Los nuevos aires de las Instituciones Santo Tomás

SantoTomas-EXT-2.jpgLa llegada de nuevos socios controladores a la Corporación trajo consigo una renovada estrategia de crecimiento para las instituciones Santo Tomás, tanto en el desarrollo de carreras como en la reactivación de proyectos de infraestructura, sobre todo para la ampliación de sedes. En Concepción este plan incluye la construcción de una torre de 7 mil metros cuadrados, la apertura de más programas de pregrado y el potenciamiento de la jornada vespertina.
En agosto pasado, la dupla conformada por el Grupo Hurtado Vicuña (controladores de Entel y de Pucobre) y el Fondo Linzor Capital se transformó en accionista mayoritaria de la Corporación Santo Tomás. Adquirieron cerca del 57% de la propiedad de la que hasta esa fecha era controlada por la Familia Rocha, de los cuales una parte se mantiene como accionistas tras la venta, pero en condición de socios minoritarios.
El cambio en la estructura societaria de la Corporación no trajo consigo modificaciones que alteraran la misión ni el sello valórico de las instituciones Santo Tomás. Por el contrario, una de las primeras decisiones de su nuevo directorio -ahora presidido por el líder del Grupo Hurtado Vicuña, el empresario Juan Hurtado- fue la validación de este proyecto educativo que promueve la educación como una fuente de movilidad social ascendente cruzada transversalmente por una formación humanista cristiana.
Este reconocimiento que hicieron los nuevos controladores fue acompañado del anuncio de un plan de inversión en infraestructura que permitiría aumentar al menos en 50% el patrimonio de Santo Tomás.
Aunque aun el monto total del plan no está especificado, se habla de que éste sobrepasaría los 60 millones de dólares. Parte de esta inversión permitirá reactivar una serie de proyectos a nivel nacional que se mantenían en carpeta, entre ellos la construcción de edificios en sedes que requerían un incremento de su infraestructura para albergar el crecimiento natural del número de estudiantes de las carreras que imparten, pero también la matrícula de los programas de pregrado que comenzarán a dictar en el 2010.
La construcción de la segunda etapa de la sede Concepción es parte de este plan de infraestructura, explicó el Rector de Santo Tomás Concepción, Roger Sepúlveda. El próximo año se iniciaría la construcción de un edificio de 7 mil metros cuadrados, torre que estará ubicada junto a la sede central, en la avenida Prat. “Prácticamente duplicaremos nuestra infraestructura para acoger el crecimiento, estimado entre 40 ó 50%, que tendremos en los próximos 5 años”, agrega Sepúlveda.
Esto porque entre los planes de la Corporación está el aumento de la oferta académica a través del fortalecimiento de nuevas áreas, como la Informática y la Administración, con énfasis en la apertura de programas en la jornada vespertina, potenciando además la modalidad semipresencial, dirigida preferentemente hacia trabajadores.
“Las instalaciones del nuevo edificio serán habilitadas para salas de clases y laboratorios. Pero también centralizaremos en esta torre toda el área administrativa, que hoy está repartida en dos edificios, nuestra actividad académica y traladaremos parte del trabajo que se realiza en el edifico de Barros Arana con Angol”, detalla el Rector de la Sede Concepción.
Los espacios de vinculación con la sociedad que a través de sus carreras han creado las instituciones Santo Tomás en Concepción y su intercomuna, como el Centro de Atención Psicológica, el Laboratorio Odontológico, la Clínica Kinésica y Podológica; serán potenciados y complementados en este nuevo edificio con otras dependencias ligadas a la psicomotricidad y a espacios abiertos para la sociedad penquista, de manera de “hacerlos más cercanos a la comunidad, mejorando su acceso y administración”, asegura Roger Sepúlveda.
La apertura de más carreras es otro de los objetivos propuestos para los próximos años. En el caso de la Sede Concepción, como advierte su Rector, este crecimiento seguirá siendo pertinente a los requerimientos de la realidad productiva regional. “Si el año pasado crecimos en 10 carreras, el desarrollo en el largo plazo nos exije ser responsables y cautelosos, y por ello nuestro incremento irá, sobre todo en el caso de Instituto Profesional, por replicar programas que ya ofrecemos en la jornada diurna y en el régimen vespertino”, señala.

Nueva política de Recursos Humanos

Otro de los lineamientos entregados por la nueva sociedad es una política de desarrollo del Área de Recursos Humanos que a nivel nacional permitirá promover dentro de la Corporación temas como la carrera funcionaria, retención de talentos, homologación de cargos, entre otros.
“Decir a nuestros colaboradores ‘Usted está acá pero tiene todo este circuito por delante’ sin duda nos ayudará a potenciar el recurso humano dentro de la institución. En 8 años hemos crecido hasta tres veces y con la llegada de los nuevos accionistas, quienes traen una visión de empresa, pretendemos potenciar el área de recursos humanos que siempre aparece como un elemento que mejorar en los procesos de acreditaciones de las instituciones de pregrado, no sólo de las nuestras, sino que de la educación superior en general”, explica.

RSU, el sello distintivo

La vinculación social es parte de la misión de la Corporación Santo Tomás. Por eso a través de sus instituciones de pregrado se han creado instancias que favorecen el acercamiento temprano de sus estudiantes con la realidad de su comunidad, enfatizándose de parte de sus tutores y profesores una especial sintonía con las personas más necesitadas de la sociedad.
“El 2008 fue un año particularmente prolífico desde la perspectiva de la vinculación institucional, ya que suscribimos más de 60 convenios. Muchos de ellos permiten a nuestros alumnos insertarse en centros de práctica respaldados por esta casa de estudios, otros en tanto nos han permitido desarrollar importantes proyectos de integración con la sociedad o colaborar con otras instituciones o empresas en pos de objetivos compartidos como el Hogar de Cristo, Coanil, Fonadis, María Ayuda y los municipios de Concepción y de Talcahuano, por mencionar algunos”, comentó Sepúlveda.
Así por ejemplo, la sede penquista, en conjunto con la Municipalidad de Concepción desarrolló un programa de rehabilitación oral que sólo el año 2008 atendió a más de 600 personas de escasos recursos en la confección de prótesis dentales.
La misma dinámica ocupa el Centro de Atención Psicológica de la Universidad donde sus alumnos de los últimos años de la carrera de Psicología, supervisados por sus profesores, atienden un promedio anual de 350 pacientes al año, derivados de los convenios suscritos con juntas de vecinos locales, con el municipio penquista y, próximamente, con la Municipalidad de Talcahuano, con quien firmarán un acuerdo de cooperación en este ámbito.
La Clínica Veterinaria de la UST, cuyas instalaciones (una Clínica Mayor y una Clínica Menor) funcionan en la comuna de Coronel, es otra instancia de vinculación con la comunidad que además sirve de campo clínico para los alumnos de esa carrera. Este trabajo, según cuenta Roger Sepúlveda, se potenciará con la construcción de una granja interactiva, fruto de un nuevo convenio con la Municipalidad de Concepción.
Estos centros sirvieron como base a la Sede Concepción en el proyecto de Responsabilidad Social Universitaria que es apoyado con la introducción de este curso como una asignatura transversal en las mallas curriculares de todas las carreras de la institución.
“Nuestra misión nos invita fomentar la Responsabilidad Social como un elemento diferenciador en el desempeño de nuestros futuros profesionales. Por ello a fines de 2007 la Corporación dio inicio a un proyecto de Responsabilidad Social Universitaria que es desarrollado autónomamente por cada una de las sedes”, agrega el Rector.
Se trata de una instancia que implica organizar estos modos de realizar la vinculación que permita tener efectos medibles en el tiempo y así consolidar todas las actividades de colaboración con la comunidad que ya se realizaban.
“A través de esta política de RSU pretendemos aumentar la sensibilidad social de nuestros estudiantes, quienes el día de mañana van a ser profesionales que tienen que ver en cada persona a alguien a quien servir más allá de su nivel económico o del poder que puedan detentar. Pretendemos que nuestros alumnos sientan esa pasión, esa vocación por ayudar. Así no sólo estaremos cumpliendo con nuestra misión, sino que además como institución lograremos contribuir de una manera responsable al desarrollo regional y nacional”.
Este año la institución debutó con su reporte RSU 2009. Un ejercicio que les permitió evaluar este primer año de funcionamiento y que será un apronte para avanzar en el camino de hacerlo bajo las normas estandarizadas internacionales y así dar cuenta a la sociedad de su compromiso constante con la comunidad.

CREA Empleo

En mayo de este año la Sede Concepción de Santo Tomás inició el proyecto CREA Empleo, una iniciativa que había comenzado el 2008 en Santiago y Viña del Mar, que fomenta la inserción laboral de los estudiantes mientras realizan su formación de pregrado, permitiéndoles acceder a una fuente de ingreso adicional a la de su familia y también un primer e importante acercamiento al mundo del trabajo.
El Director de Asuntos Estudiantiles de Santo Tomás Concepción, Renato Ríos, es quien dirige esta iniciativa. A su juicio, estos primeros tres meses de funcionamiento han demostrado el éxito del proyecto, fundamentado en el número de inscritos en la bolsa que ya suma 500 alumnos, de una matrícula total de 4.000. “Hasta el momento tenemos cerca de 70 estudiantes trabajando en empresas con las que la Corporación ha suscrito convenios, en jornadas que son compatibles con sus estudios y su vida universitaria”, señala Renato Ríos.
Elsa Lavín es la encargada de generar los vínculos de la institución con el mundo empresarial. Para ella, este proyecto es una bolsa de trabajo que ha incorporado nuevos elementos que garantizarían una inserción laboral exitosa de los jóvenes. “A diferencia de otras instancias similares nosotros preparamos a nuestros alumnos antes de enviarlos a las empresas. Desde las empresas nos envían los requerimientos y el perfil del estudiante y nosotros nos encargamos de difundir la oferta, pero también seleccionamos a través de entrevistas y currículum a los postulantes que se adecuan a las necesidades planteadas”, plantea Elsa Lavín.
Este proceso se complementa con una inducción que realiza CREA Empleo a los seleccionados donde se les explica en qué consistirá su trabajo y se les entregan nociones de la empresa o industria donde laborará. Renato Ríos agrega que a esta preparación se suma las capacitaciones semestrales que reciben los jóvenes sobre técnicas para enfrentar una entrevista laboral, trabajo en equipo, elaboración de currículos, entre otros, que está dirigido a todos los interesados como una forma de mejorar sus competencias y habilidades.

Lo nuevo en pregrado

Terapia Ocupacional y Relaciones Públicas serán las dos nuevas carreras que abrirá el 2010 la Universidad Santo Tomás. En tanto, el Instituto Profesional y el Centro de Formación Técnica ampliarán su oferta en la jornada vespertina con las carreras de Ingeniería de Ejecución en Informática, Prevención de Riesgos, Técnico en Educación Especial, Técnico en Trabajo Social, Técnico en Educación Parvularia y Técnico en Plataformas Informáticas.
En la modalidad semipresencial vespertina, dirigida preferentemente a trabajadores, se unirán a la carrera de Contador Auditor -que se comenzó a dictar en el 2009- la Ingeniería en Prevención de Riesgos y Preparador Físico. Estos tres últimos programas son parte de un proyecto que a nivel nacional promueve la Corporación para hacer más asequible la formación superior para los trabajadores, repartiendo su carga académica entre clases en el aula y trabajos en la intranet.
Lo que se hace en esta modalidad educativa, explica el Director Académico del Instituto Profesional y del Centro de Formación Técnica Santo Tomás, Ricardo Neira, es aprovechar las competencias que estos estudiantes traen desde el mundo del trabajo y que los ubica a un nivel distinto y más avanzado que el de los alumnos que recién egresan de la enseñanza secundaria.
La idea, recalca el directivo, es desarrollar a futuro nuevos planes para que un mayor número de carreras puedan ser dictadas en régimen semipresencial, como una manera de abrir la oferta para trabajadores que quieren completar o complementar su formación superior.
El crecimiento en las áreas de Administración y de Tecnología también forma parte del Plan Estratégico de la Sede Concepción. “Tenemos como prioridad fortalecer estas dos áreas que para nosotros en Concepción son relativamente nuevas. Este año iniciamos los programas de Técnico e Ingeniería de Ejecución en Administración, en jornadas diurna y vespertina y Contador Auditor en jornada vespertina. Con esa misión estamos trabajando para que en un plazo de cinco años podamos consolidarnos, como ya lo hicimos antes con las carreras de las áreas de Educación y Salud”, señala Felipe Toloza, Director de la Escuela de Administración.
Este trabajo permitirá que próximamente la Universidad comience a dictar la carrera de Ingeniería Comercial, repitiendo la dinámica que ha caracterizado a esta Sede de consolidar sus áreas técnicas y profesionales que mantienen la pirámide laboral que se repite en los países desarrollados, con una potente base de técnicos.
El mismo crecimiento se espera para el área de Tecnología que ya partió hace 5 años con la carrera de Técnico en Sistemas Informáticos. “Con este programa nos fue bastante bien, tuvimos una buena inserción laboral, una muy buena referencia respecto de los centros de práctica y de los actuales empleadores y también decidimos aumentar el crecimiento hacia la Ingeniería de Ejecución en Informática en jornada diurna -que partió este año- y el Técnico Programador Analista. Para el 2010 pensamos seguir creciendo con la carrera de Técnico en Plataformas Informáticas y la Ingeniería de Ejecución en Informática en jornada vespertina”, agrega Ricardo Neira.
Toda esta formación está cruzada por los valores del humanismo cristiano y pensada para entregar una efectiva empleabilidad en el mercado laboral regional.

O’Higgins 680, 4° piso, Oficina 401, Concepción, Región del Biobío, Chile.
Teléfono: (41) 2861577.

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES