validación de las estimaciones. Sin embargo, se debe recordar que la encuesta es una medición en un momento determinado de las preferencias de los electores, por lo que pueden cambiar según las acciones y estrategias que aplique cada candidato. Por tanto, una encuesta aplicada cuatro meses antes de las elecciones no sirve para decir quién ganará, sino sólo para definir acciones, saber quiénes lo apoyan y cuánto lo conocen. De hecho, si las acciones emprendidas son correctas, la próxima medición cambiará: esa evolución es la que interesa”, señala Fuentes, detallando que “contamos con una larga trayectoria de realización de este tipo de estudio, desde 1989”.Sin título-2

Empresas e instituciones, de Arica a Puerto Natales, forman la lista de organizaciones para las que la FACEA UdeC ha realizado estudios de distinta índole, desde medir el porcentaje de la población sedentaria en Chile, para el Instituto Nacional del Deporte el año 2012; hasta la evaluación económica de playas artificiales en el norte de Chile, la medición de satisfacción de los visitantes de las Áreas Silvestres Protegidas -desde el Parque Nacional Lauca en Arica hasta las Torres del Paine-, entre otros.

Cualquiera sea el objetivo buscado, José Fuentes advierte que es posible que los resultados no sean los esperados por los gerentes o directivos de las instituciones, ya sea porque revelan un cambio en las preferencias de los consumidores o por una disminución en los niveles de satisfacción de los usuarios. “Sin embargo, esta información les permite tomar las decisiones más adecuadas para revertir una situación negativa o, bien, consolidar su posición en el mercado”, puntualiza

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES