La gestión de la calidad del aire requiere liderazgos claros, proactividad y honestidad

col-pedro-navarrete
Pedro Navarrete Ugarte Gerente de Asuntos Ambientales y Sustentabilidad de la Cámara de la Producción y del Comercio de Concepción.

En medio del procedimiento de formulación del Plan de Descontaminación Atmosférico por Particulado Fino para Concepción Metropolitano, el Ministerio del Medio Ambiente decidió acumularlo con el Plan de Prevención, desarrollado hace más de 5 años, otorgando un nuevo plazo, hasta fines de marzo de 2017, para elaborar el anteproyecto del Plan de Prevención y Descontaminación, y someterlo a consulta pública, después de elaborado el estudio económico respectivo.

Concepción Metropolitano sabe de contaminación atmosférica desde su declaración como Zona Latente por material Particulado grueso MP 10, a mediados de los años 2000, cuando se contó con los resultados del monitoreo de la calidad del aire en estaciones de control exigidas a los proyectos sometidos al SEIA y en otras propias del Estado. Diversas circunstancias, entre las que se cuenta la decisión de desarrollar la norma de calidad del aire por Material Particulado Fino MP 2,5 y divergencias derivadas a la judicatura, hicieron que el proceso se paralizara hasta ahora.

Diez años después, en 2015, la Declaración de Saturación de Concepción Metropolitano por MP 2,5 ofreció un escenario local favorable a un “conversatorio”, que ha reunido a todos sus elementos esenciales: empresas y gremios proactivos, con liderazgos claros y propositivos; varios  sectores de la administración comprometidos en la gestión (energía, transporte, salud, vivienda y agricultura); la comunidad, y su evidente responsabilidad en el problema con la calefacción doméstica, y la academia ocuparon posiciones proactivas, honestas y dialogantes, coordinados por la Seremi del Medio Ambiente.

Esta actitud, muy decidida en un comienzo, ha posibilitado la materialización de tres seminarios públicos, tres reuniones de comité ampliado, reuniones con las autoridades, opinión de empresas y gremios, campaña comunicacional de los medios locales y otras actividades. Todas estas acciones han contribuido, sin duda, a posicionar el tema como una de las materias de importancia en la gestión local de la calidad de vida. No obstante, es deseable que la comunicación e interrelación entre las partes intervinientes en el desafío posibilite una gestión coordinada y dialogante por sobre el fortalecimiento sectorial de las respectivas posiciones.

La nueva condición, impuesta por la decisión ministerial de acumular los procesos de prevención y descontaminación y la extensión de los plazos, ofrece una nueva oportunidad para retomar -sobre la base del conocimiento y sensibilidad desarrollados- una senda de mutua, proactiva y honesta colaboración entre todos los sectores, lo que permitirá hacer más eficiente un trabajo que mejorará nuestra calidad de vida y la sustentabilidad del desarrollo logrado.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES