Gastón Saavedra, alcalde de Talcahuano: Soñamos con una ciudad autovalente y desarrollada”

Buscando recuperar su categoría de polo de desarrollo productivo e industrial, Talcahuano avanza a paso firme hacia su anhelo de lograr un crecimiento integral, que le permita mejorar la calidad de vida de sus habitantes. Mientras, el alcalde y su equipo trabajan incansablemente por cambiar el rostro de la ciudad, con la recuperación de su borde costero y su centro cívico, sentando así las bases de un desarrollo sustentable que también permita potenciar a Talcahuano como destino turístico.

 

G S inter-1 La celebración de sus 251 años encuentra a Talcahuano remozado y avanzando a paso firme hacia su propósito de recuperar su categoría de “primer puerto militar, industrial y pesquero”, como dice su lema. Propósito al que ya en 2010 estaba fuertemente abocado su municipio, presidido por el alcalde Gastón Saavedra Chandía y su equipo, pero que se vio truncado tras el terremoto y tsunami del 27 de febrero de ese año, que dejó con graves daños estructurales a distintos sectores de la ciudad puerto, cuya infraestructura comercial, carretera y marítima se vio afectada por el desastre natural. 

Sin embargo, lejos de “quedarse sentados, lamentando lo ocurrido”, cuenta Saavedra, vieron en esta tragedia una oportunidad para reconstruir la comuna y relevar su categoría de polo productivo e industrial, de zona estratégica, y de apostar por un despegue definitivo, tal como está contemplado en su programa Talcahuano 300, ambicioso plan que busca lograr que el puerto retome “la categoría y posición que merece”, lo proyecte a nuevas áreas de crecimiento, y lo transforme en ejemplo a seguir de lo que se puede lograr con una buena gestión y habitantes comprometidos. 

De hecho, prueba de esto es que, cuando sobrevino la tragedia, el municipio -en conjunto con la comunidad- ya tenía desarrollada su planificación estratégica, que incluía una amplia carpeta de proyectos con miras al progreso integral de Talcahuano. Tras la catástrofe, el municipio desarrolló cuatro Cabildos, acordes a su eje de participación, vitales para definir lo que querían para la comuna, “y que contemplaba desde la recuperación de los servicios básicos, hasta la reconstrucción de viviendas e infraestructura para la ciudad, peticiones que entregamos a la intendenta de la época en una marcha ciudadana que aún se comenta”, recuerda Saavedra.

Agrega que así, cuando el Gobierno asignó recursos para el levantamiento de las zonas afectadas, los proyectos ya delineados fueron prontamente presentados, lo que significó un rápido avance en las obras de reconstrucción. “Esto no fue una oportunidad que se presentó sola, nosotros la buscamos, la gestionamos y así logramos levantar rápidamente a Talcahuano. Aquí nos unimos todos para que la ciudad lograra recuperarse lo antes posible y hoy se ven los resultados, reflejados en todas las obras que hemos llevado adelante y en cómo ha mejorado la calidad de vida de los ciudadanos. La ciudad ha crecido, incluso hoy estamos dentro de las primeras 20 ciudades del país, de entre los 345 municipios que hay en Chile”, dice con orgullo Saavedra.RENDER_02

Recuperando el centro de la ciudad

Hoy, en el tercer año de su segundo periodo como jefe comunal, Gastón Saavedra señala que está centrado en agilizar la concreción de la mayor cantidad posible de las obras ya comprometidas, y en concluir la etapa de desarrollo urbano de Talcahuano, recuperando el centro de la ciudad. Se trata de lo que han denominado Eje Cívico, que contempla el Edificio Consistorial, el emblemático Teatro Dante, el Mercado, la continuación del hermoseamiento del borde costero, la pavimentación de varias calles céntricas y, posteriormente, el soterramiento de los cables de tendido eléctrico del centro de la ciudad.

La TortugaAsí, tras la habilitación de la Plaza de Armas, primer proyecto de recuperación, se trabaja a paso firme en la construcción de la nueva sede municipal, que se espera esté lista en junio del próximo año. Está emplazado en el mismo lugar que ocupaba hasta hace unos años, pero se trata de “una edificación moderna, que contará con sistemas de eficiencia energética; mucho más amplia, pues tendrá ocho pisos y una superficie de 6.210 metros cuadrados”, detalla el alcalde sobre la obra, que ya ostenta un 50 por ciento de avance. 

Este proyecto contempla, además, la reparación del edificio que actualmente ocupa la municipalidad, el antiguo liceo C-25, y la remodelación de los llamados Edificios Públicos. Pero también se planea recuperar el icónico Teatro Dante, centro de entretención construido a fines de 1940, y que funcionó hasta la década de los ‘80, cuando fue cerrado. La habilitación de este nuevo espacio, cuya primera piedra será puesta los primeros días de diciembre, contempla la construcción de cinco niveles que albergarán talleres artísticos, cafetería, sala de grabaciones y una oficina de gestión cultural, entre otras dependencias. “Planeamos que esto sea un gran centro cultural. Es una obra muy anhelada por todos los habitantes de Talcahuano y por quienes hoy dirigimos la municipalidad, pues permitirá que nuestros niños y jóvenes, nuestros artistas, tengan un lugar de encuentro donde desarrollar sus talentos”. 

Además, en diciembre estará definido el anteproyecto de arquitectura, aprobado por los 130 locatarios, del Mercado de Talcahuano. Esto permitirá comenzar la etapa de postulación al Fondo de Reconstrucción de Ciudades, ya asegurado, a la espera de, en septiembre de 2016, comenzar la construcción de este espacio comercial que conlleva una inversión de $ 7 mil millones.

Cambiando la cara del borde costero  

Con la idea de lograr un mejoramiento continuo, que logre modernizar la ciudad y transformarla en una comuna más amigable, el municipio ya ha invertido más de $ 300 mil millones en obras, como las primeras dos etapas del corredor de transporte público, el sector La Poza, el tercer acceso a los cerros y la reconstrucción misma. “Hemos logrado mucho, lo que nos falta es volvernos autovalentes y alcanzar el desarrollo económico local. Para eso necesitamos desarrollar la plataforma logística y lograr la construcción del tercer dique de Asmar, vital para la ciudad, así como la creación de una universidad pública de carácter tecnológico, que es un sueño inconcluso que tiene que ver con la proyección de la ciudad de aquí a 50 años y más”, afirma.  

Añade que está convencido de que la base del desarrollo de una ciudad es la educación, única forma de tener acceso a capital humano con habilidades y competencias, y de generar oportunidades igualitarias. “Por ello implementamos un sistema integrado de educación, que permite a los niños, desde la sala cuna hasta el nivel de centros de formación técnica, seguir un camino que les brinde mejores oportunidades y retenga a los jóvenes talentos, brindándoles mejores opciones laborales”.

Pero quizás uno de los proyectos que más ha contribuido a mejorar la calidad de vida de sus habitantes, además del aumento de áreas verdes -de 4 metros cuadrados por habitante a 7.4-, es la recuperación de su borde costero, que hoy muestra un nuevo rostro, que invita a recorrerlo y disfrutarlo, sentando las bases de un desarrollo sustentable que permite soñar con potenciar a Talcahuano como destino turístico. 

Así, el canal El Morro y la laguna Recamo que, hasta hace unos años, presentaban preocupantes niveles de contaminación, hoy son atractivos lugares de esparcimiento donde apreciar la biodiversidad propia de la zona. Asimismo, los planes de habilitación, el 2016, del Parque de Mitigación Santa Clara y la renovación del sector La Poza, que consideró una inversión de más de $ 7.400 millones, son claros ejemplos de la visión del alcalde, que busca transformar a Talcahuano en modelo de desarrollo sustentable.

Ahora, se trabaja en dar inicio a la segunda etapa de este proyecto, con el objetivo de recuperar el borde costero, por calle Blanco Encalada desde Valdivia hasta donde se ubica la ex Aduana, para habilitarlo como un espacio de recreación que permita la realización de actividades culturales y potencie el sector como polo de turismo.  

El factor tercer dique   

La PozaSaavedra destaca que si bien el país enfrenta una crisis económica, “creciendo a un 2 por ciento, con el dólar más alto y el precio del cobre más bajo, no podemos desanimarnos, debemos seguir luchando para lograr el ansiado desarrollo. Para esto es fundamental lograr la construcción del tercer dique de Asmar, ya comprometido por la Presidenta, que significa la entrada al futuro para la comuna, pues posibilitará la atención en nuestros puertos de Talcahuano y San Vicente de naves más grandes, ésas que van a empezar a llegar por la modernización del canal de Panamá. Eso implicará más puestos de trabajo para nuestros habitantes, empleos de calidad que posibilitarán mejorar su calidad de vida”.

Saavedra puntualiza que Talcahuano tiene todo para lograr desarrollarse como merece y convertirse en polo de la actividad productiva regional. “Soñamos con ver a Talcahuano transformado en una ciudad amigable, desarrollada, sustentable y autovalente, con un tercer dique que potencie la actividad comercial, y una universidad técnica que nos valide como referentes de conocimientos marítimos. Queremos una ciudad socialmente inclusiva, con un desarrollo cultural potente, donde los jóvenes talentos encuentren buenas oportunidades laborales y donde sus habitantes gocen de la mejor calidad de vida”.  

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES