La revancha “del Melo”


Concepción, domingo 27 de julio. Mientras cae la noche y un silencio inmutable se apodera de las calles de la ciudad, en el interior de su escenario más insigne -el Teatro Concepción – se vive una fiesta: el regreso, tras siete años de receso, de la emblemática banda local Santos Dumont. Frente a un recinto repleto, y acompañados por 16 músicos provenientes de la Orquesta Juvenil de San Pedro de la Paz, Julián Peña (cantante), Mauricio Melo (guitarrista), Alberto Rojas (bajista), Raúl Morales (teclados) e Iván Molina (baterista), volvían a interpretar algunos clásicos de su repertorio como “Ayer”y “Miranda”. Y aunque ya habían pasado por el escenario promisorias bandas locales, estaba claro que el plato fuerte de la noche eran ellos. Sin dudas fue un momento emocionante para el grupo, y particularmente para Mauricio Melo.
“Volvemos por una necesidad espiritual de concretar algunos proyectos energéticos, porque tenemos algo pendiente con nosotros mismos, y porque nos parece sumamente interesante la posibilidad de volver a trabajar juntos”, reflexiona el guitarrista fundador del grupo.
Melo tenía sus motivos para estar satisfecho con la presentación. Mucha agua había corrido bajo el puente durante los últimos siete años, y no del todo cristalina. El mismo escenario ya había sido testigo en 2002 del retorno de otra banda ícono en que Melo fue militante: Emociones Clandestinas. Claro que, en aquella oportunidad,  los resultados terminaron siendo mucho más escabrosos. “La presentación fue un desastre, o sea, una de las cuestiones más patéticas que he hecho en mi vida (risas). Estaban todos curados… no. Fue traumatizante”, reconoce.
Aunque el episodio hoy es tomado con humor, tanto Melo como el resto de los Santos decidieron esta vez hacer las cosas bien. Y la mejor forma de comenzar sería a través del re-lanzamiento del disco más clásico de la banda, Similia Similibus. El proyecto está pensado como una edición de lujo, que -además de las quince canciones originales- incluirá cuatro bonus tracks: dos serán nuevas versiones de los temas “Lulú (Mirror me Smiles)” y “Similia Similibus” y más dos composiciones completamente originales. El re-lanzamiento está fijado para la segunda quincena de noviembre bajo el sello Tue Tue del baterista Iván Molina, con tocatas en Concepción y Santiago. Pero Similia… no es el único proyecto en carpeta: enseguida vendrá la publicación de un disco póstumo editado en 2001 (Maximum rock & pop), que sólo se repartió entre amigos, y cuyo grueso se basó en canciones que la banda interpretó para el programa “Las raras tocatas nuevas” de la radio Rock & Pop.
A pesar de todo este ímpetu, hoy no todo es Santos Dumont. Para Mauricio Melo, el presente también incluye hijos nuevos, y uno de ellos es su grupo Amigo Imaginario, un proyecto mucho más personal y que desarrolla una dinámica “más adolescente”. La idea nació de composiciones grabadas por Melo en México junto a su esposa Olga Ostria, (vocalista de la banda), país en el que se radicó durante cinco años tras la separación de los Santos en 2002. El regreso a Chile fue el despegue definitivo para esta nueva banda, que en poco tiempo logró cosechar seguidores tanto de la vieja como nueva guardia. Su primer disco –de nombre homónimo- se lanzará a fines de este año e incluirá 12 canciones que combinan estilos como el beat sicodélico, el Folk, bolero e influencias de grupos como Os Mutantes. Como se puede apreciar, Mauricio Melo no estaba muerto ni andaba de parranda, y de su música tenemos para mucho rato más.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES