Gamma Knife Tecnología de punta que combate el tumor cerebral

Disponible desde marzo en Chile, esta cirugía no-invasiva se presenta como la alternativa eficaz para tratar la metástasis cerebral o la neuralgia trigeminal.

Incorporado hace más de 40 años por el profesor sueco Lars Leksell, consiste en la administración de una dosis única y alta de radiación -distribuida a través de 201 rayos gamma- a un objetivo seleccionado en el cerebro.
Con un alto grado de precisión, la cirugía Gamma Knife no perfora el cráneo del paciente, lo que disminuye los riesgos asociados a este tipo de cirugías como infecciones, dolores o problemas derivados del uso de la anestesia. Esta situación permite el ahorro de un largo periodo de recuperación (el paciente puede volver a sus actividades normales al día siguiente), lo que rebaja los costos hasta un 40% en comparación con una cirugía abierta.
Gracias a estas característica aproximadamente 1.000.000 de pacientes en todo el mundo han optado por la Cirugía Gamma Knife.

Una radiocirugía exitosa

En Chile, el primer equipo Gamma Knife fue inaugurado en marzo pasado en las dependencias del nuevo Hospital Militar. Desde entonces, alrededor de 30 pacientes fueron tratados con esta neurocirugía. “La evolución de los pacientes ha sido buena, y los resultados obtenidos se comparan favorablemente con las estadísticas y publicaciones mundiales sobre la materia”, señala el doctor José Lorenzoni Santos, Médico Cirujano, PUC, especialista en Neurocirugía, UC, con formación en la Universidad de Bruselas en Radiocirugía Gamma Knife y Neurocirugía Esterotáxica y profesor Asistente Depto. Neurocirugía Hospital Clínico UC.
Las enfermedades más frecuentes para tratar con Gamma-Knife son metástasis cerebrales, tumores de la glándula hipófisis, malformaciones arteriovenosas, schwanomas vestibulares también conocidos como neurinomas del acústico, y patologías funcionales (formas de parkinson, de epilepsia, algunos trastornos de patologías siquiátricas). Y por cierto, algunas conocidas enfermedades como la neuralgia trigeminal y los meningiomas.
“En las neuralgias se arroja una radiación -muy puntual y en un pequeño volumen- al nervio trigémino, para producir alguna alteración en la conducción eléctrica de los impulsos nerviosos. Luego, existe una latencia, un tiempo, tras el cual aparece un alivio del dolor, y que, en promedio, es de cuatro semanas”, explica el doctor Lorenzoni. Según el neurocirujano, la probabilidad de alcanzar un alivio significativo del dolor que mejore la calidad de vida es de alrededor de un 85%.
Similar situación ocurre con los meningiomas, tumores benignos originados en las membranas que recubren el cerebro, y que se caracterizan por un crecimiento lento y local. “Cuando se localizan en la zona de la base del cráneo o están adheridos a venas muy importantes del cerebro, la intervención quirúrgica convencional es riesgosa. Es en este escenario  donde la radiocirugía aporta una ventaja muy clara, porque no existe mortalidad asociada al tratamiento, los riesgos de complicaciones son bajos y  la probabilidad de control del tumor  es superior a un 90% en el mediano y largo plazo”,  concluye.
Contáctenos en [email protected] o llámenos a los siguiente teléfonos: 02-3316119 o 02-5830033. www.gammaknifechile.com

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES