Glamour con olor a plástico

Foto Muñecas
Son las únicas misses que no se prestan para el cahuín, que no se meten con futbolistas ni con empresarios exitosos. Tienen una conducta intachable y no se quitan la ropa para figurar en el matutino de moda. Pero claro, no son reales, son muñecas de juguete. Simples fantasías de un emergente grupo temuquense que se dedica a enviar ejemplares a los diferentes concursos de belleza que existen en el mundo.
Carola Díaz tiene 21 años y a su corta edad se perfila como la sucesora de Cecilia Bolocco en los concursos de belleza. Nacida y criada en Temuco, ha sabido conjugar sus estudios de medicina con el arduo trabajo de representar a Chile en las competencias internacionales. Y lo ha hecho de gran manera: ganó el título de Mejor Traje Típico 2005; finalista en la elección de Miss Doll Internet Universe; y fue elegida Primera Finalista Miss Doll Universe 2005 en la noche final. En febrero del presente año, Carola obtuvo el título de Reina de las Naciones Atlántico, logrando la primera corona internacional para nuestro país. Sin embargo, no es muy conocida, ni siquiera en el S.Q.P.
Es que Carola Díaz es toda una muñeca. Literalmente, puesto que nació fruto de la invención de un extraño grupo de jóvenes, autodenominado Miss Doll Chile, que desde el 2003 se dedica a enviar muñecas de “juguete” a certámenes internacionales de belleza realizados en todo el mundo.
Es algo freak y lo reconocen; más aún cuando la mayoría de los integrantes de la agrupación son estudiantes universitarios o profesionales: “no sabemos por qué tanto hombre mayor de edad se ve interesado en esta actividad”, aclara uno de los integrantes del primer equipo en Chile encargado de seleccionar y enviar competidoras al resto del mundo.
La agrupación temuquense posee tres cabecillas: Alejandro López, su hermana Ana María y el periodista Leandro Muñoz, encargado del área de comunicaciones.
La creación se remonta a la infancia de Alejandro. “Desde chico me gustaban los concursos de belleza. A los 7 años el único programa que yo podía ver en la noche era el Miss Chile y Miss Universo. Nadie me despegaba del televisor, hasta que terminaban los concursos; es que me gustaban los colores, la música y toda la propuesta estética. Mi sueño era trabajar ahí, aunque fuera abrochando zapatos, pero nunca se pudo porque los concursos de belleza son un círculo muy cerrado”.
Y ¿qué pasó?
Un día investigando noticias en Internet llegué a una página de una Miss Colombia. Pero totalmente novedosa, porque era una muñeca y a través de ella me enlacé con el portal Miss Doll Universe, donde se presentaban muñequitas de diferentes países que participaban por una corona de belleza. Al final me logré contactar con los organizadores para ver la posibilidad de participar y me respondieron que ese año las vacantes estaban llenas, pero que para el próximo me entregaban la franquicia para enviar una participante de Chile a los concursos de belleza.
Es ahí cuando Alejandro le plantea a su hermana embarcarse en esta aventura. Ella, dueña de una amplia colección de muñecas, acepta y el año 2004 los hermanos participan en su primer certamen de belleza en New York. Pero no obtienen los resultados esperados. “Ahí nos dimos cuenta del profesionalismo que requiere la actividad y el nivel de compromiso por parte de los apoderados”.
Luego de meses de trabajo deciden volver a probar suerte y esta vez con mejores resultados. “Hicimos una buena inversión; nos instruimos en el mundo de las muñecas, conocimos cuáles eran las mejores, las que más nos podían servir para representar a nuestro país y así fuimos creciendo e invirtiendo para lograr óptimos resultados”, cuenta Alejandro López.
¿Hoy cuántas personas integran Miss Doll Chile?
El grupo está formado de la siguiente manera: la casa central somos nosotros dos junto a Leandro que se sumó el año pasado. Pero en el país debemos tener entre 12 ó 15 asociados conocidos y de ellos se debiesen desprender otras células, así que exactamente no te podría decir cuánto somos.
¿Han tenido algún tipo de sanción social por jugar con muñequitas?
Primero, para nosotros no es jugar con muñecas. Y no, fíjate que en un principio fue un cuestionamiento bastante fuerte en mí, hasta que alguien me dijo que esta es una expresión de arte. Nosotros estamos hablando de todo un concepto, una estética y una propuestas que pensamos y producimos para mandarla al extranjero, teniendo en cuenta que debiese ser lo más parecida a nuestro país y su idiosincrasia.
ENCHULA TU MUÑECA
Igual que en los concursos reales de belleza, cada participante recibe retoques: se le puede lijar el cuerpo, sacar accesorios, pintar el pelo y la cara, incrementarle los senos y lo más extremo, quitarle la cabeza para utilizar sólo el cuerpo de la muñeca.
Es importante señalar que en estos concursos puede entrar cualquier muñequilla siempre y cuando sea fashion. “Da lo mismo el país de origen, lo que importa es a qué país representa, el glamour que posee y su forma de vestir”. Los trajes de Miss Doll Chile son hechos por costureras de Temuco que se han entusiasmado con la idea de hacer replicas de vestidos en versión pequeña y se han sumado a la extraña fiebre por la mini-moda. Es por esto que aseguran que la fortaleza de las candidatas chilenas son las competencias de trajes típicos, donde han presentado innovadores diseños de cobre denominado “la reina del cobre”, otro de plumas “fantasía del cóndor” y varios cortes autóctonos, como mapuche y pascuense.
Es tanto el trabajo de estos jóvenes por lograr un buen lugar en las competencias, que reconocen que sus personalidades y comportamientos sociales han cambiado. Aseguran que cada día poseen una mirada más sofisticada de las muñecas que aparecen en el comercio. Para ellos resulta imposible pasar por una tienda y no detenerse a conocer las nuevas líneas y tendencias que llegan. Y cuentan, casi con orgullo, que sin querer se han vuelto obsesivos por lo estético de una “mona”.
¿Qué otras modificaciones sufren las pobres?
Además de lo físico, lo que tenemos que hacer, dependiendo de cada concurso, es crearle una personalidad a nuestra enviada. Es un juego muy entretenido, generalmente nos motivamos por el nombre de la mejor amiga o buscamos algún apellido que nos represente, como por ejemplo Allende. Además tenemos que crearle toda una historia, profesión, hobbies, amigos, sueños, etc. En algunos concursos te envían una pauta de preguntas que debe ser contestada como si fueras la muñeca. Posteriormente en el certamen le hacen una supuesta entrevista personal.
¿Ustedes en qué se fijan para optar por una muñeca?
En los rasgos principalmente. Acá en Chile no hay gente rubia, así que no podemos tener una muñeca rubia, los ojos tienen que tener algo especial, ser redonditos, grandes. El tono de piel es importante y todos los detalles que se asemejen a la mujer chilena.
¿Pero no es necesario que la muñeca sea fabricada en el país que representa?
No para nada, ni siquiera que se parezca a la raza que personifica. A nosotros, como agrupación, sí nos importa, pero nos ha costado mucho encontrar muñecas con nuestras características. Una vez tuvimos muy buena experiencia con una muñeca de Mattel que se lanzó sólo en Chile y tuvo dos versiones: una de pelo rubio y otro castaño, con esta última nos presentamos a Miss Doll Esplendor y sacamos segundo lugar en una reñida competencia que ganó Panamá. Aunque fuimos primer lugar en mejor traje de cocktail y segundo lugar con traje típico.
ELIGIENDO UNA REINA
Existen tantos concursos como uno pueda imaginar: Miss Doll Global Beauty, Miss Doll Earth, Miss Doll Intercontinental, Miss Doll Atlántic, Miss Doll Internacional, Miss Doll World, Miss Doll Universe y Miss Doll Asia Pacific. Y con ellos se han cimentado un sinfín de medios de comunicación especializados en la temática, siendo la más conocida Miss Doll Magazine ubicada en el sitio de Internet http://miss-doll-pageants.tripod.com
Es que la creatividad y el tiempo de sobra da para mucho, si hasta se hacen preclasificaciones a nivel local. Es decir, cada país debe elegir a su representante de entre todas las que quieran participar. Chile está pronto a tener su primer concurso de clasificación en noviembre, pues el grupo Miss Doll Chile ha decidido abrir el concurso a la comunidad, ya que el interés por participar y la expectación que se ha creado es muy alta. “Esperamos tener al menos unas 15 participantes. Tenemos ofrecimientos para poder exhibir el concurso en varias partes de Temuco, un mall nos ofreció una tienda para realizar la competencia y que la misma gente que visite la galería pueda votar”
¿Cuáles son las categorías que se miden en estos concursos?
Lo primero es que tienen que arribar al país que las va a recibir, por ende se le envía con una tenida de arribo al aeropuerto, que en algunos casos está recreado en maqueta. La candidata debe saludar y posar para fotografías. Luego en otra sala se hace una presentación a la prensa con otra ropa. En la noche las categorías son traje de baño, traje típico y de gala.
¿Los que participan deben viajar al concurso para producir a las muñecas?
Ganas no nos faltan, pero no podemos. En cada concurso tienen una especie de chaperonas y a cada una se les reparte un cierto número determinado de muñecas, las que preparan y arreglan de acuerdo a un book de fotografías que se envía junto a la muñeca. Es decir, nosotros fotografiamos a la candidata tal cual como la queremos para cada presentación y allá se encargan de dejarla igualita.
¿Cuánto cuesta enviar un ejemplar?
Depende dónde sea el concurso, pero generalmente es caro. Deben ser aproximadamente unos $50.000, por concurso más los gastos de envío; dinero que sale de nuestro propio bolsillo, (pensemos que hay un campeonato por mes).
¿Y cuál es el país que lleva la batuta en estos concursos?
Hasta ahora siempre han sido los mismos, salvo pequeñas excepciones. Los más competitivos son Panamá, Estados Unidos y Colombia, debido a que tienen un desplante promocional impresionante.
¿Qué ganan los primeros lugares? ¿Un departamento en alguna Barbie island?
Ja ja. Antes las muñecas ganaban dinero en efectivo que obviamente iba a los promotores. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, todos los miembros de la franquicia Miss Doll, acordamos eliminar los incentivos económicos, porque se prestaba para cosas oscuras, así que ahora no es más que el honor de obtener algún lugar reconocido y la corona, que es una réplica exacta a la real.
Por último ¿cuáles son las aspiraciones que tienen como grupo Miss Doll Chile?
Extender el movimiento a todo el país. Juntarse con la gente interesada para organizar buenos eventos. Y lo más importante lograr la ansiada corona en el extranjero.
Texto: Gonzalo Rosas

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES