Formación de ingenieros más allá de los conocimientos técnicos

col-Columna USS
Pedro Ramírez Glade Decano Facultad de Ingeniería y Tecnología Universidad San Sebastián.

La sociedad requiere profesionales del área de la Ingeniería que no sólo tengan una sólida formación en conocimientos técnicos que resuelvan problemas con complejas soluciones que deben satisfacer requisitos muchas veces en conflicto, sino también que sean capaces de recoger una dimensión tan importante como las demandas sociales, a través de una mirada empática, solidaria y éticamente responsable.

La Facultad de Ingeniería y Tecnología de la USS incorpora en sus mallas de estudio la formación integral de sus alumnos, entendida como una sumatoria de cualidades diversas que deben acompañar el desempeño del profesional. Es así que se tiende a la formación del individuo para que sea capaz de participar, desde su disciplina, en la construcción de su cultura, comunidad y entorno. 

Estas competencias se desarrollan, desde el primer año, en varias líneas: Formación en habilidades blandas, considerada en cinco semestres, periodo en que los estudiantes son formados en habilidades de conducción de equipos multidisciplinarios, liderazgo y pensamiento sistémico. Además, desarrollan habilidades para detectar oportunidades en el entorno, promoviendo la innovación y el emprendimiento.

Otra arista es la formación en habilidades comunicacionales, que busca el desarrollo de competencias para el adecuado uso funcional de la lengua española, tanto en su expresión oral como escrita. Esto implica desarrollar con los estudiantes estrategias comunicativas en discursos de carácter científico y/o profesional. Asimismo, se consideran seis niveles de inglés que le permiten al estudiante adquirir competencias lingüísticas y discursivas (leer, escribir, hablar y escuchar), aplicadas al uso del lenguaje cotidiano y al contexto académico-profesional para contribuir a los requerimientos del ejercicio de la profesión. 

También, a través de los cursos Ciencia y Filosofía, y Modernidad y Posmodernidad, los estudiantes cultivan competencias y habilidades intelectuales relativas al pensamiento crítico, que complementan, desde una formación humanista, las diversas  disciplinas de la Ingeniería.

Estas asignaturas logran que el futuro ingeniero valore el pensamiento filosófico como aquella disciplina racional que posibilita una mirada crítica de los dilemas éticos de la ciencia al servicio de la persona y su bien.

Pero, además de las asignaturas, la Facultad desarrolla actividades que acercan a los estudiantes al mundo profesional como Spring Up y Mes de la Ingeniería, entre otras. También complementan su formación las frecuentes visitas industriales contextualizadas en asignaturas donde los alumnos ven en la práctica la aplicación de los contenidos teóricos, acercando no sólo al estudiante a la empresa, sino también la empresa al alumno, situación que vivencian a través de las dos prácticas profesionales que realizan durante la carrera y las reuniones con empresarios y ejecutivos de profesión ingeniero.

Así, podemos asegurar una formación que trasciende los sólidos aspectos técnicos, para titular a profesionales preparados para enfrentar los desafíos de la sociedad actual y del futuro. 

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES