Facultad de Arquitectura UdeC: Un intenso 2010 permitió generar estudios y aportes

Una emergencia como la vivida en el país el pasado 27 de febrero con el terremoto y tsunami significó no sólo que se activaran los planes de emergencia, sino que también profesionales de muchas áreas pusieran al servicio del bien común sus capacidades.

arquitectura-AZV8045“Nuestra respuesta al terremoto del 27/F fue espontánea y prácticamente inmediata “, relata el decano de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Geografía ( FAUG) de la Universidad de Concepción, arquitecto Ricardo Utz Barriga. “Los primeros en reaccionar fueron nuestros propios alumnos de arquitectura y de geografía, que estuvieron dispuestos para ayudar en lo que fuera”, rememoró.
Pedro Orellana, docente de la FAUG, detalla que se organizaron equipos de trabajo compuestos por alumnos de arquitectura de distintas universidades, a los que se sumaron estudiantes de ingeniería, constructores civiles, sicólogos y sociólogos entre otros, quienes trabajaron durante un mes y medio en hacer los catastros de viviendas afectadas en distintas localidades de la Región. “El objetivo era urgente: Detectar las edificaciones con daño severo, advertir eventuales derrumbes por las fuertes réplicas y así salvar vidas”, y agrega que la experiencia de vida fue intensa, no sólo desde el punto de vista humano, ya que en muchos lugares fuimos la primera organización en tomar contacto con los afectados, sino que a nivel profesional, porque ese conocimiento orientó la formación académica durante todo el 2010.
La FAUG facilitó parte de su infraestructura física y un laboratorio computacional completo, “como una manera de demostrar nuestro compromiso y trabajar de manera colaborativa durante la emergencia”, afirma el decano Utz. Por su parte, la carrera de Geografía también hizo un importantísimo aporte: Los alumnos, guiados por docentes geógrafos,  colaboraron con el Comando de Operaciones Terrestres ( COT) del Ejército, ingresando a un sistema computacional, los datos de edificaciones colapsadas de todas las comunas de la Región, de manera que la Autoridad de la emergencia siempre tuvo una visión panorámica y en detalle del estado regional, lo que facilitó enormemente la toma de decisiones.
Más tarde, al retomar las clases, el quehacer de las carreras de la FAUG no estuvo ajeno al terremoto, pero ahora desde una perspectiva docente. Así, los últimos años de la carrera de Arquitectura desarrollaron  proyectos de establecimientos educacionales afectados por el sismo, a partir de un acuerdo de colaboración con la SEREMI de Educación. Se diseñaron planos y maquetas para una gran cantidad de liceos dañadas en la Región, entre los que destacan las comunas de Talcahuano ( Liceo A-21 y A-23) Arauco, San Carlos, Concepción, y una decena de localidades más.
“También se hicieron interesantes ejercicios académicos en la planificación de caletas y parte del borde costero, a partir de los talleres de urbanismo, cuyos resultados fueron oportunamente entregados a la autoridad regional. Aunque suene paradójico, fue el terremoto el que nos instó a juntarnos por primera vez a todas las escuelas de arquitectura de la Región, para coordinar nuestros ejercicios académicos, de manera que éstos fueran útiles a la causa de la Reconstrucción”, comenta Ricardo Utz.
Entre otras muchas actividades ligadas al terremoto, destaca una en particular: Se organizó junto a la Autoridad de la II Zona Naval, un concurso para estudiantes de la FAUG, destinado a rediseñar el espacio de acceso a la Base Naval, de manera que éste sea ahora de libre tránsito, generando un área urbana de interés turístico y recreacional, con el Huáscar como principal polo de atención. Los alumnos ganadores de la propuesta obtuvieron como premio un viaje a la Antártida. Sin duda, un año que marcado por la tragedia, sirvió para generar debate y unir capacidades, voluntad, entusiasmo y mucho trabajo en pos de la reconstrucción.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES