Con un moderno Centro de Entrenamiento y Simulación en Salud (CESS) en su campus El Boldal, Universidad de Las Américas utiliza con éxito desde el año 2008 esta metodología, que favorece una sólida formación profesional, gracias al aprendizaje experiencial.

 

Por más de una década, la Facultad de Ciencias de la Salud de Universidad de Las Américas ha adoptado la metodología de Simulación Clínica para las carreras de Enfermería, Fonoaudiología, Kinesiología, Nutrición y Dietética, Terapia Ocupacional y TNS en Enfermería. Hoy cuenta con siete centros en cada uno de sus campus en todo el país, dotados de alta infraestructura y tecnología, que permiten a sus estudiantes aprender en un ambiente protegido y controlado en donde se recrean escenarios con el máximo realismo.

Paz Hormazábal, Vicerrectora de Sede Concepción de Universidad de Las Américas, comenta que “la simulación es clave para desarrollar la adquisición de habilidades y destrezas en la formación profesional de nuestras carreras del área de la Salud. Además, fortalece el trabajo”.

Agrega que a lo largo de estos 10 años se ha ido perfeccionando la simulación clínica. “Hoy no solo se hace simulación de procedimientos, sino también de situaciones integrativas de las competencias. Junto con esto, se ha ido aumentando progresivamente el número de horas de simulación en el currículo de las carreras de Salud, lo que permite estar en concordancia con el Plan de Desarrollo Estratégico (PDE) de la Facultad, que señala como su sello el potenciar la simulación clínica”.

En concreto, esta metodología de enseñanza-aprendizaje consiste en promover la toma de decisiones, trabajo en equipo y diversas conductas para resolver situaciones clínicas imitadas de la realidad. Esto se realiza a través de simuladores de partes, para entrenar habilidades clínicas, y simuladores de alta fidelidad, así como el uso de pacientes estandarizados o simulados, todo en medio de escenarios que se asemejan lo más posible a lo real. El entrenamiento que se otorga con la simulación brinda la oportunidad de práctica constante de destrezas psicomotrices, familiarización con instrumentos y equipos y, al mismo tiempo, los alumnos ganan experiencia en el reconocimiento de problemas y cómo resolverlos.

Juicio clínico y humanizado

Para Belén Navarrete, Directora de Carrera de Fonoaudiología, poder simular la atención fonoaudiológica ofrece al estudiante la posibilidad de equivocarse sin perjudicar a una persona, además de favorecer la incorporación de conocimientos y estimular el desarrollo de habilidades propias de la profesión. “Realizamos distintos tipos de evaluaciones, en las que utilizamos equipos de última generación, para que nuestros estudiantes se enfrenten a situaciones reales de práctica, y el trabajo con actores que simulan patologías, constituyendo una estrategia de enseñanza-aprendizaje, que permite a los alumnos llegar mejor preparados a su práctica profesional”.

En el caso de Terapia Ocupacional, su Directora de Carrera, Ilce Martínez, señala que, a través de la simulación, se ofrece la práctica integrada con la teoría de manera controlada y fundamentada en el aprendizaje experiencial, pues cada sesión de simulación se planifica de acuerdo con los resultados de aprendizaje que comprenden varias etapas dentro del ciclo de la experiencia. Mediante una forma estructurada, combina el componente activo, experiencia de la simulación, el ejercicio en sí mismo y, posteriormente, promueve la reflexión sobre la experiencia para facilitar la incorporación de cambios en la práctica.

Laura Poblete, Directora de Carrera de Nutrición y Dietética, explica que la adquisición de habilidades y destrezas, mediante la práctica simulada, potencia el desarrollo integral de los estudiantes, facilitando la adquisición de juicio clínico y humanizando la práctica de salud en las diversas instituciones, características fundamentales para desenvolverse de mejor manera en el campo laboral.

Enfermería, en tanto, utiliza la metodología de simulación clínica en sus 12 asignaturas disciplinares, lo que representa aproximadamente un 36 % y 440 horas de simulación en la malla curricular, indica Carolina Uribe, Directora de la Carrera, quien destaca también la importancia de la capacitación docente en este método. Para esto, la Facultad ha desarrollado cursos on line de capacitación docente en la metodología de simulación, como el Diplomado en Docencia en Simulación Clínica, que se imparte en su sexta versión en la sede Santiago y como segunda versión en la sede Concepción. “Es un proceso progresivo, en el que se incorporan de manera paulatina los distintos contenidos que se abordan en las asignaturas”, concluye Samuel Gutiérrez, Director de Carrera de Kinesiología, quien destaca las competencias obtenidas con esta metodología.

 

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES