Fernando Sabaletta En plenitud… agradecido de la vida y de la gente

Tras más de 26 años de trayectoria, está en la cúspide de su carrera, con un renovado salón y un centro de estética de primera categoría.


 
Talentoso, locuaz, humilde, carismático, amante de su trabajo y tremendamente emprendedor, Fernando Sabaletta no cesa. A pesar de su éxito indiscutido, sigue con ansias de seguir creciendo y derramando entre sus clientes el prodigio de su arte.
Se encuentra en el peack de su carrera, y aunque su trayectoria ha estado marcada de excelencia, recuerda con cariño todos los desafíos que tuvo que pasar para llegar donde está hoy.
Partió de cero, sólo con las ganas, la esperanza y la fe que lo caracterizan. Nunca estuvo en sus planes ser peluquero, fue una amiga quien lo incitó a estudiar e inmediatamente le gustó, poniendo mucha atención a las clases, observando a quienes tenían más experiencia en la academia. Apoyado siempre por su familia y clientes pudo llevar a cabo su visionario proyecto. Adecuando artefactos domésticos y en un pequeño local comenzó a ejercer su vocación.
“Desde el inicio tuve clientes que se atrevieron a atenderse conmigo, sólo tenía ganas de hacer las cosas bien, me acostaba y despertaba pensando en la peluquería y así partí. No sé por qué la gente captó esto, me tomó cariño, perdonó mis errores y depositó la confianza que necesitaba para trabajar. Plasmé la idea y la llevé a cabo, querer es poder, eso lo tengo absolutamente claro”, declara Fernando.
Muy pronto, la necesidad de crecer fue una realidad. Trabajaba cerca de diez horas diarias de lunes a domingo y aun así no era capaz de dar abasto a las decenas de clientes que diariamente acudían a atenderse en “Pelos”. “Fue una época maravillosa, llena de buenos recuerdos, muy esforzada y tremendamente enriquecedora”, menciona.
Rápidamente, logró estabilizarse en su carrera, destacó por su empatía con los clientes y profesionalismo, cualidades que lo llevaron a situarse entre los grandes. Se instaló en pleno centro penquista, donde reunió a antiguos y muchos nuevos clientes que buscaban dejar sus cabellos en manos de Fernando Sabaletta. “Es gratificante ver que confían en ti, el aparecer en televisión permitió mostrar a mayor cantidad de gente mi trabajo, de esa manera el público comenzó a reconocerme y consolidé mi nombre”, cuenta.
Desde hace 14 años, Fernando Sabaletta atiende en el céntrico local ubicado en O”Higgins esquina Ongolmo, en ese espacio junto a 14 personas más recibe a su distinguida clientela. Recientemente lo re-decoró y hace algún tiempo habilitó en el mismo lugar el Centro de Estética que también ha sido todo un éxito. “Nos caracterizamos por ser realistas en los tratamientos, ofrecemos lo que realmente se adeca a cada persona, por lo que los resultados son altamente satisfactorios”. Consolidado y completamente agradecido de la vida, de las personas y “de todo el universo”, como destaca, Fernando Sabaletta explica que su éxito lo atribuye al contacto con la gente, a siempre estar rodeado de buenos elementos que han enriquecido su vida. Reconoce que la perseverancia, la disciplina, profesionalismo y su autoexigencia lo llevan siempre a querer mejorar en todo sentido y eso los clientes lo perciben. “Eso se respira en el salón, con detalles traspaso armonía a quienes nos visitan. Todo el equipo está capacitado para entregar un servicio de calidad, el tiempo y la trayectoria permiten que pueda interpretar lo que nuestros clientes quieren y eso da resultados extraordinarios que se traspasan de boca en boca y que nos han hecho situarnos en la cima”, finaliza.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES