Gastronomía China: Importación no Tradicional

col-RECTOR UST
Roger Sepúlveda Carrasco Rector Universidad Santo Tomás Concepción.

Pese a los avatares económicos de los últimos meses, China es una de las potencias en esta materia. Su desarrollo tecnológico y adelantos han hecho de esta tierra milenaria un gigante. Hoy, Chile y China parecen acortar las distancias territoriales, culturales y económicas.

Nuestra Región, consciente de la importancia de este vínculo, estableció en 2014 un trabajo conjunto que desarrolla con la Red de Colaboración China Región del Biobío, relación que ha permitido generar convenios con provincias como Hubei y Sichuan, abordando aspectos relacionados con la productividad, desarrollo comercial e investigación, desarrollo e innovación, y cultura.

Es precisamente este último eje el que nos permitirá promover la riqueza culinaria de dicho país, tras un convenio firmado entre el Gobierno Regional, la Universidad Santo Tomás Concepción y el Centro Chino de Desarrollo Gastronómico, alianza que fue sellada junto a la Directora General de Asuntos Chinos de Ultramar, del Consejo de Estado de China, Qiu Yuanping, cuya autoridad es equivalente a la de un ministro en nuestro país.

Esta nueva arista busca que nuestra zona sea la primera en recuperar la herencia gastronómica de la cocina de Jiangsu. También conocida como cocina Yang, es considerada como una de las Ocho Tradiciones Culinarias de la China, pues sus orígenes datan de más de dos mil años y se caracteriza por preparaciones como guisos y estofados, con sabores y colores intensos, donde los pescados tienen un lugar de privilegio.

Jiangsu es una de las regiones más pujantes de la República. Con una población que supera los 76 millones de habitantes, ostenta el tercer mayor PIB nominal y el quinto per cápita de todo el gigante asiático. Es un polo de desarrollo tecnológico y energético, sobre todo en lo que a energía solar respecta, pues la industria local superó los 100 billones de RMB (renminbi), como se denomina su moneda.

Además de la recuperación cultural, esta alianza fomentará que los cocineros chilenos, a miles de kilómetros de distancia, puedan dar continuidad a la riqueza patrimonial de China. Estudiantes de Gastronomía, cocineros profesionales y empresarios del rubro recibirán capacitación y podrán llevar hasta las mesas de los penquistas un sinfín de preparaciones que se han traspasado de generación en generación y que fueron concebidas para agasajar a la corte imperial.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES