La especialidad de la casa

En el mes de la patria buscamos a los mejores exponentes locales de la cocina chilena. Gustosos, nos abrieron sus cocinas y sus quinchos para mostrarnos el resultado de sus preparaciones que rescatan los sabores de los productos del campo y las centenarias recetas de las abuelas. Para acompañar esta sabrosa comida criolla incluimos también dos exquisitos tragos dulces que probablemente estarán presentes en más de alguna mesa durante las Fiestas Patrias.

La mejor plateada al palo

La Plateada al Palo de Paul Esquerré atrae gente. Su manejo de la técnica que requiere este tipo de asado tiene fama en Concepción. Es una carne sabrosa, pero que necesita una preparación de más de 3 horas sobre un fuego generoso para lograr ablandarla. Las ramitas de maqui para girar el asado son esenciales en la receta de Esquerré. Lo demás, ya es parte de su secreto y de la fórmula que un día aprendió de su familia.

Pebre y Chancho en Piedra: puro sabor chileno

Desde niño, Roberto Reveco sintió fascinación por la comida chilena, y por eso siempre puso su mejor esfuerzo en aprenderla. El chancho en piedra y el pebre son sus recetas “estrella” y sus principales invitados a cada asado que realiza con la familia o amigos. El secreto, dice, está en saber hacer la mezcla para que todos los sabores de los vegetales se amalgamen. Son sus mejores “aperitivos”, asegura, ideales para acompañar unas ricas sopaipillas y un pan amasado recién salido del horno.

Arrollado de cerdo: tierno y sabroso

Su gusto, pero sobre todo su “buena mano” en la cocina la heredó de su padre y de su abuela. Con una receta que tiene más de 100 años, Marisol Biel prepara un exquisito arrollado y un sabroso queso de chancho “libres de grasas”que saben como manjar de dioses. El secreto de estas preparaciones, que le significan al menos un día de trabajo, están contenidas en un singular cuaderno con las recetas de su abuela que su madre le obsequió a ella y a todos sus hermanos.

Un brindis con actitud

El ponche de frambuesa en vino blanco y la sangría son sus aperitivos favoritos, tragos dulces que Valentina Ortigosa prepara cuando la excusa es reunir a la familia y los amigos en su casa. Asegura que sacó la mano de su padre para hacerlos. Aprendió observándolo y al poco tiempo se convirtió en su asistente. Hoy es ella la que sorprende con estos cócteles hechos a base de cariño, una buena presentación y mucha actitud.

Cazuela con recuerdos de campo

El almuerzo familiar de los fines de semana tiene su mano. David Gajardo se toma la cocina para hacer una rica cazuela, plato que se convirtió en su especialidad. Su estrategia es entretenerse mientras la va preparando y no seguir recetas, sino inventar a medida que combina los ingredientes. Y es que al final de cuentas, en esta preparación busca conseguir ese sabor que le recuerda su niñez y los veranos que pasó en el campo.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES