Kinetic: Una experiencia de rehabilitación integral

Su mejor carta de presentación son sus pacientes, quienes destacan el profesionalismo de médicos y kinesiólogos; la empatía de todos quienes trabajan allí, el grato ambiente y, en especial, la excelencia en la atención.

María José Véjar y Carmen Quintana.

Tras 12 años de trayectoria, Kinetic se ha consolidado como uno de los más reconocidos centros de medicina y rehabilitación kinésica del sur de Chile. La más avanzada tecnología, los mejores profesionales; amplias y cómodas instalaciones; tratamientos personalizados y, sobre todo, la calidad y calidez de su atención lo han convertido en referente en rehabilitación de diversas patologías.   

El kinesiólogo y osteópata Juan Pablo Burgos, fundador y director de Kinetic, dice que el Centro se diferencia por la importancia que dan al movimiento como base de cualquier rehabilitación, y el compromiso de todos por ofrecer lo mejor a sus pacientes.

Prueba de ello es que incorporaron médicos a su staff. “Contamos con seis traumatólogos, especialistas en diversas áreas, y una reumatóloga, y el próximo mes llegarían nuevos profesionales. Su presencia nos ha permitido un feedback más directo entre médico y kinesiólogo, lo que va en directo beneficio del paciente”, dice.

En la misma línea, de brindar una atención de excelencia, cuentan con convenio directo con las isapres Nueva Masvida, Colmena, Consalud, Banmédica y Vida Tres, además de Fonasa. “Queríamos darle a los pacientes la facilidad de poder comprar bonos para atenciones médicas en Kinetic. Eso le evitará trámites engorrosos, como pagar particular y luego ir a la isapre para que le reembolsen. Con esto, ahorrarán tiempo y dinero”, sostiene Burgos.

Kinetic también es reconocido por la calidad de sus kinesiólogos, todos en constante actualización y enfocados en entregar una grata experiencia a sus pacientes.

Así lo confirma el Dr. Gustavo Valdés, traumatólogo especialista en columna y rodilla: “Hemos formado un equipo muy afiatado de traumatólogos, y confiamos plenamente en los kinesiólogos de Kinetic. Ya antes de atender aquí, recomendaba venir a este Centro, porque sabía de la calidad de sus kinesiólogos, veía los resultados y escuchaba las buenas experiencias de los pacientes”, detalla.

Más que “máquinas y lucecitas”

Una de las patologías más vistas por el Dr. Valdés es el dolor lumbar, patología que afectaba a Carmen Quintana, bibliotecaria de la Corte de Apelaciones de Concepción. Llegó a Kinetic luego de que le recomendaran operarse por su lumbociática y una hernia recién descubierta. Tenía dolor intenso y limitación funcional. “Aquí me dijeron que no tendría que operarme, y que mi patología tenía solución, pero que debía trabajar mucho, porque la rehabilitación sería larga”.

Juan Pablo Burgos, Director de Kinetic.
Dr. Gustavo Valdés.

Dr. Francisco Urrizola.

También en Kinetic comenzó a atenderse con el Dr. Valdés, quien confirmó que no era necesario operarse, pero sí comenzar con rehabilitación básica. “Sesión a sesión sentía que el área adolorida se iba soltando, y como ya no estaba comprimida, me dolía menos”. Así, tras un trabajo constante, pero prolongado, su dolor cesó y logró recuperar la movilidad.

El Dr. Valdés enfatiza que la cercanía entre kinesiólogo, médico y paciente permite un mejor pronóstico. “El paciente mejora porque se atiende con los mejores kinesiólogos y el más moderno equipamiento y, además, se siente mejor atendido y más acompañado. A eso se suma que el kinesiólogo nos va informando de los avances o problemas de cada persona, de modo de ir adaptando la terapia a sus necesidades”.

Carmen ya terminó su rehabilitación, y está feliz, pero decidió seguir yendo a Kinetic para mantener activa su musculatura. “En otros lugares te atienden el tiempo justo, solo con máquinas y lucecitas; aquí, en los días de más dolor, llegué a estar casi cuatro horas haciendo ejercicios para poder aliviarlo… Este es un nuevo concepto en kinesiología, y es maravilloso”, puntualiza.

El Dr. Francisco Urrizola, traumatólogo especialista en rodilla, confirma la relevancia de la relación directa entre kinesiólogo y médico: “Todos los casos son distintos y conllevan diferentes tratamientos, por lo que es bueno estar en contacto permanente. Cuando el paciente nota ese feedback siente mayor confianza en la terapia y en su kinesiólogo, porque ve que está respaldado por el médico. Eso lo beneficia a nivel psicológico, logrando recuperarse más rápido y mejor”.

Para su tratamiento de dermatomiositis, una enfermedad autoinmune que afecta al músculo esquelético y a la piel, la veterinaria María José Véjar debió ingerir altas dosis de corticoides, lo que le provocó la necrosis de gran parte de su fémur derecho. “La solución era operarme y poner una megaprótesis, algo muy invasivo y con mal pronóstico. Pero encontré al Dr. Urrizola, que buscó otras opiniones y, finalmente, me realizó un curetaje, y rellenó la lesión con sustituto óseo, estabilizando la zona con una placa”.

Dr. Francisco Urrizola.

La operación fue un éxito, y cuando estuvo estable, María José llegó a Kinetic a rehabilitarse. “Llegué en silla de ruedas y, de a poquito, comencé a afirmar la pierna, a caminar con bastones, y todo a punta de ejercicio”.

Destaca el que cada cierta cantidad de sesiones los kinesiólogos emitan un informe para el médico tratante. “El doctor lo revisaba y daba nuevas indicaciones. Además, después de más de 90 sesiones, acá todos me conocen, saben mi caso, y ante cualquier duda le preguntan a los médicos; aunque, en todo caso, los kinesiólogos saben mucho y tienen mucha experiencia. En Kinetic, la dedicación por el paciente es increíble”.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES