Los esfuerzos de ENAP para mantener el abastecimiento energético nacional


El plan de la estatal incluye mejoramientos en los procesos, operaciones y en la mantención de sus unidades productivas y de los edificios administrativos de su Casa Matriz y de todas sus filiales. La meta es superar el ahorro del 5% proyectado por las autoridades de Gobierno.
ENAP experimenta en forma directa  los efectos de la crisis energética, originados en las fuertes restricciones de los envíos de gas natural desde Argentina y a lo que hoy  se suma la sequía, con las consiguientes dificultades para la generación de energía eléctrica.
Ante la falta de gas natural, ENAP ha debido suministrar diesel a las Generadoras Termoeléctricas u otros combustibles alternativos como el propano o butano, para que éstas puedan operar, evitando hasta ahora, que el país se enfrente a cortes del suministro eléctrico.
Paralelamente,  ENAP es consumidora directa de gas natural en sus procesos de refinación destinados a producir el 85% de los combustibles que necesita el país y sólo entre sus Refinerías, Aconcagua y Bío Bío, en la Quinta y Octava Región respectivamente, consume más de un millón de metros cúbicos de gas natural diarios, lo que la ha obligado a sustituir el gas natural que necesita por el  petróleo diesel.

Eficiencia Energética: el ejemplo comienza en casa

Ante este escenario y en su doble condición de garante y consumidor  de energía, la Empresa inició en 2007 planes de eficiencia energética en algunas de sus filiales y  este año se sumó al Plan de Ahorro de Energía que impulsa el Gobierno.
Junto a las demás empresas del Estado y concurriendo al llamado de los Ministerios de Minería y de  Energía, ENAP dispuso un Plan de Ahorro destinado a cumplir y, en lo posible, a superar la meta de ahorro del 5% proyectado por las autoridades.
Este plan abarca  todas sus unidades productivas: Refinería Aconcagua en Concón  y  Terminal Quintero, también en  la Quinta Región; el Departamento de Almacenamiento y Oleoductos en San Fernando, Linares y Maipú, en Santiago. A ello se suman  su Refinería Bío Bío en Hualpén y  el Terminal San Vicente en la bahía del mismo nombre, en la Octava Región;  las instalaciones de Enap Magallanes, en la Duodécima Región y, finalmente, la Casa Matriz en la  Región Metropolitana.
El Plan de ENAP comprende fundamentalmente  mejoramientos  en los procesos, operaciones y en la mantención de sus unidades productivas, como también  abarca  los edificios administrativos, en su Casa Matriz y filiales. Finalmente, busca hacerse extensivo este esfuerzo a las comunidades donde se encuentran sus unidades operativas.
La eficiencia del mismo será monitoreada en función del análisis del consumo de energía registrado, antes y después de la aplicación del programa de medidas y el control operacional de los consumos en las plantas, donde se realizará mediciones y balances mensuales.

Importante ahorro en la actividad productiva

Tanto en las Refinerías como en las áreas de Almacenamiento y Terminales,  se ejecuta un conjunto de medidas en las áreas de procesos. La aplicación de las mismas significa ya un ahorro mensual de  310.000 Kilowatts hora,  equivalentes a la iluminación requerida por  20.000 viviendas de 90m2 o por  40.000 viviendas de 45m2.
Las acciones consideran un programa de reducción y optimización de luminarias y la  desconexión de focos de iluminación externa de edificios; implementación de sensores de movimiento en distintas áreas comunes y accesos, y la sustitución de luminarias interiores y exteriores por otras de mayor eficiencia y menor gasto energético.
En un ámbito más técnico se contempla  la  optimización del uso de la fuerza motriz  mediante, por ejemplo,  el reemplazo de los motores de accionamientos y cargas asociadas para que se ajusten estrictamente a la capacidad requerida y  de la calidad de energía (combinación de las variaciones en la tensión, corriente y frecuencia del sistema eléctrico), para asegurar la continuidad y la confiabilidad de operación de los sistemas y equipos de la empresa.
Un equipo de profesionales de las áreas de mantenimiento de ENAP monitorea e implementa  medidas para optimizar los sistemas de vapor, a través del uso de calderas más eficientes,  la eliminación de fugas y la recuperación de gases de las antorchas.
Junto con lo anterior se realiza un  Control Operacional de los Consumos de Energía de las Plantas tanto en hornos, calderas,  bombas, turbinas, compresores e intercambiadores de calor y se han ejecutado medidas para mejorar al máximo el uso de aire comprimido y del agua de refrigeración en los procesos de la planta.

Innovación  en Magallanes

Enap Magallanes, en la Duodécima Región, autogenera gran parte de su energía eléctrica para sus actividades de producción, transporte y proceso de los hidrocarburos, a excepción de las instalaciones administrativas ubicadas en Punta Arenas.
Es por ello que la mayor preocupación se centra en el ahorro de gas combustible y gas natural. En tal sentido y entre las medidas más novedosas se encuentra un Edificio Bioclimático, único en su tipo en la zona  y actualmente en construcción,  que por sus características permite un ahorro energético superior al 60%, respecto de otras edificaciones tradicionales.
Paralelamente y, en conjunto con la Universidad de Magallanes, se desarrolla un proyecto para implementar energía eólica en redes de suministro eléctrico que permita reemplazar  el uso de energía térmica, que consume gas natural. Para cumplir con lo anterior se está estudiando una aplicación piloto en instalaciones del Campamento Posesión y se están recabando antecedentes a través de mediciones de viento, tanto en Continente (Cabo Negro y Batería Daniel Central), como  en Tierra del Fuego (Cerro Sombrero, Batería Catalina y Pozo Fresia).
En los yacimientos de hidrocarburos  de ENAP se han desarrollado ensayos con sistemas de extracción artificial de crudo, más eficientes, como es el uso de bomba de cavidades progresivas o PCP, sistema  de Plunger Lift y recirculación de gas, cuya eficiencia energética es hasta 60% superior a las presentadas  por las bombas electro sumergibles.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES