Liv Up, la empresa que cuida y fomenta la independencia de las personas mayores

 

Recientemente llegó a Concepción para entregar servicios de compañía y apoyo para personas mayores, pero también incorpora actividades que potencian sus habilidades físicas y cognitivas.

Hace ocho años, la psicóloga Yazna Gutiérrez comenzó a estudiar los servicios que en Chile se ofrecían para el acompañamiento y apoyo de las personas mayores, tras una experiencia familiar cercana que la hizo conocer este rubro y su funcionamiento.

 “Observé que, por un lado, estas empresas todavía tenían una mirada asistencialista en su oferta de servicios, y por otro, que las familias que requerían apoyo para el cuidado de un cercano, lo buscaban prácticamente cuando estos ya no eran autovalentes”.

Hasta ese momento, su trayectoria laboral había estado ligada al área corporativa y de marketing, pero tras dar vueltas a la idea de que se podía agregar valor al rubro del apoyo y compañía de personas mayores, decidió emprender y dar forma a Liv Up, una empresa cuya oferta diferenciadora es integrar actividades que buscan prolongar y proteger su vitalidad y buen vivir. “La idea es fomentar su independencia y no limitarse a acompañar o cuidar”, aclara Yazna Gutiérrez.

Liv Up partió en Santiago, luego añadió una sucursal en Viña del Mar y, recientemente, llegó a Concepción, con un conjunto flexible de servicios que se adapta a las necesidades e intereses de sus clientes”.

 

Como primera etapa, quienes requieren el servicio son evaluados a través de un examen funcional que analiza el plano físico y cognitivo. Con ese diagnóstico se establece un plan de actividades personalizado, donde se utilizan materiales de estimulación especialmente diseñados para personas mayores, “que mayoritariamente son importados desde Europa y
Estados Unidos”.

Acompañamiento supervisado

En Concepción, Liv Up ofrece tres servicios. El primero es el acompañamiento para personas mayores autovalentes. “El objetivo es prolongar su independencia potenciando la actividad física y mental”. Son al dos tres sesiones semanales, que incluso consideran el acompañamiento a citas médicas o sociales, y el recordatorio de los horarios de sus medicamentos. “Así contribuimos a prolongar su independencia, y por medio de la actividad física y mental, retardamos el envejecimiento prematuro”, señala la gerente de Liv Up. Otro de los servicios es el cuidado de quienes perdieron la autonomía para realizar actividades básicas de la vida diaria y, el tercero, el servicio de transporte, mediante el cual los clientes son trasladados, y acompañados si así se necesitara, a distintas actividades.

Los acompañantes y cuidadoras de Liv Up también son personas mayores, lo que potencia y garantiza una mayor empatía con los clientes y, la entrega de un servicio confiable, “pues son personas muy responsables y comprometidas”, indica Yazna Gutiérrez. Ellos están asesorados por un equipo técnico, conformado por psicólogos, terapeutas ocupacionales y kinesiólogos, que se encargan de diseñar el plan de actividades para cada servicio, los que finalmente serán ejecutados por los cuidadores. “Todos son entrenados y supervisados periódicamente, pues así detectamos temas que ameritan atención para aumentar el bienestar de nuestros clientes”, finaliza Gutiérrez. Más información en www.liv-up.cl

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES