“La fatiga visual es una de las patologías oculares que más ha aumentado en pandemia”

Molestias en los ojos, dolor de cabeza o cambios en la visión son algunos de los síntomas más comunes de esta afección, que si bien incomoda bastante, es completamente tratable si se siguen las recomendaciones de un especialista.

Las restricciones de movilidad a las que nos ha expuesto la crisis sanitaria generada por el Covid-19 ha obligado a niños y adultos a pasar muchas horas frente a una pantalla. Teletrabajo, clases online, videollamadas con la familia y hasta la diversión ahora son actividades que se desarrollan mayoritariamente observando algún dispositivo digital.

Este esfuerzo permanente de la visión por enfocar, o el tenerla demasiado tiempo fija sin parpadear, ha generado un fuerte incremento de los casos de fatiga ocular. Así lo ha constatado en su consulta, ubicada en pleno centro de Concepción, Fernando Luno, tecnólogo médico del centro oftalmológico Lumont.

El profesional detalla que este problema es fácilmente reconocible por las personas, pues presenta síntomas muy característicos, entre los que se cuentan ojos secos, cansados, enrojecidos, o con ardor o picazón; visión borrosa, dolor de cabeza y mayor sensibilidad a la luz.

“Es una afección que no necesariamente se relaciona con otras patologías, y que puede afectar a personas de cualquier edad”, explica el tecnólogo médico, agregando que si bien la fatiga visual no suele tener consecuencias graves o a largo plazo, sí se trata de un problema molesto e incómodo, que limita la capacidad visual y reduce los niveles de concentración.

Por ello, recomienda, al reconocer estos síntomas lo más recomendable es visitar a un especialista, que realizará un chequeo completo que permita pesquisar cualquier patología ocular no diagnosticada y brindar una solución al problema.

Buen diagnóstico, buen tratamiento

Al llegar a su consulta, ubicada en O´Higgins 1186, oficina 502, en el quinto piso del edificio Studio Sur, los pacientes de Fernando Luno son sometidos a una completa evaluación optométrica, que contempla una exhaustiva revisión visual, además de una rigurosa anamnesis, exploración clínica que le permite al profesional levantar información sobre las afecciones que presenta la persona.

“Luego, se le examina la visión para determinar con exactitud cómo y cuánto ve el paciente y, finalmente, se le realiza una refractometría para detectar cualquier defecto de refracción que le impida ver de manera óptima”, dice Luno.

Todas estas evaluaciones y procedimientos en Lumont se realizan de manera rápida, cómoda y segura para el paciente, pues el centro oftalmológico cuenta con la más avanzada tecnología y los mejores equipamientos, no solo para diagnosticar y tratar la fatiga visual, sino todas las distintas patologías refractivas.

Finalmente, tras obtener el diagnóstico, se le comunica a la persona si necesita o no un tratamiento y, en el caso de que involucre el uso de anteojos, se le entrega la receta para adquirirlos y se le informa sobre el convenio que el centro oftalmológico mantiene con la óptica Lumiere, ubicada en el mismo edificio.

En ella se pueden encontrar anteojos a la vanguardia en tecnología, y gran variedad de armazones, para todos los gustos y edades, fabricados con materiales de última generación, como el titanium, que permite acceder a un lente resistente y duradero, pero muy flexible y liviano, que garantiza a quien los usa una mayor comodidad.

Prevenir es mejor que curar

Fernando Luno hace hincapié en que si bien la fatiga visual es absolutamente tratable, para evitar padecer las incomodidades que provoca esta patología la mejor estrategia es prevenir. “Hay ciertos hábitos o medidas de cuidado personal, muy simples, que podemos implementar para aliviar o evitar molestias, siendo la primera y principal recomendación el hacer pausas, o al menos alejar por un par de minutos la vista de la pantalla, cada 20 minutos”.

También aconseja recordar parpadear, o cerrar por completo los ojos un par de segundos, pues esto ayuda a humedecer la superficie ocular; mantener bajo el brillo de las pantallas, idealmente usar los dispositivos electrónicos con iluminación ambiental, y nunca en total oscuridad, y ojalá ubicar el computador a un brazo de distancia de los ojos.

www.lumont.cl Fono: 41 2465460.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES