Hellmuth Goecke, director carrera Medicina, UNAB: “Existe un uso ineficiente de los especialistas en la Salud Pública”

El facultativo cree necesario hacer efectiva la integración de toda la Red de salud, conformando equipos de trabajo multidisciplinarios por áreas de problemáticas de salud, con objetivos sanitarios claros en zonas geográficas específicas, lo que permitiría la óptima utilización de especialistas.

publi-unab_MG_2238eEl sistema de salud en Chile estableció el funcionamiento en red basado en los servicios de salud, en que el paciente entra a la atención primaria municipalizada, modelo que, en la práctica, no funciona adecuadamente, lo que se traduce en sistemas compartimentados, donde la referencia desde el CESFAM al Hospital, secundario o terciario, da origen a listas de espera de especialidades.

En teoría, visto el paciente se genera una contrarreferencia y su envío posterior donde corresponda, lo que para el Dr. Helmuth Goecke Sariego, director de la carrera de Medicina de la Universidad Andrés Bello Concepción-Talcahuano, significa que el especialista es un receptor pasivo en el hospital de alta complejidad de un paciente que debe esperar largo tiempo para ser visto, lo que a veces redunda en un retardo en el manejo de su patología. A ello se agrega la demora del médico general en indicar la interconsulta pues, al no ser especialista, demora en tener la sospecha de determinadas patologías, la que recién aparece tras repetir la consulta o con la aparición de complicaciones, sumado al retardo en la realización de exámenes.

publi-unab-Helmuth
Dr. Helmuth Goecke Sariego, director de la carrera de Medicina de la Universidad Andrés Bello Concepción-Talcahuano.

“Un agravante de la ineficiencia del sistema es que muchas veces la derivación no es pertinente y, cuando finalmente es visto por el especialista, éste lo devuelve descartando su intervención, lo que disminuye el uso adecuado de las horas del médico. Además, muchos pacientes no concurren a su hora por el tiempo transcurrido, que ha modificado factores, lo que lleva a una alta ineficiencia en la utilización de este recurso escaso y caro. Se ha podido constatar que el número de NSP (“no se presenta”) es mayor que el número de pacientes en espera prolongada”, precisó, añadiendo que el sistema no permite adecuada ni continua interacción en la Red entre los distintos actores: el especialista se desincentiva por no ver los casos que le interesan, y los médicos de familia y generales en atención primaria no aprenden ni adquieren experiencia y pierden el seguimiento del paciente.

Según Goecke, una de las herramientas a las que echan mano los servicios de salud es formar especialistas en áreas deficitarias, enviando al profesional a un centro formador, manteniéndole la remuneración con la promesa de retornar al lugar donde sea requerido. Sin embargo, esto se concreta en contadas ocasiones, porque este “retornado” ve el período de devolución como un obstáculo en su desarrollo profesional, donde bajará su nivel de acción, no adquirirá experiencia y no interactuará con otros especialistas, por lo que hará todo lo posible por disminuir sus horas en ese hospital o acortar su período de devolución. Si se le exige cumplimiento, se traduce en mala atención y disposición.

Equipos interdisciplinarios y multiprofesionales

Otro factor importante es que determinadas especialidades exigen suficiente frecuencia de casos para lograr una expertise adecuada, lo que repercute en que, incluso habiendo un número adecuado de especialistas, éstos no están dispuestos a ocupar todos los hospitales del país. “Al analizar la situación es evidente la necesidad de buscar una solución integral al funcionamiento de la Red Asistencial, el que no pasa sólo por la formación de más especialistas”.

El Dr. Goecke cree necesario hacer efectiva la integración de toda la Red, conformando equipos de trabajo por áreas de problemáticas de salud, donde el especialista “baje” a la atención primaria y se interrelacione con el médico general, que provee en forma rápida y oportuna de pacientes; los detecte en forma activa, basado en los índices epidemiológicos; trabaje la demanda oculta mejorando sobrevida y calidad de vida de los usuarios, intervenga sobre los factores de riesgo con un criterio eco-epidemiológico, y se transforme en un colaborador del manejo del especialista en el control, manejo y seguimiento, lo que maximiza la eficiencia y disponibilidad de éste.

publi-unab_MG_2537eConfigurar equipos de salud interdisciplinarios y multiprofesionales, con objetivos sanitarios claros, en zonas geográficas específicas, les permite a éstos comprometerse, introduciendo factores de motivación, y el médico que retorna a su especialidad no estará confinado a un hospital, sino que actuará en todos los establecimientos de la Red, manteniendo su contacto y actualización en el de mayor complejidad, pero también donde sea necesario, adquiriendo una mayor experiencia por su mayor casuística. Esta figura sugerida, señala el Dr. Goecke, disminuye la necesidad cuantitativa de especialistas y optimiza su utilización, obteniendo resultados más adecuados en patologías que hoy son abordadas en forma tardía.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES