Los beneficios de una siesta en el trabajo

Businessman sleeping on laptop at desk in office

Un estudio de la Universidad de Michigan, en EE.UU., realizado en el 2015, demostró que las personas que duermen siestas de máximo 30 minutos al día se esfuerzan más y se frustran menos ante problemas difíciles que aquellos que no tienen esos espacios de descanso.

Diego Oliva, sicólogo y generalista de RR.HH. de Randstad Chile, explica que si bien aún muchos ejecutivos y compañías son conservadores con este tipo de tendencias, en el país ya hay algunas empresas que están entregando la posibilidad a sus colaboradores de tomar siestas cortas para recuperar energías. “Lo han hecho debido a los resultados positivos que han obtenido con respecto al incremento de productividad y aumento de memoria, atención y concentración que estas siestas producen en las personas”. Sí, aclara, que este tema todavía genera cierta reticencia por temas culturales y también generacionales de quienes se formaron con la idea de que el descanso y la siesta eran exclusivamente para el ámbito del hogar.

El Informe de Perspectivas de Empleo 2015, realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde), determinó que los chilenos trabajan en promedio 1.990 horas al año y 45 horas semanales. Ese cálculo ubica al país en el quinto lugar de 38 naciones con mayor cantidad de horas trabajadas. Al respecto, Diego Oliva comenta: “Una pausa para una mini siesta, una caminata para respirar aire puro o tomar un café pueden ser beneficiosos para lograr una mejor concentración, recobrar energía, disminuir el estrés y los errores”.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES