Instituto Profesional Virginio Gómez de la UdeC En ruta para ser referentes en la innovación y el emprendimiento

Un nuevo proyecto de rápida implementación se incorpora a su Plan Estratégico Institucional, fortaleciendo la formación de sus estudiantes y reforzando el vínculo con el sector socio productivo, al sumar herramientas de innovación, emprendimiento y transferencia tecnológica dentro de su estrategia académica.

Con compromiso y dedicación trabajan en el Instituto Profesional Virginio Gómez de la Universidad de Concepción, en su Casa Central, y en las sedes de Los Ángeles y Chillán para llegar al año 2025 como una institución referente en los ámbitos del emprendimiento, innovación y transferencia tecnológica hacia el sector socio- productivo.

Una de las vías para alcanzar este objetivo es el Programa IPCFT 2030, financiado por el Ministerio de Educación y Corfo. En este, el IPVG es uno de los 26 IP Y CFT participantes del país que asumirá el desafío de fortalecer su vinculación con el entorno socio productivo.

La vicerrectora del IPVG y directora del Programa IPCFT 2030, Claudia Mora, explica que el proyecto viene a acelerar el logro de resultados en el ámbito de la innovación, y consiste en el desarrollo de un Plan Estratégico Sectorial y la generación de herramientas que permitan instalar en toda la comunidad del Instituto Profesional Virginio Gómez la cultura de la innovación y del emprendimiento.

-¿De qué manera se hará esto último?

“A través de nuestros procesos formativos, específicamente en las asignaturas prácticas, los estudiantes se vincularán con el entorno socio productivo mediante la detección de problemáticas que enfrenta la industria, buscando soluciones a aquellas necesidades y, posteriormente la transferencia tecnológica. De esta manera, estaremos potenciando la formación de técnicos y profesionales altamente capacitados que, además, serán agentes de cambio que podrán impactar en la transformación de su entorno, y que estarán involucrados con las necesidades reales del sector socio-productivo del país”.

Agentes de cambio El Programa IPCFT 2030 se inició en marzo de 2021 como piloto en la Escuela Tecnológica Industrial y termina en noviembre de este año. Esta unidad educativa agrupa carreras de las áreas Mecánica, Eléctrica, Electrónica, Minera, Industria Alimentaria y Energías Renovables.

Actualmente, se encuentra desarrollando el trabajo colaborativo con la empresa Beneo Orafti S.A., la Municipalidad de Los Ángeles, el Liceo Metodista Industrial de Coronel, San Vicente Terminal Internacional y la Sociedad Agrícola y Forestal Doña Isidora.

Estas organizaciones son las que abren las puertas a los estudiantes del IPVG, “para observar y detectar sus problemáticas”. Son acompañados por docentes mentores, quienes los acompañan y entregan herramientas metodológicas, asesorándolos disciplinariamente para buscar las soluciones que propondrán a las empresas.

“Finalizado este piloto, se generarán capacidades institucionales que permitirán impulsar una cultura de innovación y la transferencia a través de desafíos de trabajo en las distintas asignaturas que tienen los planes de estudio”, agrega Claudia Mora.

En los últimos 30 años, dice, “el Instituto Profesional Virginio Gómez ha sido líder en la formación de técnicos y profesionales, formando a más de 32 mil titulados, que se desempeñan principalmente en las regiones de Biobío y Ñuble, cumpliendo así con nuestra misión. Eso hace que tengamos una responsabilidad social con nuestros estudiantes que, para nosotros, se logra entregándoles competencias que les permitan efectivamente desempeñarse en el mundo laboral”.

El IPCFT 2030 considera también un certamen denominado Desafíos
Industriales 2030, torneo de innovación y transferencia tecnológica,
pionero en el IPVG, que premiará a las mejores iniciativas que surjan
durante esta etapa piloto.

Guillermo Fernández es Gerente General de Orafti S.A, compañía con la que la sede Chillán del IPVG tiene una vinculación de larga data. Cabe destacar, que varios titulados de la casa de estudios f orman parte del equipo de la empr esa dedicada a la producción de carbohidratos funcionales. Por lo mismo, fue escogida por la institución superior como uno de sus socios estratégicos, en el marco del Programa IPCFT 2030.

El desafío que enfrentan en conjunto es la búsqueda de una molécula que reemplace al amonio cuaternario que la empresa usaba para la limpieza de pisos. “Este es un químico que está prohibido en la Unión Europea, razón por la cual dejamos de utilizarlo hace un par de años. Nuestra meta es encontrar una molécula, o una combinación de estas que tenga la misma efectividad en el control de microorganismos”, explica Guillermo Fernández. En mayo de este año inició su labor un equipo conformado por el jefe de Producción de Orafti, Felipe Zúñiga, Francisca Oyarzún, responsable de Recursos Humanos de la empresa; la profesora del IPVG Chillán, Luz Fernández, y tres técnicas en Industria Alimentaria. “Estamos muy entusiasmados con esta iniciativa porque nace desde el instituto para generar un conocimiento que tiene el potencial de concluir en una transferencia tecnológica de mucha utilidad para nosotros”, finaliza Guillermo Fernández.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES