Facultad de Farmacia de la Universidad de Concepción: Profesionales con una sólida formación científica

publi-UDEC-FAC-QUIMICA.jpgNueve décadas de historia, profesores con alto grado de especialización y el desarrollo permanente de investigación científica son la tríada que caracteriza a esta Facultad de la UdeC, de la que dependen las carreras de Química y Farmacia, Bioquímica y Nutrición y Dietética. Tres programas de pregrado que destacan por la formación científica que reciben sus estudiantes.
La Facultad de Farmacia, al igual que la Universidad de Concepción, tiene 90 años de historia y ha aportado miles de profesionales al país. Bajo su alero funcionan las carreras de Química y Farmacia, Bioquímica y Nutrición y Dietética. Las tres ofrecen una formación científica de alto impacto para sus estudiantes y tienen altas tasas de inserción laboral, según explica Daniel Durán, encargado de Extensión de la Facultad. En sus laboratorios se genera importante investigación, situación que permite a los alumnos del pregrado mantener un contacto directo con el desarrollo científico que se está realizando en sus respectivas disciplinas. El 93% de los profesores en la Facultad posee grado académico de Magíster o Doctor, lo que demuestra el compromiso que existe con la formación científica actual.
Como parte de las políticas universitarias, las tres carreras están en proceso de reformulación de sus mallas curriculares para que tengan una orientación de enseñanza basada en el aprendizaje y así poder responder a las necesidades de formación que el país requiere.

Química y Farmacia: 90 años de trayectoria académica

Química y Farmacia es una de las cuatro carreras más antiguas de la UdeC. Durante sus 90 años de existencia ha titulado 86 promociones lo que, en total, suma más de 2 mil profesionales para el país. Durante estas nueve décadas su plan de estudio ha respondido a cada una de las necesidades de las políticas sanitarias nacionales, al avance científico y a los requerimientos de la misma profesión, como explica Mariela López, jefa de carrera. Esta evolución, agrega la docente, ha sido paralela a la de su planta académica que también ha debido adecuar su conocimiento y especialización de acuerdo con los nuevos escenarios que ha tenido que enfrentar la carrera.
Sin embargo, hay algo que no ha variado y esto es la fortaleza en la formación clínica que se entrega a los estudiantes “la que está orientada a contribuir al buen uso de los medicamentos, en el sentido de que sean adecuados, efectivos y seguros para los pacientes”, añade.
La formación de los alumnos se complementa con prácticas profesionales en tercer, cuarto y quinto año en farmacia privada; una práctica en farmacia hospitalaria y, finalmente, como egresados deben realizar una habilitación profesional donde optan por un trabajo de fin de carrera o por un internado que tiene una duración de seis meses, ya sea en farmacia privada, farmacia asistencial, industria farmacéutica, industria cosmética, industria de alimentos, marketing farmacéutico, o laboratorios clínicos, “que son fundamentalmente las áreas que componen el amplio campo laboral que actualmente tienen los químico farmacéuticos”.
Al igual que las demás carreras de la Facultad, este programa de pregrado iniciará el proceso de innovación curricular. “Estamos en la etapa de espera de aprobación del proyecto para definir el perfil de egreso basado en competencias”.
La carrera tiene una duración de 11 semestres. Fue acreditada por cinco años y está pronta a iniciar su proceso de reacreditación.

Nutrición y dietética Profesionales con la mayor base científica

Hace 35 años la Universidad de Chile era la única del país que impartía la carrera de Nutrición y Dietética. Por ello, en 1975, la noticia de que la UdeC comenzaría el mismo programa no pasó inadvertida en el ambiente académico de la época. Fue así como para responder a las necesidades del perfil epidemiológico de la zona -con una prevalencia muy alta de malnutrición por déficit- se creó en ese año esta carrera de pregrado, bajo el alero de la Facultad de Farmacia de la UdeC y con un sello que ha mantenido hasta la actualidad: formar a las nutricionistas con la mayor base científica de Chile.
Conjuntamente, explica la jefa de la carrera, Eliana Durán, “también tenemos como fortaleza la formación profesional que entregamos en las 3 áreas más importantes de la profesión, que son la alimentación colectiva, la nutrición clínica y la nutrición comunitaria, lo que permite a nuestros titulados desempeñarse en cualquiera de estos ámbitos”.
A través de su historia, la carrera ha estado en procesos de innovación curricular permanente. Precisamente en este momento, que se encuentra en proceso de reacreditación, planifican nuevos cambios a la estructura de su malla curricular de acuerdo con el perfil de egreso que la realidad nacional exige a estas profesionales. “Es un perfil por competencias que han elaborado distintos asesores a través de un proyecto Mecesup, en el que la Universidad de Concepción está en red con las universidades de Valparaíso y del Bío Bío, en una experiencia pionera en América Latina, que además favorecerá la movilidad estudiantil de los estudiantes de Nutrición y Dietética de estos tres planteles”, agrega Eliana Durán
Actualmente es una de las carreras que tiene más postulantes por vacante ofrecida dentro del plantel y también con uno de los más prometedores campos laborales, por la importancia que la educación y el cuidado de la nutrición tienen en el perfil epidemiológico actual de la población chilena. La empleabilidad, calculada según el porcentaje de egresados que se ocupa dentro del año después de titulado, es de casi el 100%, según la jefa de carrera.
Cabe señalar que los estudiantes además añaden a su currículum las asignaturas de Nutrición Clínica, Administración, Tecnología Educacional y una importante formación en evaluación nutricional, “para lo cual disponemos de sofisticados equipos de evaluación que preparan a nuestros alumnos para realizar diagnósticos nutricionales, habilidad que los destaca entre sus pares”.

Bioquímica: Ciencia,investigación y desarrollo

En 1957, la Facultad de Farmacia creó su segunda carrera: Bioquímica, para formar profesionales científicos en el área de la química y de la biología. La idea, dice su actual jefa de carrera, la profesora Margarita González, es formar un profesional conocedor de la química de los procesos biológicos. Una disciplina que está en constante evolución sobre todo a partir del proyecto genoma humano y de la aparición de las ciencias ómicas, como la genómica, la proteómica, la metabolómica, entre otras.
“Por ello como principal motivación para postular a esta carrera -con un promedio de corte de 650 puntos- es que los postulantes deben dominar la química, la asignatura de ciencia básica que es clave en nuestra malla académica, pero también deben sentir amor por la ciencia y demostrar curiosidad científica”, asegura Margarita González. Lo demás, como el conocimiento y las habilidades, se va adquiriendo con el tiempo a través de la teoría y en los laboratorios, agrega.
La carrera de Bioquímica en la UdeC, según explica la docente, ofrece una formación especialmente orientada hacia la bioquímica clínica, “aunque sin descuidar la bioquímica básica”, precisa. Esto permite a sus estudiantes una rápida inserción profesional en el sector salud que, para el caso de los bioquímicos, incluye a los hospitales, a las clínicas, a los laboratorios clínicos y, recientemente, a los laboratorios forenses y a los laboratorios químicos de Carabineros y de la Policía de Investigaciones (PDI). Margarita González sostiene que un 40% de los bioquímicos de la UdeC se emplea en este sector; mientras que un tercio se dedica a la academia, ya sea a través de la docencia o de la investigación científica, y el resto lo hace en el sector productivo o medioambiental.
La carrera, que tiene cinco años de duración más un año de titulación, fue acreditada por 6 años hasta el 2010, equivalente a la acreditación de toda una cohorte que cursa la carrera, con algunas observaciones que tenían que ver con la flexibilización de aspectos del currículum. “En nuestro caso, estos cambios nos permitirán incorporar a la malla asignaturas electivas para completar su formación profesional, como electivos en el área de genética, en el área de química e inglés”.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES