Juan Pablo Burgos: “Los trastornos de columna deben tratarse integralmente”

El estrés y la tensión de la vida diaria, que hoy se ve aumentada por la amenaza del coronavirus, se hace sentir con mayor intensidad en la espalda, a través de dolor o pérdida de movilidad, explica Burgos. Un diagnóstico radiológico da cuenta de un problema, dice, pero serán las entrevistas clínicas profundas las que llevarán al origen de la dolencia y permitirán elegir las técnicas osteopáticas y kinésicas adecuadas para eliminarlas de raíz y devolver la funcionalidad perdida, advierte.

Siempre hemos recibido pacientes con trastornos de columna provocados por estrés, pero durante la pandemia estos casos aumentaron notoriamente, explica Juan Pablo Burgos, kinesiólogo-osteópata y director del centro Kinetic.

Detrás de este tipo de dolencias estarían situaciones de tensión, como las que se viven en el trabajo, en el ámbito personal y familiar y, por supuesto, las preocupaciones y cambios de hábitos que trajo el confinamiento por el Covid-19.

“Ese estrés hace que las personas duerman mal, se sientan cansadas, nerviosas o irritables, lo que va generando una tensión importante que podría provocar dolores generalizados en su espalda”, señala Burgos.

Cuenta que ha tenido pacientes que le dicen: “Fui a tomar el cepillo de dientes y no me pude mover más”, y que tras esos casos suele haber un trastorno muscular tan importante que puede llegar a producir incapacidad. También menciona como ejemplos situaciones de personas que manifiestan dolores intensos en la parte superior izquierda de la espalda provocados por problemas viscerales, por ejemplo, gastritis nerviosa. “Por eso no solo se debe trabajar en rehabilitación kinésica, sino que también debemos atacar el problema de raíz”.

¿Y eso qué implica?

“Hay pacientes que llegan con un diagnóstico radiológico que, por ejemplo, dice que tiene discopatía o artrosis. Sin embargo, nosotros estudiamos mucho más que eso, y buscamos un diagnóstico integral, ya que no siempre aquellas condiciones están detrás de la situación de dolor por la que consultan los pacientes”. Como ejemplo menciona un estudio publicado en la revista American Journal of Neuroradiology, del 2015, que establecía que los cambios degenerativos encontrados en imágenes radiológicas de la columna vertebral a menudo ocurren en personas sin dolor, así como en personas con dolor de espalda. En sus conclusiones la investigación determinó que “es probable que muchas características degenerativas basadas en imágenes sean parte del envejecimiento normal y no estén asociadas con el dolor, y que estos hallazgos de imagen deben interpretarse en el contexto de la condición clínica del paciente”.

Osteopatía en alivio del dolor

En esa visión de tratamiento integral de los problemas corporales, la osteopatía juega un rol fundamental. Con esta idea de diagnosticar y tratar disfunciones de movilidad del cuerpo para recuperar su equilibrio orgánico se relacionó Juan Pablo Burgos tras finalizar sus estudios de kinesiología. Conoció sus técnicas no invasivas y su visión holística del cuerpo humano. “Me di cuenta de los tremendos cambios que provocaba en la persona y el alivio que podía lograr, por ejemplo, en problemas músculo-esqueléticos, viscerales y de tejidos blandos”.

Por eso Kinetic fue el primer centro en incorporarla en sus terapias integrales. “Según sea el caso, la osteopatía puede terminar con el dolor en una sola sesión”. Sin embargo, recalca, es necesario complementarla con ejercicio terapéutico y funcional, pues aunque desaparezca el malestar, el cerebro guarda vicios de movimiento desde que la persona sufría las dolencias, como por ejemplo, la postura al agacharse o levantar un peso. Entonces, a través de terapia kinésica se trabaja en reeducar patrones funcionales de movimiento.

-¿En qué consiste la sesión de osteopatía?

“En una entrevista clínica profunda, donde indagamos sobre el estilo de vida de una persona, su parte emocional, el tipo de dolor que refiere y después, en la misma sesión, se comienza el tratamiento con técnicas osteopáticas, que consiste en manipulaciones articulares y también manejo de tejidos blandos y vísceras, si es necesario”.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES