Los misterios de la fibromialgia

Hace 25 años, la Organización Mundial de la Salud reconoció a la fibromialgia como una enfermedad. Sin embargo, en todo este tiempo aún no se ha logrado dar con sus causas específicas. Se habla de que en su aparición influirían diferentes factores. Algunos serían genéticos, otros hormonales, el mal funcionamiento del sistema nervioso central o endocrino, respuestas patológicas ante el estrés y hasta un desequilibrio en los neurotransmisores que provocaría una percepción anómala de los estímulos sensoriales. De esta manera, la presión, el calor, el frío o la vibración serían percibidos como estímulos dolorosos

La incertidumbre referente a su origen y el hecho de que no exista un examen específico que la detecte, como sucede con otras patologías, hace que quienes la padecen permanezcan bastante tiempo buscando respuestas en distintas especialidades médicas antes de lograr un diagnóstico definitivo. Sin embargo, si hay algo en que ya están de acuerdo los especialistas, es que si un dolor permanece por más de tres meses en varias zonas del cuerpo, y se acompaña de otros síntomas, como colon o vejiga irritable, disfunción temporomandibular, depresión y trastornos del sueño, podría ser una advertencia que debería al menos motivar una consulta a un profesional de la salud.

Y aunque en Chile no hay un catastro que determine su prevalencia, las cifras a nivel global establecen que un 6.6 % de la población mundial la padece, y que ésta afecta principalmente a mujeres mayores de 40 años, en proporción de 9 a 1 respecto de los hombres.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES