Frontel trabaja para asegurar la energía y crecer tras el terremoto

frontel-4La rapidez para reaccionar ante la emergencia, el esfuerzo de los profesionales, contratistas y ejecutivos de la empresa de distribución, lograron la pronta normalización del servicio. Para asegurarlo, vienen más proyectos pensando en los clientes.
Tras el terremoto de febrero, los trabajadores y contratistas de la Empresa Eléctrica de La Frontera, Frontel, han completado dos meses de trabajo intenso y continuo, hasta lograr reponer el suministro eléctrico con especial dedicación en las zonas más afectadas de las provincias de Arauco y de Concepción. A partir de ahora se viene una nueva etapa, para retomar las inversiones proyectadas para este 2010, ampliando redes, construyendo subestaciones, despejando líneas y mejorando diariamente el servicio comprometido con sus clientes.
“Sin duda este comienzo laboral  del Bicentenario nos ha impactado a todos, dejando consecuencias en cada uno de los aspectos de nuestra vida cotidiana. El terremoto y posterior tsunami del 27 de febrero pasado marcó un antes y un después para las actividades familiares, laborales, económicas y, ciertamente, nos impuso mayores desafíos de los que nos habíamos planteado al iniciar este 2010”. Así lo señala el Gerente General de Frontel, Francisco Mualim Tietz, respecto de la labor que les ha correspondido a partir del terremoto.
Sobre la situación post sismo, el alto ejecutivo señala que “seguimos con el mismo compromiso de siempre, de llevar energía para casi 300 mil clientes a los cuales Frontel entrega servicio de distribución de electricidad. Hemos enfrentado una catástrofe de dimensiones. Sin embargo, no podemos quedarnos en ello, muy por el contrario, necesitamos retornar a la normalidad prontamente, y tenemos muy claro que el suministro eléctrico es indispensable para reactivar el abastecimiento del agua, los combustibles, la telefonía, internet y correos, además de todos los servicios, el comercio y las industrias”, señaló.
Francisco Mualim destaca que restablecieron lo más rápidamente posible el servicio en las comunas que atienden y que continuarán trabajando comprometidamente hasta lograr una plena normalización del sistema de distribución de energía. “En varios sectores, especialmente en la provincia de Arauco, hemos tenido que reponer poste a poste, trasladar equipos, personal, alimentos. A eso hay que sumar el efecto del robo de conductores que al estar sin electricidad fueron saqueados, pero podemos afirmar que Frontel está en un buen pie para seguir otorgando el servicio de distribución en toda nuestra red”, dijo.
Para sortear la catástrofe con energía fue necesario trasladar personal desde Puerto Montt, Osorno y Valdivia para reforzar el trabajo en terreno. Primero hacia La Araucanía y luego al Biobío, especialmente al golfo de Arauco. “Llegamos a tener 1.300 personas trabajando de manera simultánea. Trajimos desde el extranjero repuestos en tiempo récor y usamos al máximo la experiencia del trabajo en zonas complicadas por las inclemencias del tiempo, lo que nos permitió, en la medida de lo posible, sortear de manera eficiente y rápida esta emergencia”.
Pero, sin lugar a dudas, esta tarea titánica pudo realizarse gracias al compromiso inagotable de sus trabajadores y contratistas. Sostiene que “gracias a sus largas y extenuantes horas dedicadas a las faenas de reposición, lejos de sus familias, lograron cumplir”, añadió el ejecutivo, haciendo hincapié en que a pesar de que muchos de ellos son también habitantes de las zonas más afectadas, acudieron al llamado sin excepción. “Restablecer el suministro eléctrico es muy distinto a normalizar las instalaciones. Esto último es una tarea de largo plazo, costosa en tiempo y recursos, pero que Frontel asume como un compromiso”, enfatizó.
-La autoridad ha dicho que los servicios básicos seguirán vulnerables por algún período. ¿Cómo abordará Frontel esta situación y qué le diría a los usuarios para su tranquilidad?
“Todo fue golpeado y se levantó en un tiempo relativamente corto. Hoy estamos reparando exhaustivamente y reemplazando instalaciones que en un comienzo fueron rápidamente repuestas para restablecer pronto el servicio. Esto hace que el suministro esté un poco inestable, pero cada vez será menos, ya que poco a poco se va logrando normalidad. No podemos conectar sin antes revisar cada instalación y cada red. Un paso en falso puede ocasionar desde la quema de equipos hasta la electrocución de una persona. Si consideramos que ello ha significado revisar más de 20.000 kilómetros de líneas de media y baja tensión, queda en evidencia el gran trabajo que cada uno de los integrantes de Frontel ha ejecutado. Hemos cumplido rápidamente una primera etapa, que nos deja satisfechos y agradecidos. Pero en adelante enfrentaremos con mayor ahínco la reconstrucción de las instalaciones dañadas, simultáneamente con el desarrollo de todos los proyectos de inversión y mejora en diversas zonas, planificados previamente por montos superiores a los U$100 millones anuales. Es nuestro compromiso y el de nuestro equipo”.
Respecto de los proyectos de Frontel para este año y los próximos, Francisco Mualim puntualiza que  además del recambio de un sinnúmero de instalaciones dañadas, hay dos proyectos de construcción para la Región del Biobío, que son subestaciones eléctricas en Cañete y Tres Pinos. Estas obras buscarán mejorar el servicio de las comunas aledañas. Ello se sumará a las acciones de roce, instalación de cable protegido en zonas forestales, y altos montos en mejoramiento de instalaciones.

Compromiso con la energía

El Grupo Saesa, conglomerado al cual pertenece Frontel, es la tercera compañía del país en distribución eléctrica, entregando servicio a 670 mil clientes en 5 regiones, en una red que supera los 1.000 kilómetros de extensión. Opera en todas las áreas del sector energía: en generación, a través de Saesa y Edelaysen, propietarias de centrales hidroeléctricas, térmicas y la primera eólica instalada en Chile, en Coyhaique, que, en conjunto, generan 150 MV. En transmisión, mantiene 1.142 kilómetros de líneas de la empresa STS, repartidas principalmente en las regiones de Los Lagos y Los Ríos.
Distribuye energía a través de las empresas Frontel en las regiones del Biobío y La Araucanía; Saesa en Los Ríos y Los Lagos; Luz Osorno en el sector rural de la provincia de Osorno y Edelaysen, que abastece a la Región de Aysén.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES