Inmobiliarias reaccionan ante pronta entrada en vigencia del IVA en la venta

Enrique Ulloa, de la Cámara Chilena de la Construcción y socio de Domus, asegura que la curva de demanda caerá y que se comenzará a construir viviendas de menos metros cuadrados.

DOMUS 6

En uno de los mayores dolores de cabeza para las inmobiliarias se ha convertido un punto clave de la reforma tributaria: el IVA en la venta de viviendas. Y es que según explica Enrique Ulloa, vicepresidente del Comité Inmobiliario de la Delegación Concepción de la Cámara Chilena de la Construcción y socio de Inmobiliaria Domus, “las únicas propiedades que generaban IVA hasta hoy, eran las oficinas. Ahora, una casa o un departamento va a tener el mismo tratamiento que el de una oficina, será como comprar cualquier bien de consumo, con un 19 % más”, indica.

Esta medida comenzará a regir el 1 de enero de 2016. Sin embargo, todas las obras que tengan su permiso de edificación en mano hasta el 31 de diciembre de este año quedan exentas de IVA, asimismo quienes compren alguna vivienda en ese proyecto y la escrituren hasta el 31 de diciembre de 2016.

Según un cálculo de la Cámara Chilena de la Construcción, con este tributo las viviendas de entre 1.000 y 3.000 UF, debieran subir su precio del orden del 12 %.

Y esto, explica Ulloa, va a depender del tratamiento que se haga para aminorar ese efecto por la diferencia, el “neteo”, como se le conoce en el mundo contable.

Y por lo mismo, ante esta alza, es que las inmobiliarias se están preparando. De partida, están tratando de tramitar la mayor cantidad de proyectos durante este año, para tener el permiso de edificación antes de las fechas clave.

El experto anticipa que este aumento en el precio de las viviendas provocará una contracción en la curva de demanda. “Cuando construyes menos metros cuadrados, tu costo es más alto. Por ejemplo, tengo un condominio con 150 departamentos que pensaba hacer en dos etapas, de 75 cada una, porque mi velocidad de venta se justificaba para vender un año 75 y luego la otra mitad. Pero como ahora va a haber menor demanda, voy a tener que hacerlo en tres etapas, de 50 unidades cada una, y eso encarece el costo de la construcción, que se distribuye de manera ineficiente, y menos posibilidades de rebajar IVA tengo yo”, asegura.

Además, ya se está pensando, para el próximo año, construir con menos metros cuadrados, para homologar los precios que tienen ahora. “Significa que el perjuicio va a ser para el cliente, porque por el mismo valor que paga hoy tendrá una vivienda más pequeña. Y hay que separar muy bien el mercado de lo que es Santiago, con el resto de Chile, porque son realidades totalmente distintas. Ésta es una ley que está pensada en la capital, los precios y la renta de la gente de Santiago, que es totalmente distinta a la Región del Biobío, y a nosotros se nos aplica la misma regla”, reclama Ulloa.

Por otra parte, como la ley prohíbe que las viviendas que sean financiadas total o parcialmente con un subsidio paguen IVA, se estima que va a haber mayor cantidad de personas pidiendo subsidios, pero no se sabe si aumentará significativamente la entrega de este beneficio.

 

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES