La política del no sé… no tengo idea

contreras
Prof. Dr. Marcelo Contreras Hauser. Master y Dr. en Derecho y Ciencias Políticas y Sociología.

Le preguntan a la Presidenta Bachelet y responde que: “No sabe”,  que “no estaba enterada”. Y, por estos días y en este clima, preguntado cualquier político o política al respecto dirá lo mismo que la Mandataria. Todo ello cargado al escandaloso funcionamiento “trucho” de la política chilena,  casi como en la famosa poesía: “Nadie sabe nada, nadie dijo nada”. Sin embargo, chilenos y chilenas vemos y sentimos lo que está aconteciendo y, por ende, nosotros viviendo muy a contrapelo, gracias a la desvergüenza total de nuestros servidores públicos y partidos políticos.

De lo último, en estas horas previas a la entrega de nuestro artículo, observamos por televisión que presentó su renuncia al cargo el ministro Jorge Insunza, inscribiéndose en los records de aquellos secretarios de Estado que menos han permanecido en su cartera, y todo por haber cobrado sumas importantísimas de dinero en su calidad de presidente e integrante de la comisión de Minería como diputado en ejercicio.  Según lo que dicen expertos queda mucho paño que cortar en lenguaje sastreril.

¡Quién los vio y quién los ve! Hasta ayer grandes señoras y señores rajadiablos, hoy convertidos en un montón de maltratados y asustados seres que sus conciudadanos miran de soslayo, con rabia e indignación. Ellos mismos observan con pavor el horizonte del tiempo presente viendo cómo se desvanecen aquellas dietas millonarias y otras prebendas irritantes para el esfuerzo y bolsillos del resto de la población chilena. Así, mediando este año 2015 esperamos que todo ese fatuo tropicalismo -rayano en lo delincuencial- pase rápido, atravesando este shock teñido del más grande de los descaros ético-políticos. Moraleja: Chile ya no les cree y jamás les creerá.

¡Qué le parece! Es el Chile de las “precampañas”, de las que todos hablan  y nadie sabe respecto de su definición y discutida ocurrencia. Otro ”no sé, no sé”.

Este último semestre académico ha sido particularmente entretenido en una de las áreas que enseño, de la ciencia política, con que las jóvenes mentes universitarias dejan en perfecta evidencia lo mal que nosotros y las generaciones inmediatamente anteriores a la nuestra lo hemos hecho al descuidar el primer y más importante perfil de la política, cual es, el de la “ética-política”. No en vano Heródoto, Sófocles, Pericles y Antifón instaban a los cultivadores de esta ciencia y práctica a jamás desoír el indispensable criterio ético-político. En el Chile contemporáneo hemos actuado con sordera y soberbia respecto de la máxima que estos pensadores de hace veintiseis siglos nos regalaron en aras del respeto y felicidad humana.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES