LAS RADIOS ENSEÑAN

Desde el 13 de abril, 231 radioemisoras locales y comunitarias del país trasmiten de lunes a viernes contenidos de matemáticas, lenguaje, historia, ciencias y artes. Son clases de 30 minutos preparadas por jóvenes profesores de Enseña Chile para estudiantes de lugares apartados o que viven en contextos vulnerables, para quienes las clases en línea no son una opción. Había que hacerlo, dicen los creadores del proyecto. Para ellos, el aprendizaje no puede parar.

Por Pamela Rivero J.

Son las 2 de la tarde. Felipe Suazo, locutor de la radio Antares, de Los Álamos, programa el espacio que trasladará la sala de clases hasta las casas de sus auditores.

A esa misma hora, pero en Curanilahue, la profesora Nitza Medina (26) mira su reloj, y piensa en sus estudiantes del Liceo Politécnico de Cañete. Es ingeniero civil, pero tras su paso por Enseña Chile decidió seguir en la docencia. “Me quedé porque era acá donde yo tenía que estar. Estudié en un liceo, en una realidad muy parecida a la de mis alumnos, donde las oportunidades son cada vez más escasas, y el horizonte, más limitado. Pero tuve una familia y profesores que me motivaron para llegar a la universidad. Ahora me toca a mí decirles que ellos también pueden”, señala.

Pero está preocupada. Desde que se suspendieron las clases presenciales, hace 53 días, solo puede comunicarse con algunos, y por WhatsApp. Según el catastro que hizo en el tercero medio A -el curso donde es profesora jefe- solo el 32 % de sus estudiantes tiene un plan de datos en su celular. Otros, pocos, están pudiendo reportarse desde que las compañías liberaron las redes sociales. Pero le queda una fracción importante que vive en sectores apartados de Tirúa y Contulmo donde ni siquiera hay señal telefónica.

Nayadeth Flores (16) es una de sus estudiantes de tercero medio. Vive en Los Álamos. Se acomoda en la cocina de su casa, para sintonizar la radio donde trabaja Felipe. Recibió un mensaje de Nitza recordándole que el programa de ese día le iba a servir para entender las materias del módulo Salud y Enfermedad de la asignatura Ciencias para la Ciudadanía.

Nayadeth se ha mantenido estudiando con las guías y videos que la profe Nitza le envía por WhatsApp. “Yo tengo Internet en mi celular, pero igual me cuesta bajar los PDF que nos manda la profesora porque acá la señal es mala. Tengo que esperar mucho rato hasta que se descargan. Aunque tengo compañeros que nada de eso pueden hacer y una vez al mes tienen que ir a buscar material al liceo”, cuenta.

14 horas. Felipe echa a correr el programa. Nayadeth se acerca al aparato de radio para oír mejor, y justo aparece la voz del profe Bernardo, quien junto a la profe Bárbara, le piden que tome lápiz y papel porque está a punto de comenzar el capítulo de ciencias de La Radio Enseña.

Durante 30 minutos, Bernardo y Bárbara le ayudarán a comprender la diferencia entre virus y bacterias, a conocer las enfermedades que estos producen y, también, los cuidados que hay que tener para prevenirlos. La pandemia del Covid-19 será uno de los contenidos que relacionarán con ese aprendizaje. Otros días se enseñará matemáticas, lenguaje, artes e historia, las asignaturas troncales del currículum nacional. Ello porque lo que busca esta idea de hacer clases a través de la radio, que impulsan profesores de la Fundación Enseña Chile, es permitir la continuidad del aprendizaje de estudiantes que por no contar con Internet o por tener una conexión “frágil”estaban quedando excluidos de la enseñanza remota.

El asomo de la brecha

Según antecedentes de la Subsecretaría de Telecomunicaciones, 50% de los hogares chilenos no tiene Internet fija. De las 346 comunas que componen el país, 50 de ellas tienen menos de uno de cada 100 hogares conectado. Para los habitantes de aquellas zonas, las clases en línea, el teletrabajo o una videoconferencia están fuera de sus posibilidades.

Una grieta que también se nota al comparar la realidad urbana con la rural. El estudio Brecha en el uso de Internet, de la Fundación País Digital (2018), estableció que 49.6 % de los sectores rurales tiene conectividad a la red versus el 76,1 % de las ciudades.

Para Bernardo Echavarri -el profe Bernardo de las clases radiales de ciencias- dichas cifras tienen nombre y rostro, porque parte de los excluidos de esta revolución digital son sus estudiantes.

Bernardo tiene 26 años y es ingeniero civil industrial. Se incorporó a Enseña Chile en el 2019, para trabajar como profesor de física y de matemáticas en el colegio San José de la Familia, en La Pintana. Tras la suspensión de clases, tuvo que ingeniárselas para ver cómo podía seguir enseñando a distancia a sus alumnos. “El colegio creó un canal de YouTube y los profesores armamos grupos de WhatsApp para comunicarnos con los chicos, enviarles guías y videos explicativos”, comenta.

Pero ya en la primera semana, la “brecha digital” comenzó a hacerse evidente. “En ese periodo se podía ir a buscar material al colegio, y fueron muchos los niños que llegaron a pedir sus guías porque o no tenían conexión a Internet o la que tenían era de mala calidad. Si no podían hacer eso, menos probabilidades tenían de descargar un video”, recuerda.

Justo en ese periodo recibió un correo de la red Teach for All, de la que es miembro Enseña Chile, donde se relataba que en Nigeria las clases a distancia se estaban realizando a través de las radios.

Contactó a su excompañera de universidad y también profesora de la fundación, Francisca Chadwick, y le propuso replicar esa idea con sus pares de Enseña Chile. “No sabíamos cuántos de nuestros estudiantes estaban recibiendo el material que les enviábamos, y una forma de hacerse cargo de esa situación fue hacer clases a través de la radio, que llega a todos lados y no requiere Internet”, explica

Necesitaban un nombre para presentar su propuesta a la fundación. Tomaron la idea de un documental que se llama La Sala Enseña, le cambiaron una palabra, “y así nació La Radio Enseña”, rememora Bernardo.

10 días después de esa conversación ya había 30 personas involucradas en el proyecto, entre profesores y egresados del programa y, en menos de un mes (13 de abril), el primer capítulo, que finalmente se elaboró en formato de podcast, estaba sonando en Spotify y en una veintena de radios de al menos siete regiones de Chile.

Que se encanten con el aprendizaje

“Uno de los pilares de Enseña Chile es el trabajo en red, y La Radio Enseña es un reflejo de aquello, porque si hay algo que no sabemos hacer, buscamos quién en la red nos puede enseñar, y lo aprendemos”, comenta Francisca Chadwick. Tiene 26 años, es ingeniero civil industrial, y tras postular a la fundación se integró (2019) como profesora de matemáticas en el Colegio Alberto Hurtado Segundo de Valparaíso. Junto con Bernardo Echavarri, es una de las líderes del proyecto, y también integra el equipo de asignatura de matemáticas, que elabora los podcast de esa materia.

Un podcast es un formato radial que permite la producción de piezas, historias o reportajes con las características propias del lenguaje radiofónico, para que posteriormente queden ancladas en Internet y se difundan por diferentes plataformas.

Y si bien todos los capítulos de La Radio Enseña están en Spotify, el espíritu del proyecto es llevarlos a las radios, para que los estudiantes que no tienen una conexión a Internet también puedan recibir educación a distancia.

Los podcast de La radio Enseña tienen música, espacios que promueven la participación, otros que proponen desafíos y, por supuesto, momentos que requieren de concentración para entender la materia. Lo que se entrega son contenidos transversales del currículum educativo para llegar a estudiantes desde séptimo a cuarto medio.

“Ninguno de nosotros sabía cómo se hacía un programa de radio. Así es que la periodista de la fundación, Alma Palacios, se encargó de capacitarnos. Nos enseñó a escribir guiones, a utilizar bien la voz, a respetar las pausas, a hacer inflexiones y hasta a modular”, recuerda Francisca. Paralelamente, las mentoras de Enseña Chile los asesoraron en la elaboración de los contenidos. Detrás de cada asignatura hay un equipo de unas 12 personas que asumen distintos roles en la preparación y ejecución del podcast. Algunos eligen los temas y los objetivos de aprendizaje, otros escriben los guiones, o editan o se preocupan de las mezclas, mientras que dos o tres asumen el papel de locutores en cada programa. Todos hacen sus respectivas tareas desde sus casas. No hay reuniones presenciales, por el contrario, están distribuidos en distintas ciudades del país, por lo que lograr el producto requiere coordinación y muchas horas de trabajo.

La prioridad es lograr aprendizajes significativos y por eso los contenidos se vinculan con aspectos del día a día de los jóvenes. Uno de los podcast de matemáticas, por ejemplo, enseña a aplicar las probabilidades a la toma de decisiones de la vida diaria. Y se usan ejemplos cercanos para los estudiantes, como explicar que en el juego para celulares Clash Royale, la probabilidad de obtener una carta legendaria va cambiando según el tipo de cofre que se abra. Y con un dato gamer, se enseña la materia a los estudiantes. “Queremos que los chicos se encanten con el aprendizaje, que se motiven y que intenten seguir averiguando sobre un tema que ya no les suena desconocido porque lo escucharon en la radio”, afirma Francisca Chadwick.

Ellos en el centro

La radio Logos de Quillón está ubicada en el 107.9 MHz del dial FM. Se escucha en Coyanco, Canchillas, Las Palmas, Cerro Negro, Las Higueras y Chillancito, los sectores rurales de la comuna. Es una radio cristiana. Desde hace dos semanas los podcast de La Radio Enseña se transmiten por su frecuencia en dos horarios, a las 10 de la mañana y a las cuatro de la tarde. Tras sus micrófonos está Héctor Muñoz, ingeniero y ex profesor universitario que no dudó en ceder un espacio en su emisora para estas clases a distancia.

“Me enteré por la prensa”, dice riéndose. Y así fue porque un artículo de Las Últimas Noticias le permitió conocer el proyecto. “En estos momentos la gente espera que todos actuemos solidariamente. Por mi vocación de profesor inmediatamente me enganché con esta idea que puede ser muy beneficiosa para los estudiantes de nuestra comuna” dice. Por eso fue él quien se comunicó con la fundación, y en menos de 24 horas ya lo había contactado la profesora Javiera Quiroz (28), del equipo de Difusión de La Radio Enseña. Ella está en el programa de la fundación desde 2019 y es docente en el colegio Espíritu Santo de Higueras, en Talcahuano. Es la encargada del nexo entre Enseña Chile y la mayoría de las radios que adhirieron al proyecto en las regiones de Ñuble y Biobío. La Archi también se sumó a esta iniciativa, que en los primeros días de mayo ya tenía el apoyo de 231 radios del país. “Queremos impactar a muchos estudiantes con estos programas de radio que por su dinámica ponen al alumno en el centro, como protagonista de su aprendizaje”, explica Javiera.

Un nuevo espacio para aprender

Felipe Suazo dice que a medida que ha pasado el tiempo, ha ido notando más interés de la gente por los podcast de La Radio Enseña. “Nosotros hacíamos las promociones pero ayudó mucho una noticia que apareció en el Canal 13. Ahí nuestros auditores pusieron atención en el programa”, asegura.

Nitza Medina también es parte del equipo de Difusión del proyecto. Se sumó cuando ya habían comenzado los primeros capítulos, y lo primero que hizo fue comunicarse con sus alumnos y apoderados del Liceo Politécnico de Cañete para preguntarles cuáles eran las radios más oídas por ellos. Así fue como llegó a la radio donde trabaja Felipe. “Fue muy bonito porque de inmediato dijeron que sí”, dice. Para ella, confiesa, La Radio Enseña ha sido una motivación y una ayuda para llegar a sus alumnos. “Hacer clases en contextos de tanta desigualdad a veces desanima. Elegí ser profesora porque de verdad confío en que la educación es una herramienta para cambiar las realidades. Por eso creo que abrir un nuevo espacio para aprender, ahora en la radio, puede ayudarnos a hacer una diferencia”, sentencia. Son las dos y media de la tarde. Terminó el capítulo de ciencias de La Radio Enseña. Nitza mira su reloj y empieza a tratar de conectarse con sus alumnos para averiguar qué les pareció el programa.

Héctor Muñoz.

El norte de la Fundación Enseña Chile es trabajar para que los niños reciban una educación de calidad. Y lo hacen mediante un programa de liderazgo colectivo al que se integran profesionales de distintas áreas que durante dos años trabajan como profesores en colegios con altos índices de vulnerabilidad escolar.

Actualmente están presentes en 10 regiones, con 231 profesores. A ellos les antecedieron 10 generaciones, que dieron 593 egresados al programa.

Actualmente, en las regiones de Ñuble y Biobío hay 14 de sus profesores trabajando en 11 establecimientos educacionales ubicados entre San Carlos y Cañete.

“En Enseña Chile ponemos el corazón donde tenemos los pies, y eso es en la sala de clases, con nuestras y nuestros estudiantes”, explica María Consuelo Barrios, directora regional de Enseña Chile. Explica que la pandemia que hoy vivimos, les reveló con fuerza las brechas que se han generado en el país. “Tenemos muchísimos estudiantes sin acceso a Internet o con dificultades de conexión. Y por eso es que surge La Radio Enseña, como una respuesta para ellos y a la necesidad de conectarnos, enseñar y aprender juntos”, concluye.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES