Francisco Murillo, CEO de SURA en Chile: “Los chilenos ahorramos poco para nuestra pensión”

Afirma que hoy las pensiones están lejos de las expectativas de las personas, y que disminuir esa brecha es el mayor desafío que enfrentan los principales actores de la industria.

publi-sura-_MG_9532Tras la publicación de las nuevas tablas de mortalidad por parte de las superintendencias de Pensiones y de Valores y Seguros, que indicaron que la expectativa de vida de los chilenos a partir de los 65 años se habría elevado en casi un año en comparación con la última estimación hecha en 2009, el CEO de Sura en Chile, Francisco Murillo, comenta que tenemos una razón para estar contentos: viviremos más, pero como contrapartida, tendremos un tema del cual ocuparnos, y esto es que habrá que trabajar más para financiar más tiempo de vida, ya que, en promedio, los chilenos cotizan sólo la mitad de su vida laboral.

 -Desde el punto de vista de la construcción de las pensiones, ¿cómo cree que debemos abordar la problemática del envejecimiento?

El primer síntoma de que Chile ha envejecido lo estamos viendo precisamente en las pensiones. El sistema de pensiones fue diseñado en 1981, pensando en que una mujer jubilaría a los 60 años, después de haber cotizado durante 35 años y con una expectativa de vida de 21,6 años más. Pero lo que sucede en la realidad actual es que ellas en promedio sólo cotizan 15,7 años y hoy viven más que antes. En el caso de los hombres, el sistema consideraba 40 años de cotizaciones para jubilarse a los 65 años y tener que financiar 13,5 años. Hoy ellos en promedio cotizan 19,8 años y tienen que financiar prácticamente la misma cantidad de años. Las pensiones no son lo que esperamos porque estamos ahorrando muy poco para una vida cada vez más larga. Por lo tanto, hay que cotizar toda la vida laboral y hacer ahorro voluntario desde el comienzo.

 -¿Cómo se construye una buena pensión en este nuevo escenario?

Las pensiones se construyen de ahorro obligatorio, ahorro voluntario y rentabilidad. A pesar de todas las críticas que se les hace a las AFP, hay una cosa que hemos hecho bien: rentabilizar los ahorros. Hoy más del 70 % de las actuales pensiones es sólo rentabilidad. Si pensáramos en cómo debiera construirse la pensión ideal, debiéramos considerar 25% de ahorro obligatorio, un 15 % de ahorro voluntario y el resto de rentabilidad. Dado que el ahorro obligatorio corresponde sólo al 10 % del sueldo imponible -y es importante que lo hagamos todos los años que trabajemos, ya sea como empleados o como independientes- es clave que las personas entiendan que si hacemos ahorro voluntario desde temprano los logros son notables.

 -¿Qué hay que hacer para incentivar más el ahorro voluntario? ¿Faltan instrumentos de ahorro?

Si bien la  variedad de instrumentos es amplia, creemos que el problema no va por ahí. Lo que debiésemos hacer es crear hábitos de ahorro, es decir, enseñar a las personas que aunque se puede ahorrar en cantidades pequeñas, lo importante es hacerlo sistemáticamente y con una mirada a largo plazo. Para lograr $100.000 de pensión, un hombre tiene que ahorrar mensualmente $13.000 desde los 25 años y una mujer $ 20.000 desde la misma edad.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES