Ficción y Magia en Escena

cultura_microbios.jpg
Dinamismo e interacción con el público preferentemente infantil son dos de las principales características de “Pasajes para un cuento”, la obra con que la Compañía de Teatro penquista Microbia se presenta hace algunas semanas en Espacio Cero, en el Mall Plaza Trébol.
La puesta en escena fue creada por su director Marcelo Ormeño en el 2006. Un juego de luces, música en vivo y un poco de espectáculo de clown, articulan la fábula y el cuento medieval enmarcado en el género comedia.
Nueve integrantes -4 músicos y 5 actores- dan vida a la obra de 60 minutos que encanta por su simpleza y por la naturalidad con que los artistas dan vida  a los personajes.
Anteriormente a este estreno la compañía de teatro que nació en 2000 había adaptado y llevado a las tablas la historia de ”Caperucita Roja”, la cual obtuvo una positiva recepción del público penquista.
Los pasajes del cuento
El montaje que actualmente presenta “Microbia” se divide en 4 cuentos que retratan los valores humanos de la cotidianeidad: la amistad, el amor, la lealtad, el compromiso, el respeto y  la confianza.
El primer cuento, representado por un conejo y una hiena, muestra los “vicios blancos” que muchas veces alteran las relaciones entre personas. La falsa amistad, el oportunismo y el engaño forman parte importante de la escena que produce una reacción espontanea de los niños. Gritos, risas, caras de espanto y pequeños tratando de subir el escenario son parte de las conductas que se observan.
El teatro negro con que se presenta la segunda intervención muestra a Porcelana, el caballo ícono de la obra, cumpliendo un sueño de amor.  La mezcla de objetos, sonidos y música crean emoción en los pequeños espectadores, muchos de los cuales no alcanzan a descubrir los trucos de esta técnica y creen estar presenciando un espectáculo de magia.
Un intermedio de comedia muestra a Rodrigo Beltrán, en el papel de “Calcetín Huacho” disfrazado de mosca. Su zumbido ensordecedor llega a cada una de las butacas internando a los espectadores en la historia que presenta junto a un payaso, interpretado por Álvaro Robles.
El teatro-objeto del cual forma parte el último acto incluye a dos reyes peleando por sus reinos a costa de los intereses de los súbditos.
De esta forma, se desarrolla la exitosa presentación de este grupo de actores cuyas edades fluctúan entre los 22 y 34 años.  “Lo más importante para nosotros es que el espectador entre y crea en el juego que presentamos”, sostiene Alfonso Lara. Y así sucede con el espectáculo lleno de alegría, color y magia que también protagonizan Alfonso Lara y Celia Agurto (actriz y diseñadora de la escenografía). La banda musical que esta vez acompaña a “Microbia” está conformada por: Cristián Fritz, Verení Alvarado, Carolina y Gerardo Aguilera.
“Pasajes para un cuento” permanecerá sobre las tablas hasta el 5 de agosto próximo,  ya que después de esa fecha, el grupo dedicará todas sus energías a su tercer montaje, del que todavía no quieren  revelar detalles.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES