Hernán Besomi: “Cualquiera sea el requerimiento, en Megacentro lo resolvemos”

Tal como ocurre en los malls, en estos Centros de Negocios se potencia el concepto de todo incluido para otorgar servicios integrales a  los clientes. La idea fue de este conocido empresario que se la jugó por imponer en Chile esta nueva idea de arriendos de espacios flexibles, donde sólo hay que preocuparse de no perder las llaves, porque todo lo demás está resuelto.
Parques de negocios con infraestructura y servicios incluidos. Esa fue la idea que a comienzos de los años  noventa comenzó a rondar en la cabeza del empresario  Hernán Besomi, quien ya había visto desarrollos parecidos en Estados Unidos y Europa. En Chile era un nicho aún no explotado y por eso se puso a cotejar lo que hasta ese entonces existía como oferta para esta área en el país, versus los requerimientos de las empresas. Se dio cuenta que había muchos aspectos que los centros de bodegaje de aquella época no incluían, pero que eran de mucha necesidad para los negocios ligados al sector industrial.
“Jamás hemos renegado del negocio de las bodegas industriales, sino que nuestra premisa fue y sigue siendo hasta hoy, que nosotros podemos ofrecer más y en ese esfuerzo nos hemos mantenido”, se apura en aclarar el también socio de la Constructora EBCO, empresa que está tras emblemáticos proyectos inmobiliarios en todo el país.

Manos a la obra

Este “auscultamiento” del mercado le permitió averiguar que más que una bodega donde almacenar productos, las empresas necesitaban tener centros de negocios donde desarrollar integralmente sus operaciones. Fue así como decidió apostar por el concepto de arriendos de espacios flexibles como bodegas u oficinas para almacenaje y distribución los que además incorporaran soluciones en las áreas de logística, patios de maniobra, servicios de romana, de seguridad, de casino y también hicieron una interesante y novedosa propuesta de arquitectura incorporando amplias áreas verdes y espacios comunes. A poco andar otra variable resultó ser de mucho valor para los potenciales clientes: ellos exigían ubicaciones y exposición comercial privilegiadas. “Por eso es que absolutamente todos nuestros proyectos de parques  de negocios están en primera línea, emplazados en sectores estratégicos, con buenos accesos y en calles principales o rutas con muchas afluencia de público. Esta fue una novedad que nosotros introdujimos y que, por ejemplo, no se ve en los parques de otros países”, asegura Hernán Besomi.

Marcando diferencias

En este objetivo de ofrecer nuevas soluciones de almacenaje, en 1997 comenzó a operar el proyecto Bodecen, en el sector Rotonda General Bonilla de Concepción, cuyo plus fue el arriendo de espacios flexibles que se ajustaban a los requerimientos de las empresas incluyendo una administración que se encargaba de proveer de todos los servicios anexos requeridos por centros de negocios de gran envergadura. Su éxito fue tal que hasta hoy se mantiene con el ciento por ciento de su ocupación. “Es que al estar todo incluido, los valores de los arriendos son muy convenientes”, sostiene.
Pero los desafíos seguían. Y vinieron otros centros, en ciudades del país que exhibían un crecimiento y un importante desarrollo en las áreas de industriales y de servicios. Luego, en 2004, comenzó a operar Bodesur en Puerto Montt y, en noviembre de 2005, Megacentro San Pedro, ubicado en la comuna de San Pedro de la Paz. Es el más importante en tamaño. De sus 50.000 metros cuadrados ya hay 33 mil construidos, se terminó su segunda etapa y ya se proyecta la construcción de las otras dos que considera la propuesta original.
En Megacentro se pueden encontrar espacios que varían desde los 140 a 7 mil metros cuadrados. “Pero autónomas”, recalca Besomi. Esto porque la oferta tradicional de bodegaje incluye estas dimensiones, pero en Megacentro todas las unidades son independientes con puertas, oficinas o portones propios. Además todos sus frentes son amplios y con un atractivo diseño de áreas verdes que permite a  las empresas -como lo han hecho algunas concesionarias de vehículos o maquinaria pesada- darles uso de puntos de exhibición y venta. “Y esto además se potencia con nuestra disposición hacia vías de gran convocatoria de personas”.
La idea de arrendar un espacio “flexible” permite que estas unidades sean  utilizadas como bodegas, oficinas o como plataformas de exhibición. Esta condición también deja la posibilidad de expandirse en tamaño si la empresa así lo requiere. Esto es posible, porque cuando los proyectos alcanzan su capacidad de ocupación se parte inmediatamente con nuevas etapas. A su vez los espacios de las bodegas y de las oficinas son adaptables en su interior de manera de cumplir a cabalidad con el concepto de flexibilidad.
“Hay clientes que sólo quieren tener acá su oficina. Otras grandes empresas necesitan instalar una sucursal, otros quieren establecer centros de almacenamiento o de distribución. No importa el objetivo. Para todos tenemos soluciones a la medida y cualquiera sea el requerimiento, en Megacentro lo resolvemos”.

Todo en un sólo lugar

Al hablar de sus proyectos, Hernán Besomi es enfático y los cataloga como lugares increíbles donde todas las variables están consideradas para que los clientes puedan desarrollar de mejor forma sus negocios y crear una sinergia que les permita potenciarse entre ellos.
En cuanto a los servicios complementarios, destacan los relacionados con la seguridad. Un staff de guardias resguarda todo el recinto las 24 horas,  existen circuitos cerrados de TV, acceso único controlado y canalización de sistema de alarmas para cada bodega y las instalaciones donde están los servicios de romana, casino, mantención y logística.
La urbanización es otro factor que está muy cuidado en el proyecto. Amplias avenidas que aseguran una expedita circulación de los vehículos de carga por todo el recinto, estacionamientos frente a las oficinas y en el futuro se considera el desarrollo de mobiliario urbano para dar más comodidad y un entorno amable a los trabajadores de las distintas empresas.
Conectividad, infraestructura y servicios,  imagen, flexibilidad, funcionalidad y seguridad son los ingredientes de la receta de este negocio que a poco más de una década de su nacimiento ya se consolida en el país como una de las ideas más potentes, atractivas e ingeniosas para desarrollar complejos de negocios.”Queremos que nuestros clientes tomen sus llaves y todas las noches se vayan tranquilos a sus casas. Nosotros nos encargamos de todo el resto”, asegura Hernán Besomi.

Actualmente existen 5 proyectos de parques de negocios en todo el país. Megacentro Costanera, Megacentro San Pedro, Bodecen Concepción, Megacentro Puerto Montt y Bodesur Puerto Montt. Otros cuatros ya están en desarrollo, uno en Antofagasta, dos en la Región Metropolitana y un Megacentro Costa Centro en Concepción.
Tras Bodecen, Bodesur y Megacentro están las sociedades EBCO y EBSA (con un 25% cada una), mientras que el restante 50% corresponde a Inversiones Patagual Ltda., ligada al empresario de Concepción Christian Schussler.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES